Breves
La legisladora Mónica Acosta se refirió a la decisión de las fábricas metalúrgicas radicadas en Río Grande, de no pagar la totalidad de los haberes a sus trabajadores por la cuarentena.
La legisladora Mónica Acosta se refirió a la decisión de las fábricas metalúrgicas radicadas en Río Grande, de no pagar la totalidad de los haberes a sus trabajadores por la cuarentena.

Reclamo a los empresarios

Mónica Acosta se refirió al pago de los salarios metalúrgicos

La legisladora Mónica Acosta se refirió a la decisión de las fábricas metalúrgicas radicadas en Río Grande, de no pagar la totalidad de los haberes a sus trabajadores por la cuarentena. Aseguró que “lo más doloroso de todo esto es el aprovechamiento de los grupos económicos, que no están dispuestos a resignar un solo centavo de sus tasas de ganancias”. Les reclamó que “abandonen esa postura inflexible, extorsiva, y que acompañen las políticas a nivel nacional del presidente de la república y del gobernador Gustavo Melella”.

 

 

“Estamos viviendo un fenómeno excepcional, no solamente en la provincia, en el país y en el mundo en el marco de la pandemia. Pero nunca tenemos que perder de vista el factor por el cual se perdieron estos días de producción, porque en términos de salud ganamos muchísimo”, advirtió la legisladora Mónica Acosta, integrante del bloque FORJA, en una entrevista por Radio Universidad.

Durante el programa “La Mañana en la Tecno”, la parlamentaria señaló que “lo más doloroso de todo esto es el aprovechamiento de los grupos económicos, que no están dispuestos a resignar un solo centavo de sus tasas de ganancias”, remarcó. Después pasó a mencionar las medidas tomadas, tanto por el Gobierno nacional, como por el Gobierno provincial; para tratar de evitar que los trabajadores sean afectados por esta situación y mencionó que “el mensaje del gobernador Gustavo Melella fue absolutamente contundente, planteando los mismos temas que el presidente Alberto Fernández, y con la particularidad que tiene nuestra provincia con el Estado apuntalando a gran parte del sector público y privado”.

Acosta luego le apunto a las empresas que resolvieron aplicar el descuento salarial, asegurando que la medida se corresponde con la paralización de la producción, y señaló que se trata de situaciones en las cuales “lamentablemente el botín de guerra son los trabajadores metalúrgicos”.

Aseguró que los trabajadores del sector “se han cansado de dar todo en términos de solidaridad, en términos de precariedad, durante mucho tiempo. Resignando no aumentarse el salario para, de alguna manera, no ser despedidos”, repasó. Pero mencionó que en la situación actual “no todas las empresas actuaron igual, porque en Ushuaia Newsan pagó el 100% de los salarios el día viernes, cuando básicamente tienen las mismas condiciones que una empresa grande de las que están en Río Grande”, remarcó.

En ese mismo sentido expresó que “así como somos muy críticos cuando no cumplen, cuando utilizan determinadas condiciones y son competencia que puede ser desleal; también me parece que es muy válido mencionar cuando cumplen y hacen las cosas que corresponden”.

La legisladora también mencionó que “hilando fino, antes de esto estuvo la baja de contratos de Mirgor y por eso quiero marcar las dos posturas en el sector industrial. Porque si tenemos que mencionar lo reglamentado por un lado, también tenemos que referirnos a la falta de empatía y de solidaridad, por parte del grupo Mirgor. En el momento en el cual más se lo necesitaba, uno de estos grupos que tienen la posibilidad de diversificarse y no dedicarse solamente a la electrónica sino también a algunas otras actividades; y son después los primeros en pedir las licitaciones públicas a nivel nacional como lo fue el caso de Conectar Igualdad, por poner un ejemplo”, dijo Mónica Acosta.

También refirió que son empresas que pretenden participar de inversiones públicas en ramas como la petroquímica, pero indicó que “hay que revisar muy bien estas cuestiones y el Estado deberá tomar realmente medidas serias, porque esta fue una escalada. El presidente discutió fuertemente cuando una empresa como Techint tuvo la misma reacción”, mencionó la legisladora, mientras indicó que incluso en una reunión un representante empresarial expresó “si no nos mata la pandemia, nos mata el hambre”, a la hora de expresar la postura que tienen respecto de la necesidad de volver a producir.

Incluso se refirió a la posibilidad que tiene la provincia mediante “un instrumento como el Área Aduanera Especial, nosotros desde acá sabemos y controlamos las mercaderías que entran, en que se convierten, cuál es el precio de la manufactura y cuál el de consumidor final. Por lo tanto eso amerita mucha responsabilidad”, expresó. Concluyendo con un pedido para que determinadas empresas “abandonen esa postura inflexible y extorsiva, y que acompañen las políticas a nivel nacional del presidente de la república, y del gobernador Gustavo Melella; porque no hay un día que no valoremos como ellos se pusieron al hombro la situación de la pandemia”, finalizó la legisladora de FORJA.