Breves
Por primera vez en conjunto tras febriles negociaciones bilaterales con los gobernadores, la Casa Rosada recibirá el jueves a las 13 horas a los 24 ministros de Economía de las provincias y de CABA, en plan de intentar avanzar, en medio de un complejo escenario financiero y económico, en consensos para definir la letra chica del Presupuesto 2019.
Por primera vez en conjunto tras febriles negociaciones bilaterales con los gobernadores, la Casa Rosada recibirá el jueves a las 13 horas a los 24 ministros de Economía de las provincias y de CABA, en plan de intentar avanzar, en medio de un complejo escenario financiero y económico, en consensos para definir la letra chica del Presupuesto 2019.

Nación convocó a los Ministros de Economía de los 24 distritos

Los ministros de Economía de las 24 provincias fueron convocados para este jueves a una nueva reunión en la Casa Rosada. El Gobierno nacional ve complicada la negociación con las provincias para acordar una baja del déficit fiscal del 2,7% al 1,3% el próximo año, donde desde Nación se busca consensuar el ajuste post FMI de 100 mil millones de pesos que deben aportar los gobernadores. A esto se le debe sumar el fin del Fondo Sojero,  la puja por subsidios al transporte, y una eventual quita en beneficios en energía.

Río Grande.- Por primera vez en conjunto tras febriles negociaciones bilaterales con los gobernadores, la Casa Rosada recibirá el jueves a las 13 horas a los 24 ministros de Economía de las provincias y de CABA, en plan de intentar avanzar, en medio de un complejo escenario financiero y económico, en consensos para definir la letra chica del Presupuesto 2019, que deberá contener un ajuste post FMI de los mandatarios por unos $100 mil millones.

En medio de los esfuerzos en ambas veredas por alcanzar esa meta, en las últimas horas Nación y provincias exploran avanzar en una incómoda poda sobre la tarifa social de energía. «Las opciones son o que la paguen las provincias, o que se elimine, como en el caso del transporte», revelaron desde un Ejecutivo.

Herméticos, desde despachos nacionales aseguraron que el jueves trabajarán “sobre las contrapropuestas de las provincias, el calibre de las negociaciones es bueno, porque si no ni los convocamos ni vienen”, señalaron, respecto de una cumbre que tendrá como anfitriones a Alejandro Caldarelli y Paulino Caballero (por el Ministerio del Interior) y Rodrigo Pena (por Hacienda).

Por todo esto, y en medio de la tensión que generó la eliminación abrupta del Fondo Soja, el Gobierno Nacional vuelve a convocar a los 24 ministros de Economía de las provincias a un encuentro este jueves en la Casa Rosada. Busca lograr un acuerdo por el Presupuesto 2019, que deberá contener un recorte de $ 300 mil millones.

El enojo por la decisión unilateral, vía DNU, de eliminar el Fondo Federal Solidario (conocido como Fondo Soja), adelantando el ajuste que se estaba consensuando con las provincias, es común en prácticamente todas las provincias. En ese contexto, a las reuniones con los ministros de Economía, en forma separada o grupalmente, ahora el Gobierno vuelve al ruedo buscando acordar el resto del recorte que se debe hacer para 2019 y con ello el apoyo parlamentario que necesita para aprobar el Presupuesto 2019. Esta vez sería con la totalidad de los jefes de las carteras de Hacienda.

Hasta el momento, la estrategia de Nación había sido discutir los recortes de modo bilateral, distrito por distrito o por grupos, reuniéndose con la mayoría de los gobernadores o sus enviados. En el caso de Santa Cruz, siempre fue con el ministro de Economía, Ignacio Perincioli.

 

Objetivo concreto: 100.000 millones lo deberán aportar las provincias

 

El objetivo grueso es concreto, del recorte de 300.000 millones de pesos que se requiere el año próximo para cumplir con el déficit de 1,3% acordado con el FMI, 100.000 millones lo deben hacer las provincias.

El Gobierno ya decidió unilateralmente sobre un cuarto de ese ajuste, al adelantar el recorte del Fondo de la Soja (unos 26 mil millones para 2019).

Esa decisión no sólo cayó mal y generó quejas públicas, sino la determinación de algunas provincias -como Santa Cruz- de acudir a la Justicia para revertir el decreto. El mismo jueves que los ministros irán a la Rosada a debatir los números, fiscales de Estado provinciales se reunirán para unificar una eventual presentación (ver nota aparte).

Aunque los encuentros mano a mano seguirán, Frigerio, por caso, se verá este lunes con el gobernador de Misiones, Hugo Passalacqua, la convocatoria plural para el jueves busca amortiguar el malestar opositor y encaminarse a un acuerdo.

“Las provincias van a presentar las contrapropuestas, donde unos 10 ministros habían pedido reunión y decidimos ampliar y convocar a todos, están convocados los 24 ministros de Economía provinciales, que se reunirán con los secretarios de Hacienda y de Provincias y Municipios de Nación, Rodrigo Pena y Alejandro Caldarelli, y el subsecretario de Relaciones con las Provincias, Paulino Caballero”, confirmó una fuente oficial a los diarios porteños.

Sin embargo, el ministro Perincioli confirmó a La Opinión Austral que aún no recibió dicha convocatoria.

Desde Nación, también pretenden discutir la eliminación de subsidios al transporte, con fuerte impacto en el área metropolitana y casi ínfimo en Santa Cruz, ya que sólo Caleta Olivia y Río Gallegos tienen este servicio.

En medio de la incertidumbre y los números negativos de la economía, el Gobierno busca asegurar que cumplirá con la agenda de pagos comprometidos, en tanto que el crédito en el exterior está cortado para los países emergentes como Argentina y, por lo tanto, no hay “Plan B”.

Pero alcanzar un acuerdo con los gobernadores por el presupuesto, que después deberá refrendar el Congreso, no será fácil.

“Es una negociación compleja, en el medio de un contexto económico difícil”, reconocen, pero advierten que la aprobación “sería una gran señal de confianza a los mercados, a los inversores y al mundo.

Las provincias tienen que salir a emitir deuda al mercado voluntario y para eso hay que bajar las tasas y bajar el riesgo país, la sanción del presupuesto es una herramienta central para alcanzar esas metas”.