Breves
Roma explicó que “Rusia ya está finalizando la etapa 3 -la prueba con humanos- y ya tiene toda la documentación respaldatoria y las estadísticas de respuestas a la vacuna para presentarla a la OMS o a los países que necesiten adquirir la vacuna”.
Roma explicó que “Rusia ya está finalizando la etapa 3 -la prueba con humanos- y ya tiene toda la documentación respaldatoria y las estadísticas de respuestas a la vacuna para presentarla a la OMS o a los países que necesiten adquirir la vacuna”.

“Melella pidió prioridad para la vacuna rusa para los fueguinos”

Así lo aseguró el ex diputado nacional Gastón Roma, quien es uno de los que gestionó los contactos con la Federación Rusa para que se tenga en cuenta la vacuna Sputnik V contra el COVID-19. Reconoció que la administración del gobernador Gustavo Melella fue uno de los primeros en interesarse por esta posibilidad aún antes de que el Gobierno nacional se interesara por la vacuna Oxford y otras, hasta que finalmente se decantó por los rusos. “Creo que habrá una contemplación por todos los gestos que ha tenido el gobierno de Tierra del Fuego para con la Federación Rusa”, entendió Roma. La vacuna será totalmente gratuita para la población.

Río Grande.- El diputado nacional (MC) Gastón Roma, quien tiene fuertes vínculos culturales y políticos con la Federación Rusa y muy cercano a los entresijos de la cuestión de la vacuna rusa, fue entrevistado por FM La Isla en relación al anuncio de la adquisición de 25 millones de dosis para la Argentina hecho por el presidente Alberto Fernández.

Confirmó un primer lote de 10 millones de dosis que serán administradas a los grupos más vulnerables y a los agentes sanitarios en una primera etapa entre diciembre y enero y otro lote de 15 millones entre febrero y mayo. “Habrá una tercera tanda que seguramente se abrirá al resto de la población”.

Roma explicó que “Rusia ya está finalizando la etapa 3 -la prueba con humanos- y ya tiene toda la documentación respaldatoria y las estadísticas de respuestas a la vacuna para presentarla a la OMS o a los países que necesiten adquirir la vacuna ya que casi todas las naciones tienen sistemas parecidos a la ANMAT que son los que verifican que esos datos son fidedignos y que realmente tienen efecto y pueden posteriormente guardar muestras y hacer estudios de la vacuna a posteriori”.

En este sentido el ex parlamentario fueguino destacó que “Rusia hizo un avance muy importante vacunando a mucha gente sensible, a las fuerzas armadas, a la gente de salud y una vez saliendo de la etapa 3 poder fabricarlo en escala”.

Aseguró que “los resultados han sido muy importantes y están publicados, recordemos que la vacuna rusa requiere dos dosis y tiene una prolongación de vida útil entre 18 a 24 meses, lo que es muy importante; entiendo que el método es similar a una vacunación como en cualquier país de Occidente y no es que sea la modificación de alguna proteína como es el caso del Reino Unido y de Estados Unidos que son más complejos y puede afectar al ADN. El caso de la vacuna rusa es un virus atenuado trabajado para que responda al sistema inmunológico del cuerpo”, contrastó.

 

Pedido para que Tierra del Fuego tenga prioridad

 

“El Gobierno de Tierra del Fuego es la única provincia que tiene presentado el pedido de habilitación de la vacuna en el ANMAT; habría que ver como resuelve este organismo después y cómo lo resuelve el Gobierno nacional, si va a respetar la primacía de Tierra del Fuego ante el ANMAT o si va la Nación a iniciar un proceso distinto”, entendió Roma.

Consultado si Tierra del Fuego tendrá alguna prioridad a la hora de la vacunación, Gastón Roma asintió ya que él mismo y el propio Gobernador fueguino la solicitaron con antelación para los fueguinos, “y la van a contemplar los rusos, aunque entiendo que ahora todo pasará por el Gobierno nacional porque asumirá el costo total de la compra y al manejar el Estado ya cambia un poco la situación, pero creo que habrá una contemplación por todos los gestos que ha tenido el gobierno de Tierra del Fuego para con la Federación Rusa”.

Roma aseguró que el gobernador Gustavo Melella “siempre estuvo al tanto de la situación y sabía incluso cuando viajó la delegación de Nación y de la Provincia de Buenos Aires porque la Embajada rusa nos informó y yo a su vez le informé al Gobernador; eso fue hace unos 20 días atrás; volvieron al país el martes de la semana anterior y recién después salió a los medios ya que los rusos son muy especiales para dar a conocer la información. El Gobernador siempre estuvo al tanto, lo mismo que (Andrés) Dachary y la gente del Laboratorio del Fin del Mundo”.

En relación al costo de la vacuna rusa, el entrevistado dijo que “hay un precio de referencia”, pero hizo la salvedad que “para cada vacuna hay diferentes métodos y en el caso de la que salía dos euros era porque el gobierno asumía todo el costo de investigación científica que no es así en el caso de Rusia porque la ofrece a un precio accesible a las dos dosis que rondaría los 15 ó 16 euros aproximadamente. Pero tiene que ver con toda la investigación y el desarrollo que hay detrás y los precios varían porque así como hay vacunas de unos cien euros, hay otras más económicas, pero tiene que ver cómo se desarrollan en los laboratorios esas vacunas”, explicó.

 

Cómo se llegó a la vacuna rusa

 

Al hacer una breve reseña sobre la búsqueda de una vacuna contra el COVID-19, Gastón Roma recordó que “el Gobierno nacional anunció en primera instancia su interés por la vacuna inglesa de la Universidad de Oxford, universidad que había manifestado su predisposición a asociarse con un laboratorio argentino para producir esta vacuna y simultáneamente a esto, llegó a la Embajada (de la Federación Rusa) un informe de que Rusia iba a iniciar las investigaciones sobre una vacuna que ya tenía una base con respecto a otra vacuna que se había desarrollado con anterioridad para combatir el Ébola”.

Agregó que “se conoció que los rusos tenían ya una base muy avanzada con otro sistema, con otra técnica y otro método y preguntaron si podía interesarle al Gobierno argentino y le giraron las correspondientes notas y el Gobierno argentino en ese momento le respondió que estaba interesado en la vacuna de Oxford y que los laboratorios locales tenían vínculos con el laboratorio de Módena (Italia), Estados Unidos y que también había una posibilidad con la vacuna china que recién empezaba a surgir y por lo tanto le resumió que había tres frentes con laboratorios como para que alguno de ellos diera con la vacuna para la población”.

“Al principio era eso, trabajar con el grupo de Hugo Sigman, que es uno de los 30 empresarios más ricos de la Argentina y con ellos empezaron a trabajar”, resumió.

Justamente, ante el poco interés manifestado por la administración de Alberto Fernández, Gastón Roma acercó la propuesta rusa al gobernador Gustavo Melella “y dijo que sí, que mientras más opciones había mejor e incluso puso a disposición el Laboratorio del Fin del Mundo para hacer las habilitaciones ante la ANMAT que es necesaria para poder distribuir la vacuna en toda la Argentina”, explicó el entrevistado.

Recordó que posteriormente se interesó la provincia de San Luís, “pero no avanzó mucho sobre el tema y luego hizo lo propio el gobernador bonaerense Axel Kicillof. Todo esto comenzó a generar todo un proceso de papeles, requerimientos y conversaciones que el Gobernador (Gustavo Melella) mantuvo con el instituto de financiamiento del laboratorio ruso y designó un grupo de trabajo conjuntamente con el Laboratorio del Fin del Mundo para poder avanzar en este sentido”.

Gastón Roma prosiguió relatando que “los científicos rusos continuaron avanzando más rápidamente que sus colegas de laboratorios de otros países y llegado el momento el gobernador Kicillof expuso la posibilidad de que la vacuna rusa se podría fabricar en Buenos Aires y ahí surgió una línea de comunicación –de la que participó la provincia de Tierra del Fuego también- donde hablaron con el ministro Ginés (González García) y eso fue la llave para que el Gobierno nacional comience a abrirles las puertas a los rusos y su vacuna”.

La presencia en el Senado de la Nación del Embajador ruso en la Argentina, Dmitry Feoktistov, inició el acuerdo. “El Embajador anotició a la ex presidente y actual vicepresidente (Cristina Kirchner) de cómo estaban las situaciones con la vacuna y con muchos otros proyectos y ella se sorprendió gratamente de lo avanzado que estaba la vacuna rusa”, recordó Roma.