Breves
El secretario general de la UOCRA Julio Ramírez hizo severas advertencias por Radio Provincia a la vicegobernadora electa Mónica Urquiza luego de que planteara la intención de parar la obra del corredor costero Canal Beagle para revisar todas las actuaciones, ante una sucesión de irregularidades verificadas por los organismos de control, además de las investigaciones judiciales en marcha.
El secretario general de la UOCRA Julio Ramírez hizo severas advertencias por Radio Provincia a la vicegobernadora electa Mónica Urquiza luego de que planteara la intención de parar la obra del corredor costero Canal Beagle para revisar todas las actuaciones, ante una sucesión de irregularidades verificadas por los organismos de control, además de las investigaciones judiciales en marcha.

“Mónica Urquiza todavía no asumió y ya está poniendo trabas”

El secretario general de la UOCRA criticó a la Vicegobernadora electa ante la posible paralización de la obra del corredor costero Canal Beagle y sostuvo que “las declaraciones que hace están de más”. Le advirtió que de avanzar con esta pretensión, “la voy a llevar adonde se encuentran los trabajadores para que ella es explique cómo van a hacer para mantener a sus familias”. También cargó contra los ambientalistas y sostuvo que “son cuatro o cinco que no sé lo que quieren”. Hará gestiones en nación para intentar poner un freno y luego prevé reunirse “con el Ministro de Obras Públicas y la gobernadora”, además conocer la posición de Gustavo Melella. “A mí me interesa lo que piensa el gobernador, no me interesa lo que piensa la legisladora. Para que quede clarito, el gobernador tiene la última palabra”, sentenció.

Río Grande.- El secretario general de la UOCRA Julio Ramírez hizo severas advertencias por Radio Provincia a la vicegobernadora electa Mónica Urquiza luego de que planteara la intención de parar la obra del corredor costero Canal Beagle para revisar todas las actuaciones, ante una sucesión de irregularidades verificadas por los organismos de control, además de las investigaciones judiciales en marcha.

“Estamos preocupados por las novedades que estamos teniendo y estamos alerta para ver cómo sigue la situación. Por ahora no se suspendieron las obras, pero estamos preocupados por los dichos de la legisladora y vicegobernadora, que fue electa con el apoyo de todo el pueblo y de los trabajadores también. Ahora nos encontramos con la sorpresa de que todavía no asumió y ya quiere parar esta obra”, dijo.

La acusó de “poner un montón de trabas” y sostuvo que “la preocupación nuestra es que tenemos 300 puestos de trabajo en esa obra. Se hizo una audiencia pública y un montón de cosas hasta que autorizaron que la obra empiece. Ahora dice esto esta señora vicegobernadora, y yo tengo que hablar con el gobernador electo, porque todavía no asumieron y ya está haciendo declaraciones de lo que va a pasar”.

“Yo no estoy de acuerdo con que paren la obra, porque va a pasar como en el gobierno de Estabillo cuando empezó el puerto de Río Grande, que era del palo de ella. En ese momento no se dijo nada y después de tantos años seguimos pagando multas a la empresa por no cumplir con el contrato. Nadie del MPF dijo nada y ella menos”, remarcó sobre Urquiza. “Ahora todavía no asumió y ya está poniendo trabas. Estamos un poco incómodos y vamos a estar en alerta. Si es así y pone palos en la rueda y me pone a los trabajadores sin trabajo, yo la voy a llevar adonde se encuentran los trabajadores para que ella es explique cómo van a hacer para mantener a sus familias, en la situación en que estamos en todo el país con este gobierno nacional”, le advirtió.

También criticó a las organizaciones ambientalistas y afirmó que “no son muchos, son cuatro o cinco que no sé lo que quieren. En las declaraciones que hizo la legisladora en Provincia 23 dice que no está de acuerdo antes de asumir. En esto tiene que ver mucho el gobernador y yo creo que las declaraciones que hace (Urquiza) están de más. Vamos a esperar que asuma y ver lo que hace”, señaló.

“Yo lo que le advierto es que, si a mí me deja la gente sin trabajo, la voy a llevar para que ella le explique cómo le va a dar de comer a las familias de 300 compañeros y si ella les va a dar trabajo. A los ambientalistas y a ella también los voy a llevar”, amenazó.

Consultado acerca de cuántos trabajadores está empleando la empresa actualmente, estimó que son alrededor de 30 pero “vamos a tener casi 300 compañeros trabajando. En la situación que está la provincia la gente no tiene para comer. A la mayoría que está trabajando no les alcanza el dinero, todo por culpa del gobierno nacional. Estamos como estamos y ella va a poner trabas a los trabajadores. Ella no se tiene que olvidar que es una de las que llegó con el voto también de todos los trabajadores y ahora está poniendo palos en la rueda para que 300 compañeros se queden sin trabajo”, insistió Ramírez.

“En este momento no son 300, porque terminó la veda invernal y recién están por empezar. Es obvio que ahora 300 trabajadores hoy no hay. Estamos en veda y cuando se termine la veda la obra tiene que empezar”, estimó.

Dado que hubo reclamos del mismo gremio porque son muy poco los trabajadores de Tierra del Fuego que tomó la empresa Gancedo y la mayoría es personal de fuera de la provincia, aclaró que “los que vienen de afuera es gente especializada para manejar las máquinas, pero los ayudantes y mano de obra va a ser gente local. Son algunos maquinistas que en Tierra del Fuego no hay y son especializados. De Tierra del Fuego hay alrededor de 30 ó 40 trabajadores y yo le pedí a la empresa que por favor me los mantenga en el invierno para que no se queden sin trabajo, porque había gente que estaba muy mal económicamente. La empresa me mantuvo esa gente”, dijo.

Consultado sobre los estudios de impacto que han sido cuestionados por los organismos de control, dijo que “eso no me compete a mí, esas son cosas técnicas que las tienen que arreglar ellos, y se tiene que hacer cargo el gobierno que autorizó para que empiece la obra. La obra empezó y listo. Yo no voy a opinar si está bien el impacto o no. Lo que digo es que la empresa ganó una licitación, se la adjudicaron, y nosotros tenemos esperanza de que se trabaje en esa obra y que 300 familias puedan tener un salario digno”.

“Si no, con los impuestos de la provincia, que nos den un subsidio de  20 mil pesos para cada compañero. Si la obra no se hace igual la van a tener que pagar, porque la empresa va a iniciar un juicio como inició la que hizo el puerto y se la van a tener que pagar igual, sin hacer la obra. Y eso lo vamos a pagar toda la gente que vive en Tierra del Fuego, no lo va a pagar la legisladora sola”, expuso.

Se le recordó que la obra no fue aprobada por los legisladores del MPF, que nunca dio su apoyo. “Acá no hay que estar contra los obreros y parece que ese partido está contra los trabajadores, por eso pasa lo que pasa. Cuando hicieron campaña la señora legisladora estuvo con los trabajadores, dijo que iban a hacer las obras, pero todavía no asumieron y ya empezaron a hablar. Vamos a ver cómo termina esto. En este momento la obra está parada por veda pero tengo entendido que en cualquier momento va a seguir”, confió.

Finalmente adelantó que hará gestiones a nivel nacional y luego ante las autoridades actuales de la provincia para presionar para que siga la obra: “Yo voy a hablar con el gobierno, con la empresa, con el gobernador electo Gustavo Melella para ver lo que piensa, porque a mí me interesa lo que piensa el gobernador, no me interesa lo que piensa la legisladora. Para que quede clarito, el gobernador tiene la última palabra. La legisladora no tendría que opinar ni tendría que hablar hasta que asuma. ¿Por qué no dijo en campaña esto, a ver si ganaba? Yo espero que salga todo bien, que se arregle todo, porque nosotros queremos trabajar. El obrero de la construcción siempre es marginado, siempre es el último orejón del tarro, siempre es el que menos cobra. Esto no puede seguir así. Nosotros estamos dispuestos a acompañar al gobierno para que se hagan las cosas bien. No somos conflictivos ni de andar quemando gomas. Queremos trabajar nada más”, aseguró.

“Yo le voy a comentar esto al secretario general a nivel nacional, a ver si llegamos al presidente actual y vamos a tocar todos los puntos para ver si se puede arreglar esto, y cuando vuelva hablaré con el Ministro de Obras Públicas y con la gobernadora también”, concluyó Ramírez.