Breves
La legisladora Martínez Allende consideró que con este acuerdo se ve “coronado todo ese trabajo de la semana pasada”, y destacó la participación de todas las partes, tanto de “la Nación, la Provincia, AFARTE y la UOM, para mejorar la competitividad”.
La legisladora Martínez Allende consideró que con este acuerdo se ve “coronado todo ese trabajo de la semana pasada”, y destacó la participación de todas las partes, tanto de “la Nación, la Provincia, AFARTE y la UOM, para mejorar la competitividad”.

Martínez Allende, optimista frente al acuerdo de competitividad

La legisladora radical Liliana Martínez Allende se mostró optimista frente al acuerdo de competitividad firmado ayer ante Nación por el gobierno fueguino, la UOM y AFARTE. Los impuestos internos se reducirán desde enero de 2018 del 17% al 10,5%, y menguarán progresivamente al 2% en 2023. Confió en que los empresarios cumplirán la palabra de mantener al personal empleado y reducirán los precios. La reforma debe ser aprobada todavía por el Congreso.

La legisladora del bloque UCR-Cambiemos Liliana Martínez Allende opinó ayer por FM La Isla sobre el acuerdo de competitividad celebrado entre el gobierno fueguino, la UOM, AFARTE y el gobierno nacional, para reducir progresivamente los impuestos internos, con un impacto desde enero próximo con la rebaja del 17% al 10,5%, que continuará hasta el 2023, cuando sólo quedará el 2%.

“La verdad hubo semanas de mucha tensión y mucho trabajo. La semana pasada con el legislador Blanco estuvimos visitando a los legisladores de nuestro espacio político, informándoles de cómo iba a afectar a Tierra del Fuego si se tomaba alguna decisión con respecto a los impuestos internos”, sostuvo.

Consideró que con este acuerdo se ve “coronado todo ese trabajo de la semana pasada”, y destacó la participación de todas las partes, tanto de “la Nación, la Provincia, AFARTE y la UOM, para mejorar la competitividad”.

“Se comprometen a no bajar los impuestos internos a cambio de que durante dos años no haya despidos”, dijo, sin reparar en los seis puntos y medio que se perderán en poco más de un mes, de aprobarse tal como fue girado el proyecto en el Congreso nacional.

Priorizó los puestos de trabajo, si bien dentro del paquete se incorporó el congelamiento de salarios por dos años.

“Es importante tener precios más competitivos y que no haya baja de puestos de trabajo”, insistió.

El acuerdo entre UOM y AFARTE marca el compromiso de sostener los puestos de trabajo en tanto “la situación no amerite” otro tipo de análisis, por lo que se le consultó si se puede confiar en el cumplimiento, o por algún imprevisto podría cambiarse: “Yo sinceramente no tengo el convenio que se firmó, y nosotros también sabemos cuál es la situación de nuestro país en cuestiones que tienen que ver con la economía. Se puede firmar un convenio pero, si las condiciones tal cual están hoy siguen como están, tal vez se pueda prorrogar o no, pero también se tendrán que salvaguardar las partes si ocurre algo que no está previsto, en caso de que cambie la situación”, dijo.

“Yo estoy muy confiada en que esto se va a cumplir y esto ha obligado a todas las partes a sentarse, a sincerarse. Creo que la Nación ha cedido en cuanto a lo que tenía previsto el ministro Dujovne, porque terminamos en una situación totalmente diferente de lo que él había propuesto”, indicó, a partir de un borrador que reducía a cero el arancel para productos electrónicos, aunque también en forma gradual.

“Por otra parte, hemos sido escuchados la semana pasada tanto desde el gobierno de la provincia, con el partido justicialista; y nosotros con nuestros legisladores radicales y de Cambiemos. Muchas provincias estaban en situación similar a la nuestra, y realmente pudimos ser escuchados, entregamos documentación para que la pudieran evaluar y que todo el mundo vea que Tierra del Fuego no es solamente un ensamble, como se dice por ahí. Hemos sido muy castigados en los medios nacionales esta semana, hablando de la industria de Tierra del Fuego cuando ni siquiera han venido a ver cómo es. La verdad que duele, pero esto se ha podido revertir”, aseguró.

“Me alegro de que se hayan podido acercar todas las partes y se haya arribado a un acuerdo”, celebró la legisladora.

Respecto de en qué condiciones queda Tierra del Fuego con el 2% de impuestos internos en 2023, optó por no adelantarse a los tiempos: “No puedo decir qué pasaría dentro de cinco años o seis años. Tal vez antes se prorrogue y habrá que ver cuáles son las mejores posibilidades”, sostuvo.

“Nosotros tenemos un gobierno nacional que está buscando trabajo para los argentinos, y siempre pensé que alguna solución íbamos a encontrar. No iban a pretender jamás que se quedaran nueve mil operarios en la calle. Así como se llegó a este acuerdo, hay un compromiso de todas las partes de seguir trabajando para revertir esta situación y que haya mejor competitividad, porque hoy alguien del continente tiene que pagar 18 mil pesos cuando en Tierra del Fuego cuesta 8 mil fabricarlo. Dejamos de ser competitivos para nuestros mismos compatriotas. Lo que tenemos que hacer es aprovechar esta oportunidad para que nuestros productos sean competitivos”, propició.

También manifestó que se debe trabajar en “cambiar la matriz productiva, aprovechando que tenemos una capacidad instalada, tenemos tecnología, tenemos operarios. Habrá que trabajar en lo que ya venía trabajando la Nación con la Provincia, que era un acuerdo para autopartes y para modificar la matriz productiva. Eso hay que profundizarlo, seguirlo trabajando para traer a Tierra del Fuego otras cosas, y que no se fabriquen solamente televisores y teléfonos. Esto es un llamado de atención para todos y obviamente nos ha puesto en vilo durante diez días, pero yo celebro que se hayan podido sentar todas las partes”, enfatizó.

Recordó que “venimos de un gobierno de doce años, donde el diputado Martín Pérez presentó un proyecto para extender la 19640 igual que Manaos, y no fue tratado. Así como me hago cargo de lo mío, digo lo que pasó en el gobierno anterior. Desde la industria se han comprometido a bajar los precios y yo tengo la esperanza de que cumplan. Tengo la esperanza de que va a ser diferente, que van a bajar los precios, a mejorar la competitividad, y creo que eso va a pasar”, confió.

Se insistió en la consulta sobre qué va a pasar con la provincia en 2023, cuando quede en igualdad de condiciones del resto del país: “No tenemos que aventurarnos en eso porque todavía falta mucho tiempo y siempre hay posibilidades de cambiar. Yo pienso seguir trabajando para eso. Para mí lo más importante es defender los puestos de trabajo y eso no va a dejar de existir nunca. Lo vivimos en el gobierno de Menem pero esperemos que no se vuelva a repetir”, concluyó.