Breves
El presidente de la Nación, Mauricio Macri, durante el discurso que brindó en CCK.
El presidente de la Nación, Mauricio Macri, durante el discurso que brindó en CCK.

Macri confirmó reforma tributaria, laboral y previsional

El presidente Mauricio Macri anunció ayer un plan de reformas con tres ejes para combatir la pobreza, crear empleo y lograr equilibrio fiscal, y llamó a generar un acuerdo de “consensos básicos” a todos los sectores políticos, sociales y económicos en el que, advirtió, “cada uno” deberá “ceder un poco, perderle el miedo al cambio” y despojarse de “etiquetas y prejuicios”. La gobernadora Rosana Bertone estuvo presente en el anuncio.

El Presidente convocó a gobernadores y a la dirigencia política, gremial y empresaria a trabajar a futuro en base a consensos básicos en torno a tres ejes como lo son la responsabilidad fiscal, empleo y calidad institucional.

Lo hizo ante 150 invitados de distintos sectores sociales, donde Jefe de Estado convocó a “profundizar la transformación” para realizar “un cambio de fondo” en diversas áreas del Estado.

El presidente Mauricio Macri llamó a generar un acuerdo de “consensos básicos” a todos los sectores políticos, sociales y económicos en el que, advirtió, “cada uno” deberá “ceder un poco, perderle el miedo al cambio” y despojarse de “etiquetas y prejuicios”.

Macri declaró que su plan estará basado en tres ejes centrales como lo será una mayor responsabilidad fiscal, la creación de empleo y el fortalecimiento de las instituciones con el objetivo de reducir la pobreza, en lo que calificó como “la principal meta” que se trazó su administración desde su asunción en 2015.

“Los convoco a lograr entre todos consensos básicos que nos permitan trazar un camino de futuro para lograr estabilidad y una Argentina más justa”, declaró el Presidente ante un auditorio compuesto por gobernadores, empresarios, jueces, sindicalistas y legisladores, en el noveno piso del Centro Cultural Kirchner, en el centro porteño.

Macri enumeró la baja de la inflación, del gasto público y de impuestos, la creación de empleo y reformas tributarias, del sistema previsional y laboral, y remarcó la necesidad de “avanzar en reformas donde cada uno ceda un poco” pero “empezando -dijo- por los que tienen poder”.

El Presidente calificó de “inadmisible que en un país con las condiciones estructurales” que tiene Argentina “haya tantas personas en la pobreza” y consideró que “la única manera de cerrar las heridas del pasado es diciéndonos la verdad, rechazando todo tipo de violencia, buscando siempre el diálogo y fundamentalmente la paz”. “Si no hay consensos básicos sobre el rumbo de los objetivos no habrá sustentabilidad pública, ni inversiones ni seguridad jurídica”, advirtió el jefe del Estado al brindar detalles sobre la convocatoria a un diálogo multisectorial en procura de consensos para la definición de políticas públicas, y aclaró que “no se trata de sacar o de ajustar sino de poner y de que cada uno ceda algo para que gane el conjunto”.

La convocatoria al diálogo tiene su razón de ser en el triunfo electoral del oficialismo en las legislativas y así lo dejó en claro el propio mandatario: “Hace poco más de una semana los argentinos dimos un enorme paso, confirmamos nuestra decisión de cambiar y decidimos profundizar la transformación que nació en el corazón de los argentinos”.

Para cada uno de los casos, el mandatario dijo tener una propuesta de ley.

El norte de la ponencia presidencial fue “organizar el Estado” desde sus tres poderes del Estado y “trazar una línea de austeridad para lo que viene”.

Por caso, se quejó de que haya un legislador con 80 asesores, que la Biblioteca del Congreso posea 1.700 empleados, que el Poder Judicial tenga 45 días de receso, que haya 3.000 sindicatos o 280 obras sociales, por citar algunos casos que enumeró.

La interpelación de Macri para encaminar “el cambio” fue a “todos los sectores”. Es decir, empresarios, sindicatos, referentes del Poder Judicial, oposición, universidades, etc. La gran mayoría estaba presente en el CCK.

Los primeros opositores en hablar se mostraron de acuerdo con las palabras del Presidente, pero advirtieron que querrán ver la letra chica de los acuerdos que se proponen.

 

Los tres ejes

 

El primer eje al que se refirió Macri fue “la responsabilidad fiscal, inflación, e impuestos”.

“No podemos gastar más de lo que recaudamos”, dijo el Presidente.

“Tenemos que seguir bajando la inflación y comprometernos para que no sea más  un instrumento de la política”, dijo.

También dijo que hay que “reducir la carga tributaria” y “diseñar un esquema de impuestos sustentable”.

El segundo eje, al que hizo referencia el jefe de Estado fue “favorecer el empleo”.

“Necesitamos más y mejores trabajos. Avancemos hacia un esquema de reglas de juego que fomente el empleo privado formal”, indicó.

En cuanto al tercer eje, dijo que apela a la “calidad institucional”.

Y para lograrlo habló de “reformas en la justicia, en el sistema electoral e iniciar un camino de transparencia para castigar a la corrupción”.

 

El primer eje, macroeconómico

 

Macri hizo hincapié en la responsabilidad fiscal, el sistema tributario, la inflación y el sistema de jubilaciones y pensiones.

“Durante mucho tiempo no hemos podido manejar el equilibrio de nuestras cuentas públicas. No podemos gastar más de lo que nos ingresa”, señaló.

Por eso pidió que en todos los niveles de Gobierno se comprometan “al equilibrio fiscal”.

“Es necesario coordinar entre el Gobierno y las provincias” para “acercarnos al superávit de las cuentas públicas”.

Pidió por una “nueva relación fiscal entre el Gobierno y las provincias”.

En otro pasaje solicitó “desandar la escalada de impuestos que Nación, provincias y municipios hicieron en los últimos tiempos”.

“Reducir el gasto público es algo básico: necesitamos menos impuestos y más obras”.

Luego Macri se refirió a los “impuestos”.

“Tenemos impuestos que ningún país tiene”, mencionó. “Son demasiado altos, su distribución es poco equitativa”. Y describió al sistema en sí como “engorroso”. Luego cuestionó la evasión fiscal.

“Queremos avanzar con la provincias y municipios en sistemas tributarios más simples y equitativos”, afirmó.

Y adelantó que “El miércoles presentaremos una propuesta de reforma tributaria con la mira en la equidad y el largo plazo”.

El último punto que mencionó en este apartado fue el “sistema de jubilaciones y pensiones”.

Dijo que el actual “esconde serias inequidades y no es sustentable”

También cuestionó las “jubilaciones de privilegio”.

Y recordó que en la Ley de Reparación histórica se previó la creación de un consejo para diseñar un nuevo sistema.

Por eso, mencionó, en las próximas semanas convocará a que fuerzas política, representantes de jubilados, académicos y otros actores para que en proceso participativo se elabore una propuesta.

Pero hasta que sea reforma entre en vigencia, el Gobierno presentará una propuesta “para la transición”.

 

El segundo eje, el empleo

 

En este pasaje, se refirió al empleo privado, la pobreza y al crecimiento de la producción.

Macri dijo que presentará iniciativas que “venimos conversando con representantes del trabajo”.

Uno de los puntos es formalizar el trabajo no declarado, mejorar la capacitación y el equilibrio entre el trabajo y vida familiar.

En ese orden, volvió a criticar “los excesos en la litigiosidad laboral”, al que definió como “el negocio de unos vivos”.

E hizo mención nuevamente a la “mafia de los juicios laborales”.

Pidió, por caso, que las provincias adhieran a la nueva ley de ART. “Sólo adhirieron Córdoba y Buenos Aires”, señaló.

Dijo que están trabajando en cargas impositivas, costo del crédito, insumos calve como energía, y un conjunto de reglas de juego para que sean los adecuados para alcanzar niveles de productividad que el país necesita para “insertarse al mundo”.

También aseguró que más pymes puedan acceder a la Bolsa y haya más créditos hiptecarios para la gente.

En otra momento, apuntó a simplificar y eliminar trámites innecesarios para “dejar atrás un estado burocrático”.

En lo que hace específicamente a las empresas, dijo que deben comprometerse a cuidar a los consumidores y al ambiente.

También emarcó que “competir quiere decir salir a seducir al mundo y dejarse seducir”, también.

 

El tercer eje, la calidad institucional

 

Aquí, Macri habló sobre el “fortalecimiento institucional” y la necesidad de ser “respetuosos del Poder Judicial”.

Y repitió que “la modernización del Estado es fundamental”. “Debe ser ágil y transparente”, precisó.

No va más el “roban pero hacen”, aclaró.

“El compromiso con la transparencia debe ser adoptada por los tres poderes del Estado” y en “todo el país”, aseguró.

“Rendir cuentas es una obligación de todos, subrayó.

Entonces, dijo que en diversos “recovecos” de todos los gobiernos hubo nombramientos de familiares y amigos. Y mencionó el caso de la Biblioteca del Congreso.

Dijo que tiene más empleados que las bibliotecas más grandes del mundo. Según Macri, tiene 1.700 empleados, lo que definió como “escandaloso”. “En la de Chile hay bmenos de 250 empleados”, aclaró.

“Esta estafas se tienen que terminar. No hay más lugar para eso”, afirmó.

Y aclaró que “en las legislaturas provinciales sucede lo mismo”. También mencionó una situación similar en el Ministerio Público Fiscal y en el Consejo de la Magistratura.

Luego fue el turno del Poder Judicial, al que le reprochó el régimen de licencias, que consideró “muy generoso. Dos años de licencia con goce de sueldo”, criticó.

También dijo, en referencia al receso de Tribunales, que “no puede ser que la justicia este parada 45 días”.

Macri aseguró que estos “son pequeños ejemplos, de los que hay miles en el Estado”.

En otro apartado, interpeló a los sindicatos, específicamente, en lo que hace a las obras sociales.

“Hay 280 pero solo 40 representan al 70% de los trabajadores. Hay 240 obras sociales que solo representan al 30%. Esta cantidad llama la atención”, dijo.

“Invitamos a dialogar a nuestra dirigentcia sindical”, agregó, para luego criticar que haya 3 mil sindicatos en la Argentina.

 

Otras declaraciones destacas de Macri

 

-“La inflación es fruto de una mala política. Estamos bajándola y este año será la más baja desde 2009”.

-“Una de las motivaciones más grandes que tengo como Presidente es terminar con la pobreza para que los argentinos tengan la libertad de elegir sobre su propia vida”.

-“Debemos desatar los nudos maniatados para liberar esa potencialidad latente en nosotros”

-“Somos la generación que está cambiando la Argentina para siempre”.

-“La única manera de dar vuelta la página y cerrar las heridas del pasado es diciéndonos la verdad, construyendo confianza”.

-“Si no hay consensos básicos no habrá sustentabilidad pública ni inversiones ni productividad ni seguridad jurídica o competencia empresaria ni equidad social”.

-“Detrás del miedo al cambio hay a veces una mirada reaccionaria y conservadora que defiende privilegios”.

-“Creo en la necesidad de pensar en una agenda de reforma permanente”.

-“Nos ha costado construir un rumbo compartido por vernos el ombligo permanentemente”.

-“Los convoco a lograr entre todos consensos básicos, que nos permitan trazar una hoja de ruta que nos guíe en la construcción de reglas que nos den estabilidad”.

-“Queremos acabar con los privilegios que salvan a unos pocos”