Breves
metalurgicos

UOM

Metalúrgicos llaman a seguir resistiendo

El titular de la UOM riograndense se refirió al difícil momento que atraviesa el sector industrial en particular, pero también a las políticas que aplica en Gobierno nacional en general. Dijo que los trabajadores vienen resistiendo, pero volvió a cuestionar “la falta de acompañamiento de otros sectores de la sociedad en general, del Gobierno provincial y de muchos de los sectores que, desde la función pública, deberían asumir responsabilidades”.

 

 

El secretario General de la UOM Seccional Río Grande, Oscar Martínez, se refirió a la situación general del país, la del sector metalúrgico en particular y las perspectivas en lo inmediato. Comenzó señalando que “la verdad es que los trabajadores y el movimiento obrero en general, siempre han tenido que luchar en todas las instancias para poder lograr algún reconocimiento o alguna atención a su demanda”.

Pero luego advirtió que “en particular durante esta última época, sucedió lo que habíamos denunciado antes de que llegara este gobierno. Porque -con alguna experiencia sobre lo que se dio en los años ´90- ya teníamos en claro que éstas iban a ser las consecuencias que iba a traer este Ejecutivo nacional sobre la industria y, como consecuencia de ello, sobre los trabajadores”.

En declaraciones al programa radial “El Correo de los Sábados”, el dirigente metalúrgico recordó que desde la UOM local llamaron “a votar en contra de este gobierno, a pronunciarse, a no apoyar de ninguna manera este tipo de proyecto, que tienen como único objetivo beneficiar al poder económico y financiero”.

De igual forma dijo que se está buscando favorecer “a la gran renta nacional y hacer negociados con algún sector, perjudicando al resto de la población. Tal como se ve hoy con una ganancia considerable para los bancos, que son quienes se benefician con la timba, y el sector del campo, que sea cual sea al gobierno mantiene su rentabilidad importante, mientras el resto del país sufre duras consecuencias”.

Entre quienes se ven perjudicados mencionó a “la industria, el comercio, el sector de servicios, el transporte. Todos los sectores que están siendo golpeados, tanto que hay una importantísima cantidad de PyMEs que han cerrado, hay miles de trabajadores que han sido despedidos, sectores de trabajadores públicos que han sido reducidos de manera brutal y en particular en Tierra del Fuego, la industria está sufriendo estas consecuencias que habíamos advertido y que intentamos por todos los medios posibles y con todas las medidas a nuestro alcance evitar”, remarcó.

Martínez destacó que “con el apoyo muy importante de nuestras compañeras y compañeros logramos enfrentar estas políticas, pero lamentablemente la falta de acompañamiento de otros sectores de la sociedad en general, del Gobierno provincial y de muchos de los sectores que desde la función pública deberían asumir responsabilidades; limitaron bastante nuestros reclamos”, advirtió el titular de la UOM Río Grande.

De todas maneras, señaló que los reclamos “los hicimos llegar a través de nuestra organización a nivel nacional y esto ha traído como consecuencia algunos acuerdos, que nos están permitiendo transitar con enormes dificultades. Porque la situación sigue agravándose todo el tiempo, esa es la realidad actual”, insistió.

El dirigente metalúrgico respondió que sobre la situación “a esta altura desconocemos cuál es la opinión de los empresarios, lo que sí tenemos claro es que ha habido un fuerte apoyo de los trabajadores, de las compañeras y los compañeros de nuestro sector, que han marchado en un número más que importante y esto ha sido de visible en la última movilización”, manifestó refiriéndose a la última medida del 4 de abril.

Repasando que “además nos hemos hecho cargo de manifestar públicamente nuestro rechazo a las políticas nacionales, a la complicidad del gobierno provincial, y en busca de que sean atendidos nuestros reclamos generamos medidas y acciones que buscan garantizar la estabilidad”, expresó.  Advirtiendo que lo hicieron para “poder mantener las condiciones que tiene la provincia de Tierra del Fuego desde hace muchísimos años”.

Aunque dijo que después de la medida del 4 de abril recibieron “un revés considerable al día siguiente, cuando tuvimos que soportar una vez más los agravios desde el Ejecutivo nacional cuando manifiestan que Tierra del Fuego sigue siendo un problema, que sigue siendo un costo y esto se ha continuado dando en diferentes intervenciones”, alertó.

El secretario General de la UOM riograndense manifestó que se trata de medidas “con las cuales prácticamente quieren avanzar a través de los medios, anunciando su política de pretendida expulsión de quienes habitamos en la provincia de Tierra del Fuego. Lo que nosotros denunciamos, apenas asumió esta gestión, sobre cuál era su pretensión para nuestra provincia sus habitantes y el sector de la industria; ahora parece que se puede ver y constatar con un poquito más de claridad”, indicó.

Martínez mencionó durante la entrevista que “la realidad es esa, desde el comienzo mismo este gobierno ha tenido como objetivo reducir la población de Tierra del Fuego, afectar considerablemente la industria, los puestos de trabajo, y en ese sentido golpearnos duramente”, manifestó. Señalando más adelante que dicho golpe se da “en lo que es quizás el punto más importante que genera el mantenimiento de las condiciones en Tierra del Fuego, como lo es la ley 19.640 y el subrégimen de promoción industrial, habilitado por el poder ejecutivo nacional”, expresó.

Oscar Martínez indicó que “lo que dicen desde el Gobierno nacional es parte de un discurso centralista, que tiene una mirada muy pequeña de la realidad y que sobre todo niega el derecho a la soberanía con cada una de las acciones que ha venido teniendo este gobierno”. Sobre el particular de refirió a “la entrega de gran parte de la discusión sobre nuestros derechos soberanos en Malvinas y el pacto Foradori – Duncan, junto con la posibilidad de que los piratas británicos exploten la pesca, el petróleo, y tengan menos dificultades a través de la eliminación de los escollos que ellos tenían, a partir del famoso acuerdo”.

En similar sentido recordó que hubo “funcionarios importantes que manifestaron en su momento que no sólo había que ceder las islas Malvinas, sino Tierra del Fuego. Hay un desprecio absoluto y queremos que se comprenda de esa manera, por eso nosotros cuestionamos el silencio o la actitud cómplice de funcionarios y gobernantes que no han estado a la altura de las circunstancias durante todo este periodo, en la provincia”, señaló.

Alertando que con esa actitud “han confundido a grandes sectores de la población, nosotros creemos que más necesario que nunca salir a expresarse en contra de esto. Hacerlo visible y reclamar en todas las instancias que sea posible, porque tenemos planteado con muchísima firmeza -hace ya un largo tiempo- que el derecho a seguir habitando en Tierra del Fuego lo vamos a defender con todo lo que sea necesario”, ratificó.

El dirigente obrero manifestó también que desde el sector que representa “repudiamos, criticamos y rechazamos estas expresiones, que seguramente contienen a un amplio sector que no es sólo el presidente de la nación, sino todos aquellos que integran su fuerza política y la alianza que lo mantiene en el Gobierno”.

“Entonces decimos que en la provincia hay muchos representantes de esa fuerza política que sería bueno y oportuno que se manifiesten y que rompan con esa política, saliendo a denunciarla públicamente. Porque de eso depende que podamos seguir habitando Tierra del Fuego y para nosotros es una lucha que cada vez va a ser más difícil”, aseguró. Concluyendo que “está claro que compañeros de nuestro propio sector y otros como el textil, el plástico, el comercio, están emigrando al norte por las dificultades que genera poder mantenerse después de la pérdida del puesto de trabajo, en esta situación que cada vez es más compleja”, lamentó el titular de la UOM.