Breves
La senadora Miriam Boyadjián dialogó con FM La Isla sobre la decisión de acompañar un presupuesto de ajuste, como parte del interbloque Cambiemos, priorizando la necesidad de consensos en un contexto límite en el que sobrevuela el helicóptero, y la salida anticipada de Macri.
La senadora Miriam Boyadjián dialogó con FM La Isla sobre la decisión de acompañar un presupuesto de ajuste, como parte del interbloque Cambiemos, priorizando la necesidad de consensos en un contexto límite en el que sobrevuela el helicóptero, y la salida anticipada de Macri.

“Nadie quiere el helicóptero, porque es muy triste para una nación

Como miembro del interbloque Cambiemos, la senadora se identificó como parte de la “oposición responsable que no quiere el helicóptero”. La decisión de acompañar un presupuesto de ajuste tiene un objetivo claro, que es evitar la crisis política de una salida anticipada y sostener al presidente Macri hasta el final de su mandato. La senadora Boyadjián espera que, además de ajuste, en el presupuesto se pueda discutir un modelo de desarrollo y estímulo para la producción, aunque prevé más asistencialismo para contener una demanda social cada vez mayor por la profundización de la pobreza. Informó sobre su reclamo en el Senado de una ayuda de YPF “para no seguir con la suba de los combustibles, que impacta en la cadena de costos de cualquier producción”, subrayó.

Río Grande.- La senadora Miriam Boyadjián dialogó con FM La Isla sobre la decisión de acompañar un presupuesto de ajuste, como parte del interbloque Cambiemos, priorizando la necesidad de consensos en un contexto límite en el que sobrevuela el helicóptero, y la salida anticipada de Macri.

Boyadjián dijo que espera “que cada provincia pueda amortiguar la crisis que estamos pasando, porque hay una necesidad tremenda y, cuando el dólar toma el valor que tomó, los que pagan el precio son los sectores más vulnerables”.

“La verdad este valor del dólar no lo podría haber imaginado, en el presupuesto no tenía ese valor, y esto va a impactar totalmente en la inflación, que no logra bajarse. Creo que el dólar va a estar en casi 40 pesos en el presupuesto y más que nunca hoy los gobernadores y los ministros de economía tienen que evaluar esto. El martes tienen la reunión con el presidente de la nación y estamos atentos a eso. Los senadores defendemos a nuestras provincias para que no haya recortes en cada una de las regiones y, de hecho, el miércoles bajamos al recinto por la situación de la zona desfavorable”, dijo de la sesión que no logró quórum.

“Tiene que haber un acuerdo, un consenso, para buscar la forma de que el presupuesto sea resultado de un acuerdo político en favor de todos los sectores. La oposición quiere también un acuerdo, no por el presidente Macri ni por el gobierno de turno, sino por el país. Lo que suceda ahora va a tener una repercusión por muchos años”, advirtió la parlamentaria.

“Queremos una nación con crecimiento y una situación más favorable para los que están sufriendo el ajuste que les está viniendo con todo, incluso para nosotros, los que tenemos trabajo, la clase media, que hoy vamos al supermercado y vemos los precios. Queremos que se pueda conseguir un presupuesto de consenso que ayude a sostener el país de acá a fin de año y en el 2019, y ver cómo se puede impulsar al minorista, a la pyme, al sector de los trabajadores; buscar acuerdos paritarios que el comerciante pueda pagar y que a la vez el empleado pueda sostener la canasta familiar y lo que necesita para vivir dignamente. Esto significa sacrificar posiciones por parte de todos los referentes”, planteó.

 

Sin desarrollo

 

Se le preguntó, en base a estas pautas que no están en el presupuesto, cómo crecer cuando solamente el horizonte plantea ajuste y más recesión. “Tenemos que definir cuál es el modelo, porque hay una crisis muy grande y esto no se cambia de un día para otro, por más achique que haga el estado. Hay que dar una demostración de que se quiere trabajar para todos los sectores, para la matriz económica, para el campo, para que la industria pueda diversificarse, y hay que dar un impulso al sector de la mediana empresa, del pequeño comerciante, y buscar la forma de mejorar el sistema laboral para que se generen más fuentes de trabajo. El consumo se da cuando la gente tiene un trabajo y cobra su sueldo. Hay que mejorar la situación para los sectores que hoy están pagando muchísimo de impuestos, promocionar desde el estado otras inversiones y diversificar una matriz que no está explotada para poder exportar. Esto va mucho más allá de los cambios en los ministerios”, subrayó.

Para la senadora, el achique de ministerios “fue una forma de demostrar que todo se achica y también el gobierno nacional, comenzando por casa, con un déficit público muy alto. Esto puede ser un ejemplo”, barajó.

Sin embargo, se le indicó que cerca del 70% rechaza las políticas nacionales: “Más allá de las encuestas, nuestro país tiene una pobreza estructural muy grande. Esto no es de ahora, viene desde hace décadas. Más allá de la corrida de ahora, como estado vivimos con un gasto fiscal muy alto. Si ese gasto no se ordena, la situación no cambia. No es dar el pescado”, dijo.

Igualmente la senadora tuvo que reconocer que los mismos que condenaban el asistencialismo lo van a tener que reforzar: “Los subsidios hoy van a tener que seguir, por eso se aumentó la AUH y se siguen sosteniendo los sectores más vulnerables, pero tenemos que ver cuál es el modelo que queremos y buscar un punto de salida la oposición y el gobierno”, reiteró.

Dado que para este gobierno la única salida es el ajuste, expuso que “el diagnóstico está, hay un déficit fiscal muy alto, un gasto social y fiscal extraordinario. Hay que ayudar a través de la obra pública, los emprendimientos público-privados, a través de dar impulso a los emprendedores con préstamos blandos a las pymes. Toda esa discusión se va a poner en la mesa en el debate del presupuesto”, aseveró.

 

La “oposición seria”

 

Lo cierto es que el gobierno va en sentido contrario de estos postulados, con tasas del 60%, una desindustrialización generada por la apertura de importaciones, y un gasto social que sigue aumentando porque la gente no tiene para comer: “El presupuesto nacional va a tener que salir del consenso en conjunto con una oposición seria, que no quiere el helicóptero. Nadie quiere el helicóptero porque es muy triste para una nación. Todos miramos hacia el futuro y dentro de este consenso se van a tener que plantear políticas de estado fuertes para sostener no tan sólo estos seis meses que dicen que va a haber recesión. Tenemos que hablar de cómo bajar el nivel de inflación, cómo puede empezar a generarse el nivel de crecimiento que necesitamos y planificar desde las cuentas nacionales, provinciales y municipales”, dijo.

“Desde todo ámbito tiene que darse el ejemplo e incluso desde la política. Vamos a achicarnos nosotros primero para después darle a los que más necesitan y ayudar a los que pueden emprender y generar fuentes de trabajo”, expresó.

La senadora dio cuenta del trabajo coordinado que viene realizando con la gobernadora Bertone. “Si la gobernadora no me llama, la llamo yo pero trato siempre de trabajar en conjunto. Acá no hay partidos políticos, acá todos defendemos nuestras fuentes de trabajo, en este caso nosotros que vivimos sobre todo en Río Grande de la industria electrónica, tenemos que tener esa necesidad de trabajar en consensos y avanzar con alternativas para ver de qué forma sostenemos nuestras fuentes de trabajo”.

“Hace poco tiempo hablé con Hellemeyer -presidente de AFARTE-, muy preocupada por los indicadores negativos de la actividad, y hay que buscar la forma de acompañar a la gente que hoy está sufriendo porque el escenario se complica con lo que ha pasado con el dólar. Hoy necesitamos trabajar todos en conjunto, porque esto golpea de lleno la estructura de costos. También ocurre con el combustible y con las tarifas. Yo planteé en el Senado que por lo menos YPF tendría que dar una ayuda, una demostración. La suba no se puede seguir dando porque sabemos que, si aumenta el combustible, nuestros precios aumentan automáticamente. Esto es como el dólar y desde ahí tiene que haber una alternativa para tener un efecto positivo dentro de todo este cuadro negativo”, reclamó.

 

Recorte a las asignaciones

 

Dado que los diputados se van a reunir el miércoles para tratar el adicional por zona en las asignaciones familiares y se va a intentar repetir la reunión en el Senado, sin fecha todavía, la senadora comprometió su presencia en la sesión. “El otro día habíamos solicitado una sesión pública especial por todos los recortes en jubilaciones y pensiones, el coeficiente de zona en asignaciones familiares. Esto se suspendió por decreto y no creo que vayan a hacer el recorte. Muchas veces se siguen incrementando esas voces, pero tenemos que ser cautos. Creo que el gobierno dentro de sus errores está haciendo lo suyo y todos estamos peleando por nuestras provincias. Yo soy del MPF, estoy interbloqueada con el oficialismo con cinco partidos provinciales, pero desde nuestro lugar, lo primero es defender a nuestra provincia. Obviamente yo bajé al recinto, como bajó el senador Ojeda. La sesión no se dio por falta de quórum y, si el miércoles próximo vuelven a llamar, ahí voy a estar”, concluyó.