Breves
MARCHA 3

UOM Río Grande

Marcha y reclamos por la situación de la industria

Ayer los metalúrgicos marcharon desde la planta de Audivic hasta Foxman. Allí realizaron un acto donde hablaron trabajadores de las dos fábricas que atraviesan duros momentos. El secretario General de la UOM, Oscar Martínez, habló con la prensa y señaló que “no nos queda otra alternativa, como ha sido a lo largo de la historia y de la trayectoria del movimiento obrero, que fortalecernos en la lucha y en eso estamos”. Duras críticas para las políticas del Gobierno nacional y para la postura de la gobernadora.

 

 

Durante la jornada de ayer, el Congreso de Delegados de la UOM Río Grande marchó desde la planta de Audivic hasta la empresa Foxman, las dos plantas que se encuentran tomadas reclamando por la falta de pagos de salarios; en el primero de los casos desde el mes de abril y en el segundo desde junio.

 

En el playón de Foxman se realizó un acto, donde una trabajadora de Audivic se refirió a la situación que atraviesan y comentó que estaban esperando una nueva reunión con la patronal; en la cual esperaban llegar a algún acuerdo para cobrar la deuda que tienen mediante la venta de algunos productos. Luego uno de los delegados de Foxman y un operario de los más antiguos relataron también la difícil situación que padecen desde hace años y se refirieron a las expectativas de destrabar el conflicto.

 

Luego del acto, el secretario General de la UOM local, Oscar Martínez, en diálogo con la prensa se refirió a la crítica situación del sector industrial, recordando que desde la organización gremial “desde el mismo momento en que se planteó el ballotage en las elecciones presidenciales, nosotros advertimos permanentemente a todo el conjunto de la sociedad de Tierra del Fuego, lo hicimos público a través de solicitadas, asambleas, distintas expresiones e incluso reuniones de prensa; donde manteníamos planteada la discusión de que si este gobierno llevaba adelante su política las consecuencias iban a ser las que hoy estamos viviendo”.

 

Dijo que habían adelantado las situaciones “que estamos padeciendo, las que está sufriendo el conjunto del movimiento obrero, no sólo en Tierra del Fuego, sino a lo largo y ancho del país. El pueblo confundido, vaya a saber con qué actitud, le dio el apoyo a este gobierno y hoy tenemos un gobierno que expresa lo más retrógrado del liberalismo”, remarcó.

 

Asegurando que la gestión de Cambiemos “tiene una relación muy directa con lo que fue la dictadura militar en sus políticas similares. Y esto trae como consecuencia el hundimiento de la industria nacional, la pérdida permanente de derechos y de cuestiones tan importantes como la salud y la educación, que han dejado de ser ministerios para ser secretarías. Obviamente también afecta a los trabajadores jubilados, que cada vez son más ninguneados, e incluso aquellos que tienen algún grado de incapacidad, quienes en las últimas semanas han sufrido nuevas consecuencias”.

 

“A esto se le agrega el caso particular de Tierra del Fuego la actitud de patronales insensibles, como las de Foxman y Audivic, que incluso no pagan los salarios. Entonces, la verdad, la situación es muy compleja. Es una realidad que nadie desconoce, aunque en la provincia se niegan a atenderla. La gobernadora se ha negado sistemáticamente a recibir a los trabajadores de Audivic, les ha negado ese derecho, esa posibilidad, que desde hace dos meses vienen pidiendo. Lo mismo sucede con los trabajadores de Foxman, ellos han planteado en su discurso esta situación”, remarcó el titular de la UOM.

 

Dijo que para los trabajadores “no nos queda otra alternativa, como ha sido a lo largo de la historia y de la trayectoria del movimiento obrero, que fortalecernos en la lucha y en eso estamos”.

 

Sobre la empresa Audivic  confirmó que se iba a realizar una nueva audiencia en Nación “donde esperamos que se pueda concretar alguna instancia de acuerdo, que no se modifique con el pasar de los días como sucedió en oportunidades anteriores. Donde lamentablemente el propietario de la empresa aparece, anuncia compromisos en los cuales después a la semana o días después empieza a retroceder; generando falsas expectativas entre los trabajadores”.

 

Martínez dijo que “la última audiencia fue muy importante, casi decisiva, y los trabajadores estarían en condiciones ya de pensar en otras alternativas. Así que después de esta audiencia y de la asamblea, estaremos informando sobre la situación y si hubo algún tipo de resolución que esperemos sea favorable a los trabajadores”, indicó.

 

“Seguiremos con esta resistencia, que es muy difícil y muy complicada porque como lo planteaban tanto los compañeros de Audivic como los de Foxman, es insostenible esta situación por el nivel de endeudamiento, por la falta de ingresos, por las deudas que van creciendo y los embargos que acechan”, puntualizó.

 

Advirtiendo que “todo esto es consecuencia del incumplimiento de la patronal, porque no son responsables los trabajadores; que en todos los casos han llevado adelante sus tareas cumpliendo con gran esfuerzo y sacrificio y sin embargo se ven ninguneados abandonados y sin ningún tipo de respuesta por parte de las patronales”.

 

Respecto de lo resuelto por el área aduanera especial, cuestionando el último decreto del Gobierno nacional donde se favorecen más las importaciones, Martínez señaló que a la resolución “creemos que hay que apoyarla con una gran presión de la comunidad en su conjunto. De hecho estamos tratando de lograr una reunión con el sector empresario en Buenos Aires, esperemos que se pueda generar en los primeros días de la semana próxima para poder plantear una posición ante el ministro de la Producción, Trabajo y Agroindustria, frente está decisión que se ha tomado desde el gobierno. Pediremos que se deje sin efecto y en todo caso analizar seriamente que hacer, porque se están afectando seriamente los procesos productivos y con esto los puestos de trabajo y la continuidad de la industria en Tierra del Fuego”, concluyó.