Breves
La sorpresa de los padres es que al llegar a Buenos Aires les dijeron que no había ninguna cirugía programada para el nene y lo mandaron de vuelta a casa.
La sorpresa de los padres es que al llegar a Buenos Aires les dijeron que no había ninguna cirugía programada para el nene y lo mandaron de vuelta a casa.

Niegan atención a niño derivado en hospital Garrahan

Lo denunció la madre del menor quien tenía la autorización de derivación y atención en el Hospital de Niños en Buenos Aires por parte de un médico del Hospital Regional Ushuaia. “El problema para mí fue el médico de Ushuaia que no tuvo la comunicación con el Hospital Garrahan como me dijo que lo había tenido”, entendió la mamá. “Ninguna de las dos veces que fuimos al hospital Garrahan nos atendieron como corresponde. A eso hay que agregarle que fuimos a buscar ayuda a la Casa de Tierra del Fuego pero nos enteramos de que se encuentra cerrada” y “no sabía dónde hospedarme”. Hoy, los profesionales que atendieron a Calogero, no responden los mensajes de Valeria La Spada y ahora la joven mamá no sabe dónde recurrir para que atiendan a su nene.

Ushuaia.- Aunque la historia parece irreal, a Calogero Aaron González, un nene de 9 años quien presenta Miopatía Visceral, fue derivado desde el Hospital de Ushuaia al Garrahan de Buenos Aires para ser intervenido. La sorpresa de los padres es que al llegar a Buenos Aires les dijeron que no había ninguna cirugía programada para el nene y lo mandaron de vuelta a casa.

Según relató su mamá Radio Provincia de Ushuaia, el niño fue atendido en el Hospital de Ushuaia desde donde recibió una derivación para que sea intervenido en el hospital Garrahan. Luego de los trámites de rigor, los padres llegaron con Calogero a Buenos Aires. La sorpresa fue que cuando fueron al Garrahan, les dijeron que no había ninguna intervención programada para Calogero Aarón González por lo que, luego de una semana sin atención, lo mandaron de vuelta a Ushuaia sin haberlo atendido.

Valeria La Spada, su mamá, contó que aún se encuentran en Buenos Aires. “Se comunicó conmigo el Dr. Ariel Ponesa, quien es el cirujano que atendía a mi hijo en Ushuaia, y me dijo que había conseguido la derivación para la operación de Calo (Calogero) en el Garrahan de Buenos Aires porque el Hospital Regional Ushuaia no estaba en condiciones para llevar adelante la intervención. Me dijo que supuestamente el miércoles a primera hora lo iba a atender la Dra. Roca y el jueves lo iba a ver el Dr. Di Benedetto, médico quirúrgico, para ser operado”.

 

La historia

 

Calogero vive en Tolhuin donde sus padres Valeria La Spada y Pedro González recurrentemente debían hacer atenderlo por el problema gastrointestinal del nene. Sin soluciones y luego de mucho tiempo, llegó un punto tal en que ‘Calo’ vomitó materia fecal por lo que sus padres decidieron trasladarlo de urgencia al Hospital de Río Grande donde se sugirió que sea atendido en Ushuaia por el Gastroenterólogo Ariel Ponesa quien trabaja en el Hospital de la capital fueguina.

Según el relato de sus padres, una vez que el Dr., Ponesa conoció la historia clínica de Calogero, indicó que al nene debían intervenirlo en un centro de mayor complejidad por lo que lo derivó al hospital Garrahan para que sea atendido por la Dra., Roca el miércoles 13 de enero.

Ya en Buenos Aires, Calogero junto a sus padres se presentaron a las 07:00 en el Hospital Garrahan para ser atendidos por la Dra. Roca, además de hacer el vaciamiento correspondiente y el pre quirúrgico. La sorpresa fue que otra médica les comunicó que la Dra. Roca no los había citado en ningún momento pero que atenderían a Calogero el jueves 15 junto con el Dr. Di Benedetto.

La sorpresa fue que a primera hora del miércoles cuando se presentaron en el Garrahan para que se haga el vaciamiento de vientre, el pre quirúrgico y la internación. “Me presenté a las 7 de la mañana; recién al mediodía me atendió otra doctora, diciéndome que la Dra. Roca no me había citado en ningún momento y que vería a mi nene el jueves junto con otro médico”.

El jueves, nuevamente la familia se presentó a las 07:00 en el Garrahan. “En esa oportunidad sí nos recibió el Dr. Di Benedetto pero sólo nos dio una fecha para hacer una cirugía para el 25 de febrero”. La mamá se manifestó sorprendida y le consultó al Doctor que por qué no le hacía la cirugía ese mismo día a lo que el Galeno le respondió que no le dará un turno sin hacer un pre quirúrgico y los exámenes de rigor, por lo que insistió en hacerle una cirugía el 25 de febrero son contemplar que la familia había viajado desde Tierra del Fuego y con una derivación desde el Hospital de Ushuaia.

“A Calogero no lo revisaron, no lo vaciaron y no lo atendieron, sólo nos atendieron para darnos una nueva fecha para una cirugía”, se quejó Valeria.

La madre desesperada explicó que su hijo aún se encuentra con mucha materia fecal en su organismo por lo que debe ser atendido de manera urgente. Tampoco le practicaron el vaciamiento necesario y no le cambiaron la sonda que tiene.

 

Falta de comunicación

 

Valeria, la mamá de Calogero entendió que el problema comenzó en Ushuaia. “En el hospital de Ushuaia me mandaron a Buenos Aires con una supuesta derivación y resulta que acá en el Garrahan nadie sabía nada. Creo que hay una falta de comunicación muy importante”.

Valeria señaló que la derivación fue gestionada por una prestadora de nombre Marcela que me dijo que ella trabaja en “Prestaciones médicas” del Gobierno de la provincia. “Esa mujer me dijo que cuando lleguemos a Ezeiza, nos dirigiéramos a la Casa de Tierra del Fuego que era el lugar donde nos solucionarían el problema del alojamiento pero resulta que la Casa de Tierra del fuego está cerrada”.

Por otra parte contó que en ninguna de las dos veces que fuimos al hospital Garrahan nos atendieron como corresponde. A eso hay que agregarle que fuimos a buscar ayuda a la Casa de Tierra del Fuego pero nos enteramos de que se encuentra cerrada” y “no sabía dónde hospedarme”.

 

Obstrucción intestina

 

La miopatía visceral pertenece a un grupo de entidades clínicas caracterizadas por deficiencia en la motilidad intestinal y representa la causa más común de pseudo obstrucción intestinal primaria y su forma de presentación inicial puede semejar un cuadro de atresia intestinal.

Hoy, los profesionales que atendieron a Calogero, no responden los mensajes de Valeria La Spada y ahora la joven mamá no sabe dónde recurrir para que atiendan a su nene.