Breves
La ministra Sonia Castiglione destacó la reingeniería que realizaron las electrónicas.
La ministra Sonia Castiglione destacó la reingeniería que realizaron las electrónicas.

Mañana comenzarían actividades en industria fueguina

La ministra de Producción y Ambiente Sonia Castiglione estimó que esta misma semana podrá retomarse la actividad industrial, aunque el ritmo será lento. Desde el lunes iniciaron las inspecciones para verificar las adecuaciones de la infraestructura y destacó la reingeniería en las electrónicas para resolver la dificultad de mantener la distancia en las líneas de producción. Se evaluará la evolución de la pandemia con esta reapertura, para definir si se siguen flexibilizando las restricciones.

Río Grande.- La ministra de Producción y Ambiente de la provincia, Sonia Castiglione, informó por Radio Universidad 93.5 sobre la reapertura de actividades en la industria, que será esta misma semana. Desde el lunes comenzaron las inspecciones, a razón de “ocho plantas por día”, dijo. “Hay algunas plantas que todavía necesitan hacer algunos trabajos, sobre todo en las textiles, otras tienen que ajustar cuestiones operativas que no necesitan trabajos de infraestructura, por lo que son de inmediata corrección”, afirmó.

Hoy estarían enviando las resoluciones a las empresas, de acuerdo a la evaluación del área de Salud y “es probable que a partir del jueves puedan comenzar con la actividad. En función de las adecuaciones podrán empezar a operar y entiendo que todo esto debe llevar una organización para las empresas, porque el trabajo no solamente es adentro sino afuera, desde el traslado del personal, el ingreso y egreso, las medidas de seguridad, la capacitación al personal para las nuevas formas de conducta en el ámbito laboral”, planteó.

“Las electrónicas son las que pueden llegar a tener mayor complejidad para disponer un distanciamiento social en todos los procesos productivos. Ellos han hecho una reingeniería de los procesos para mantener el distanciamiento social lo más posible. Hay algunos procesos que no permiten el distanciamiento y en estos casos han puesto barreras físicas lavables, con un protocolo que prevé la higiene de esas superficies cada determinado tiempo. Han dispuesto entrar a los vestidores en grupos determinados para mantener el distanciamiento, lo mismo para ir al baño y en los posibles descansos. Ya no se van a compartir herramientas y hay una serie de procedimientos de seguridad según el puesto de trabajo. Es una complejidad importante que ha llevado a una reingeniería de los procesos”, destacó la funcionaria.

 

Plásticas en actividad plena

 

Aclaró que hay empresas que no dejaron de producir, fundamentalmente las plásticas. “Río Chico produce silobolsas y al principio no estaban contempladas. Tuvimos una consulta de Nación ante la necesidad del campo de hacer determinados acopios y además ellos también exportan, así que son dólares para el país, por lo que quedaron autorizados. Tecnomyl al principio hizo una partida de alcohol en gel pero se quedó sin insumos y hubo un período en que no estuvo trabajando. Ellos hacen insecticidas y fertilizantes que están vinculados al agro, así que también empezaron con esa producción. También están trabajando las empresas que hacen las preformas para los envases pet, para agua, gaseosas, lavandina, bidones plásticos que se usan para productos de limpieza, alguna textil que estuvo haciendo camisolines y otras que tenían pedidos de sábanas para hospitales. Esas excepciones se dieron en función del primer DNU nacional, que contemplaba todas las actividades vinculadas a cuestiones de salud y alimentos”, dijo.

 

En evaluación

 

La ministra aclaró que habrá una evaluación para analizar si se flexibilizan las restricciones. “Ahora tenemos que ver cómo se comporta la pandemia en función de las acciones que vamos llevando adelante. Tenemos que ser muy prudentes y va a haber una reducción importante de la actividad industrial, porque hay que adaptarse a una nueva modalidad de trabajo. No es lo mismo adaptarse con una dotación de 60 personas que con una de 300. Esto se va a ir flexibilizando paulatinamente en función de cómo vaya funcionando y del cumplimiento de las empresas y de los trabajadores, porque el comportamiento individual es fundamental”, subrayó.