Breves
En el caso particular de Tierra del Fuego, donde las víctimas de estas estafas pueden acercarse a las oficinas de la Aduana, reciben la misma respuesta: “Ahh ¿venís por las multas truchas? Siempre pasa lo mismo” indicó el empleado aduanero a Ana Basilio, una de las vecinas de la ciudad víctima de una multa ‘trucha’.
En el caso particular de Tierra del Fuego, donde las víctimas de estas estafas pueden acercarse a las oficinas de la Aduana, reciben la misma respuesta: “Ahh ¿venís por las multas truchas? Siempre pasa lo mismo” indicó el empleado aduanero a Ana Basilio, una de las vecinas de la ciudad víctima de una multa ‘trucha’.

“Me multaron por una infracción que no cometí”

El engaño parece más un plan orquestado que un error administrativo de un policía que escribió mal una patente. La modalidad ha crecido tanto que, en los centros donde se realizan los reclamos ya no se sorprenden. “Me pasó lo miso dos veces el año pasado” dijo la recepcionista de la delegación de Defensa del Consumidor de Río Grande.

Río Grande.- En el caso particular de Tierra del Fuego, donde las víctimas de estas estafas pueden acercarse a las oficinas de la Aduana, reciben la misma respuesta: “Ahh ¿venís por las multas truchas? Siempre pasa lo mismo” indicó el empleado aduanero a Ana Basilio, una de las vecinas de la ciudad víctima de una multa trucha, que fue notificada de una supuesta infracción en Capital Federal “por conducir utilizando celular, el 5 de enero de 2018”. Sin embargo “el vehículo nunca salió de la isla” afirmó la propietaria del rodado infraccionado.

El caso no es el único, cientos de vecinos han sido notificados en alguna oportunidad por este tipo de multas que fácilmente podría encuadrar en una estafa. Basta nomás entrar a los distintos periódicos del país para ver que los casos se replican a lo largo del país, sumando miles de estafas.

Los sistemas de fotomultas y monitoreo son cuestionados por los contribuyentes, que, en algunos casos, advierten que son multados por infracciones que no cometieron.

 

Qué hacer si es notificado

 

Tierra del Fuego cuenta con una ventaja, es que para poder salir en auto de la isla, es necesario pasar por aduana, donde queda un registro de las fechas de egreso e ingreso a la provincia. Este trámite que muchas veces es engorroso es una garantía para impugnar la multa.

Se debe ir a las oficinas de aduana, pedir la constancia que el vehículo no salió de la provincia y remitirlos vía mail o por correo a quien notificó de la infracción.

En caso que la multa provenga –como la mayoría de los casos denunciados- de Capital Federal provincia de Buenos Aires, se debe llamar al número 0800-999-2727 y hacer el reclamo, donde le indicarán el mail, la documentación, y el descargo para impugnar la multa.

Fuente: La Contratapa.