Breves
Leda Soto participó el pasado sábado en el homenaje a los locutores en la radio abierta por FM Estación del Siglo.
Leda Soto participó el pasado sábado en el homenaje a los locutores en la radio abierta por FM Estación del Siglo.

“Mi mayor emoción es saber que mi voz se escucha en Malvinas”

Leda Soto comenzó a trabajar a los 19 años en LRA 24 Radio Nacional Río Grande y el 1 de diciembre de este 2020 cumplirá 40 años de locución, sin contar los dos años previos de un programa radial de juventud del Colegio Don Bosco.

Río Grande.- “Primero, que yo recuerde, estaba Radio Misión Salesiana, en la que estaban Rubén Ramírez (de Imprenta Tolhuin) y Luján Muñiz y con el tiempo, en 1973, se inaugura Radio Nacional con edificio propio y fue la primera emisora con edificio propio, en su actual emplazamiento de Rosales y Fagnano y la primera antena en cercanías del río Grande”, recordó.

Agregó que “el 15 de diciembre de 1980 se funda la FM y fue la única radio en toda regla con instalaciones propias y en dos frecuencias, Amplitud Modulada 640 con alcance hasta Malvinas y Patagonia sur y Frecuencia Modulada”.

Después, “hacia 1982 vinieron las demás radios FM de la ciudad, creo que primero fueron FM Río, luego FM Líder, FM Stylo, FM Fuego, FM Mágica, FM Láser, entre otras, y ahí se comenzó a ampliar la familia de locutores de Río Grande”.

“Desde que ingresé el 1 de diciembre de 1980 hasta ahora, me pasaron cosas muy lindas en la locución, Radio Nacional me dio la posibilidad y la oportunidad de conocer gente que en otras ocasiones no hubiese conocido, me dio popularidad, la posibilidad de conectarme con gente del campo, aunque ahora ya es distinto, los gauchos se manejan con celulares porque ha llegado la tecnología al campo, pero en esas épocas, era el único medio en la cantidad de estancias que había, también nos escuchaban los camioneros que venían por la Ruta Nacional N° 3 en la Patagonia austral y también llegábamos a Malvinas, la península antártica y Punta Arenas”, memoró.

A modo de anécdota “a mediados de los ’80s yo hacía un programa de trasnoche, entraba a trabajar a la 1 de la madrugada hasta las 7 de la mañana y desde Punta Arenas se comunicaron para pedirme si podía conseguir unos medicamentos oncológicos y saqué este pedido al aire y desde Bahía Blanca, que habían escuchado la información, hicieron el contacto con Punta Arenas para enviarle remedio oncológica que en Chile no se conseguía”.

Otra de las satisfacciones que recibió Leda Soto, fue el regalo de cuadros que le enviaron trabajadores petroleros que estaban en una de las plataformas en la boca del Estrecho de Magallanes “ya que me escuchaban en la trasnoche y era su única compañía”

 

Una voz femenina en Malvinas

 

Radio Nacional Río Grande llega a las Islas Malvinas y Leda contó que es por la capacidad de la emisora y factores atmosféricos. “El espectro radial es más amplio, además, nos ayuda mucho el plafón de nubes que hacen una suerte de onda rebote y a veces llega hasta Asia. Recuerdo una vez que Juan José Degratti recibió una postal desde Japón ya que lo habían escuchado allí”.

 

“Me causa mucha emoción saber que la voz de uno llega a Malvinas, más cuando hace unos años atrás se emitía el boletín para las Islas que se hacía en Buenos Aires y yo hacía la presentación y después se instaló un equipo más potente y gente de habla hispana que vivía en Malvinas, peruanos, chilenos, incluso argentinos, nos dijeron que se escuchaba perfectamente Radio Nacional Río Grande; demás está decir que no podíamos ni ellos querían revelar su identidad por temor a represalias de los kelpers ya que trabajaban en las Islas, incluso un argentino que cuidaba el cementerio. Además, gente de acá que visitó Malvinas, nos dijeron que Radio Nacional se escuchaba perfectamente”, reveló Leda Soto.

“A Malvinas viajaré cuando Argentina tenga pleno ejercicio de la soberanía, es una asignatura pendiente, no iré con pasaporte”, aseguró Leda.

También, “por este efecto rebote de las nubes, muy conocido por los radioaficionados, nos escuchaban también en la Base Marambio, en la península antártica y empecé a tener contacto radiofónico con un alférez y es después me dio la posibilidad de viajar a la Antártida en un avión de la Fuerza Aérea Argentina en 1991. Allí me dieron mucho material fílmico que luego a mi regreso distribuí a las escuelas. Esta es una de las satisfacciones que me dio Radio Nacional, además de muchas personalidades que he logrado conocer y entrevistar y viajes que he realizado por la radio”.

 

Recuerdos a los locutores

 

Un recuerdo muy especial tuvo Leda Soto por aquellos locutores que han fallecido, especialmente en Radio Nacional a Chachy Villarreal. “Ella ingresó antes que yo, no se si un año antes, y aparte de ‘Mingo’ Gutiérrez, ella fue una importante mentora en mi carrera; además, era la única mujer que estaba al aire. Sentí muchísimo su partida lo mismo que siento la partida de mis amigos, son sentimientos que los tengo latentes. También se ha ido Michel Bersier (padre de la periodista y locutora Gabriela Bersier) quien fue Director de Radio Nacional; fue una persona que siempre respeté, admiré y quise muchísimo porque me enseñó muchas cosas de la radio. Lo que más he perdido son operadores, se me han ido muchos de ellos”, lamentó.

Asimismo, Leda brindó su recuerdo a aquellos locutores que se han jubilado, además de ‘Mingo’ Gutiérrez, destacó a Guillermo Dell’Oro, Gustavo Cóppola, Marcelino Alejandro ‘el Zorro’ Díaz, “quien vive en El Bolsón y el año pasado perdió a su compañera, la periodista Mónica Benítez, Mabel Zamudio, Analía Ibarra –ambas contratadas que tuvieron su paso por Radio Nacional-; con todos ellos mantengo contacto a través de las redes sociales, lo mismo que con antiguos directores de la emisora, como Hugo Barrios, Jorge Zarazaga –ambos viven en Córdoba-, Luís Castelli, Roberto Valle quien falleció hace tiempo, al igual que Michel Bersier, todos los directores se han aquerenciado con Radio Nacional. Ahora tenemos como Director a Martín Mancieri, un chico muy joven, quien se ha adaptado bien a nuestra forma de trabajo, a nuestras personalidades, lo mismo que el anterior director Sebastián Ferrari quien nos extraña y en cualquier momento se viene a Río Grande a visitarnos”, finalizó.