Breves
La senadora (mc) Mabel Caparrós decidió lanzarse a la carrera electoral y disputar una banca esta vez en la Cámara baja, como cabeza de lista de FORJA. Su principal adversaria será la gobernadora Rosana Bertone, que se postula por el Frente de Todos Tierra del Fuego, tras la derrota electoral del 16 de junio.
La senadora (mc) Mabel Caparrós decidió lanzarse a la carrera electoral y disputar una banca esta vez en la Cámara baja, como cabeza de lista de FORJA. Su principal adversaria será la gobernadora Rosana Bertone, que se postula por el Frente de Todos Tierra del Fuego, tras la derrota electoral del 16 de junio.

“Melella debe gobernar con el acompañamiento de los legisladores nacionales”

La precandidata a diputada nacional por FORJA, Mabel Caparrós, consideró fundamental que el nuevo gobierno cuente con el respaldo permanente de los diputados y senadores de la provincia, para reforzar los reclamos de Tierra del Fuego. Le dio especial relevancia a la cuestión Malvinas, que “ha fallado en los últimos tiempos”, y recordó las discusiones mediáticas de la gobernadora Bertone con los actuales diputados nacionales, en particular los del FPV. Adelantó que, si Melella logra transpolar al gobierno lo que hizo en el municipio, “va a ser un buen gobernador y le espera un gran futuro”. Respecto del revés electoral de Bertone, sostuvo que “el mensaje de la gente fue claro y no estuvo conforme con la gestión”. Ahora será su principal adversaria en las elecciones nacionales.

Río Grande.- La senadora (mc) Mabel Caparrós decidió lanzarse a la carrera electoral y disputar una banca esta vez en la Cámara baja, como cabeza de lista de FORJA. Su principal adversaria será la gobernadora Rosana Bertone, que se postula por el Frente de Todos Tierra del Fuego, tras la derrota electoral del 16 de junio.

Por Radio Nacional Ushuaia, Caparrós hizo un balance de las elecciones y sostuvo que “el mensaje de la gente fue claro y no estuvo conforme con la gestión. Tierra del Fuego ha sufrido mucho con el gobierno nacional y también mucho con un mal razonamiento de la crisis por parte del gobierno provincial. Esto llevó a que se produzca un deterioro terrible en lo laboral, en la calidad de vida, con un congelamiento salarial en todos los niveles. Este combo de situaciones llevó a que la gente votara un cambio y generara esta nueva esperanza”, interpretó del cómodo triunfo de Gustavo Melella en primera vuelta.

Observó que “Río Grande tuvo un contexto absolutamente diferente a la provincia con la gestión de Melella, sin congelamiento salarial. Esto hizo que ese recurso se volcara a la economía y se sobreviviera más o menos, porque es muy difícil contrarrestar la caída en la producción de las fábricas, la pérdida de salarios en la industria y el congelamiento salarial de los empleados del estado. Me parece que el pueblo de Tierra del Fuego reconoció la gestión en Río Grande y lo eligió a Gustavo. Creo que va a ser un buen gobernador y, si logra transpolar al gobierno de la provincia las políticas que llevó adelante en Río Grande, le espera un gran futuro”, auguró.

Respecto de su decisión de sumarse a la carrera electoral, dijo que “la candidatura es parte de un acompañamiento. En los últimos años deberían haber tenido un rol preponderante los legisladores nacionales, acompañando al gobierno de la provincia, y no sé dónde estuvo la falla, porque el gobierno no tuvo buena comunicación. Si uno recuerda, hubo un tiempo de mucha discusión entre el gobierno provincial y los diputados nacionales, por lo menos mediática, y eso no sirvió para afrontar la crisis”, recordó de los cruces entre Bertone y los diputados del FPV, por no votar en sintonía con los senadores las leyes que impulsó la gestión Macri.

“En este momento la decisión que tomé de acompañar a Gustavo tiene que ver con colaborar y ayudar al gobierno de la provincia. La idea es que pueda gobernar con el acompañamiento de los legisladores nacionales. Eso es lo que me motiva a seguir participando y agradezco profundamente la confianza depositada en mí de parte de Gustavo”, manifestó.

“Tenemos que acompañarlo en los reclamos, porque siempre las provincias tienen para reclamar, y nosotros tenemos cuestiones que dependen estrictamente de nación, como los reclamos por Malvinas o la 19640. Tenemos reclamos concretos a la nación y no puede ir solo un gobernador. Tiene que ir acompañado por sus legisladores nacionales, por los intendentes de la provincia, y debemos involucrarnos todos en esto. Es lo que se viene para los próximos años, más allá de pertenecer a las mismas filas en el orden nacional y acompañar el gobierno de Cristina y de Alberto, que va a encabezar la fórmula presidencial. En esto del federalismo siempre hay reclamos de los distritos, y en eso tenemos que estar todos”, reiteró.

 

Un mal manejo con Malvinas

 

Consultada sobre los ejes de trabajo en el Congreso, la prioridad absoluta fue la soberanía sobre Malvinas, “porque es parte de nuestra provincia. Esto ha fallado en los últimos tiempos”, lamentó de la gestión Bertone.

También prevé “trabajar mucho en derechos humanos, en inclusión, en mejorar la calidad de vida de la gente a través de legislación en salud. Yo fui autora de la ley de prescripción de medicamentos por el nombre genérico cuando fui senadora, y al día de hoy se sigue aplicando en todo el país. Esa ley tuvo mucho que ver con inclusión, con accesibilidad a los medicamentos. Hoy la crisis que atraviesa la Argentina es terrible y no se visualiza como la del 2001, pero del punto de vista económico y de la exclusión de la población del sistema, es mucho más grave que la crisis del 2001”, alertó.

Respecto de la 19640, dijo que “hay que volver al equilibrio que se buscaba con Manaos y nadie va a trabajar solo en esto. Gustavo Melella tiene una característica, que es el trabajo en equipo. Él es uno más en un equipo de gente que trabaja en pos de objetivos, y uno de ellos indudablemente va a ser el régimen de promoción. Puedo asegurar que Gustavo va a encabezar este reclamo y va a ser acompañado por todos los legisladores, porque hay que conseguir las voluntades”, remarcó.

Apuesta asimismo al cambio del gobierno nacional para que el reclamo fueguino tenga eco, dado que, “si Alberto y Cristina ganan las elecciones como se visualiza, deberemos trabajarlo entre todos”.