Breves
El secretario de Finanzas de la Municipalidad de Río Grande, Diego López, dio detalles por Radio Universidad 93.5 de la elaboración del proyecto de presupuesto 2021, que prevé ingresos por 6.463 millones de pesos.
El secretario de Finanzas de la Municipalidad de Río Grande, Diego López, dio detalles por Radio Universidad 93.5 de la elaboración del proyecto de presupuesto 2021, que prevé ingresos por 6.463 millones de pesos.

“Los ejes principales son obra pública, ampliación del sistema sanitario y asistencia social”

El secretario de Finanzas, Diego López, explicó las proyecciones realizadas para la elaboración del proyecto de presupuesto 2021, por un monto total de 6.463 millones de pesos. Los ejes principales son la obra pública, y contempla financiamiento propio por más de 700 millones, más financiamiento externo superior a los 1.100 millones. El funcionario destacó que con casi dos mil millones invertidos en este punto se va a propiciar la reactivación de la economía local y la generación de mano de obra, ante índices alarmantes de desocupación. La ampliación del sistema sanitario es otro aspecto a resaltar, como también la asistencia social, ante una demanda creciente y un aumento de la pobreza y la indigencia. También dio a conocer la presentación de la cuenta de ejercicio 2019, con un déficit heredado superior a los 300 millones y 500 millones de deuda flotante. El panorama se complica por la deuda de coparticipación, que sigue rondando los 400 millones, y la caída en la recaudación. López estima que el 2020 cerrará con el 85% de los ingresos que habían sido proyectados para este año.

Río Grande.- El secretario de Finanzas de la Municipalidad de Río Grande, Diego López, dio detalles por Radio Universidad 93.5 de la elaboración del proyecto de presupuesto 2021, que prevé ingresos por 6.463 millones de pesos.

“El 30 de septiembre, como lo marca la carta orgánica, presentamos el primer presupuesto de la gestión. Como sabemos, el presupuesto es un fiel reflejo del plan de gobierno y lo hemos confeccionado siguiendo los lineamientos del intendente. Los principales ejes para resaltar son el fortalecimiento de la obra pública, la ampliación del sistema sanitario municipal; y hay una inversión importante en la asistencia social, teniendo en cuenta la coyuntura en que estamos. Otro tema importante es la incorporación de la perspectiva de género en el presupuesto. También se busca afianzar y fortalecer los servicios municipales, tanto los de prestación directa como los que están tercerizados, como el transporte público o la recolección de residuos”, dijo.

 

Reactivación por obra pública

 

Dentro del principal eje, hay alrededor de 770 millones para obra pública, más 1.100 millones de los convenios firmados con entes nacionales. “Todos sabemos el estado crítico en que se encuentra la economía local, hay datos realmente alarmantes de un desempleo del 22%, y esto significa que uno de cada cuatro riograndenses no está siendo absorbido por el mercado laboral. Esto deviene de cuatro años de neoliberalismo, y luego se profundizó la caída de la actividad económica por la pandemia en la que estamos. En esta situación entendemos que es imprescindible la presencia del Estado municipal, por eso presentamos un plan de obras muy ambicioso. Son 770 millones en obra con financiamiento propio, y destacamos el acompañamiento del gobierno nacional en las obras convenidas con financiamiento externo, que suman una inversión cercana a los 1.150 millones de pesos. Si tomamos la obra pública financiada con recursos propios y la financiada por nación, estamos hablando de un plan de obra pública de gran envergadura, con casi 2 mil millones de pesos de inversión. Estos fondos se inyectarán en la economía local”, subrayó.

Planteó que “al momento de pensar la obra pública tenemos en cuenta dos cuestiones relevantes: una obviamente es dar más y mejores prestaciones a los vecinos. La obra pública tiende a resolver problemas estructurales que tenía la ciudad cuando asumimos, porque estamos en un problema importante con la pavimentación y por eso se declaró la emergencia vial. Luego hay cuestiones de infraestructura que se visibilizaron durante este invierno feroz que tuvimos en la ciudad. Por otro lado tomamos la obra pública desde una perspectiva macroeconómica, como un elemento motorizador y de reactivación de la economía local”.

“Estos 2 mil millones de pesos van a ser una inyección importante en la economía local, y van a ser un elemento importante para la reactivación. Tenemos obras de pavimentación, infraestructura de cloacas, pluviales. Hay un detalle del plan de obras que va a especificar la secretaria Silvina Mónaco. La doble Santa Fe está incorporada y seguramente la Secretaria de Planificación podrá dar un detalle más exhaustivo”, indicó.

 

Sistema sanitario

 

El segundo eje es “seguir fortaleciendo el sistema sanitario municipal, por eso hemos dispuesto una suma de 180 millones de pesos para el presupuesto de salud del próximo ejercicio. Si uno lo compara con lo que se ejecutó en 2019, estamos hablando de un incremento del 200% en sólo dos años. De los 180 millones hemos establecido un fondo específico que hemos llamado ‘fondo COVID’, destinado a financiar todas las erogaciones de la pandemia, como insumos de laboratorio, insumos médicos para el centro de atención de pacientes COVID, el pago de los honorarios de médicos, enfermeros, personal de maestranza, que trabaja en estos lugares”, informó.

“Nuestros centros de salud municipal están funcionando de lunes a lunes, y eso ha sido muy importante y es para resaltar, porque ha servido para descomprimir la atención en el hospital. Sacando la cuestión de la pandemia, seguimos avanzando en el fortalecimiento del sistema de salud. Este año inauguramos el anexo del centro Mamá Margarita, y el próximo año pensamos incorporar a la oferta sanitaria un centro integral de infancia”, anunció.

 

Asistencia sanitaria

 

“Los tres pilares son la inversión pública, la cuestión sanitaria y la asistencia social”, dijo, ampliando el tercer eje del proyecto. “Recientemente se han publicado datos realmente tristes, sobre un 40% de pobreza y un 10% de la población en la indigencia. Realmente son datos alarmantes y por eso hemos decidido tener una inversión cercana a los 380 millones en la Secretaría de Desarrollo Social. Gran parte de esos fondos van destinados a la asistencia alimentaria. En este período tuvimos un trabajo muy fuerte con los comedores, y son casi 50 los que están operando en la ciudad. Claramente cuando hay tantos comedores es un indicador de una situación económica alarmante y de un desempleo alarmante. Por eso decidimos fortalecer la asistencia social, tanto en la cuestión alimentaria como en partidas para la asistencia financiera, sin olvidar la asistencia con distribución de agua y leña, con lo que estuvimos presentes durante este invierno tan fuerte”, manifestó.

 

Las variables tomadas

 

Consultado sobre las estimaciones realizadas para elaborar este nivel de ingresos, explicó que “hemos dispuesto una variación que va en línea con la inflación, cercana al 27%. Ha sido parte de los parámetros que hemos tomado para hacer las estimaciones de las variables, teniendo en cuenta las variables macroeconómicas que dispuso el gobierno nacional. Hay una gran expectativa de un escenario de reactivación económica, pero hay que ser cautelosos porque la pandemia no ha pasado. Hoy lo que prima es la incertidumbre y hay que ser cautos en la estimación de recursos”, expresó.

Además se le preguntó si se prevé un aumento salarial para los empleados municipales, y aclaró que la pauta salarial se irá estableciendo “en función de la percepción de los recursos, una vez iniciado el ejercicio. Llegado el momento estableceremos el nivel de pauta salarial para 2021. Para el mes de noviembre tenemos el último tramo de la pauta salarial 2020, que hemos respetado a rajatabla, porque se incrementó cada uno de los tramos en tiempo y forma”, dijo.

 

Deudas del gobierno

 

El secretario fue consultado sobre la deuda de coparticipación, un tema que no está resuelto: “El atraso de coparticipación genera una restricción muy importante. El atraso sigue estando en 30/35 días, y hablamos de una deuda cercana a los 400 millones de pesos por coparticipación. Durante esta semana presentamos la cuenta de inversión del 2019, que refleja el estado de las finanzas cuando iniciamos la gestión. Esa cuenta arroja un déficit cercano a los 320 millones de pesos. Esos 320 millones en su momento representaban el 8% de los recursos, y en esa situación iniciamos la gestión. A eso se incorporó la restricción de recursos por la parálisis de la actividad por la pandemia; más el retraso de coparticipación. Esto hace una situación compleja, porque tenemos restricción de recursos y necesidad de financiar mayor gasto para atender la situación sanitaria y social. La demanda es creciente y la única manera de manejar este desfasaje entre menores recursos y mayores gatos es con cautela, con responsabilidad, y con el criterio que ha tenido el intendente Martín Pérez a la hora de orientar cada uno de los recursos que ingresan al municipio”, sostuvo.

“Hemos podido cumplir con nuestras obligaciones y cancelar gran parte de la deuda flotante con la que cerró el ejercicio 2019, y hemos sido criteriosos a la hora de manejar los recursos para sobrellevar esta situación. La deuda flotante era superior a los 500 millones de pesos y, dentro de los principales acreedores estaba Santa Elena, la Cooperativa Eléctrica, la empresa de transporte público, los bomberos voluntarios. Es una deuda millonaria que pudimos saldar parcialmente en este ejercicio”, valoró.

 

Menos ingresos en 2020

 

En cuanto a la caída de recaudación este año, adelantó que al cierre del ejercicio ingresará el 85% de lo que se había estimado. “Nosotros teníamos un presupuesto de 5.150 millones para 2020. Era lo que uno estimaba al inicio del ejercicio. Parados ya en octubre, a tres meses de cerrar el año, la proyección nos dice que vamos a estar en 400 y 450 millones de pesos menos, y andaremos en los 4.750 millones percibidos en 2020. Esto se debe a la caída importante de los recursos, porque vamos a percibir el 85% de lo presupuestado, y a esto hay que adicionar el déficit heredado, el atraso de coparticipación y la no percepción de ATN. Muchas provincias del país coparticiparon los ATN pero nosotros no los percibimos para poder paliar la pandemia. Hasta ahora no recibimos ni un peso adicional, y hemos financiado la política sanitaria con recursos propios”, enfatizó.

Otro punto de consulta fue la moratoria lanzada por el municipio y López  aseguró que “los vecinos se están acercando, siempre mediante un sistema de turnos y con los controles preventivos. Ha habido una demanda importante, entendiendo la coyuntura en que vivimos. La moratoria es una herramienta paliativa y la gente lo ha tomado muy bien. Está abierta hasta el 15 de diciembre”, recordó.

Asimismo, aclaró que el incremento de la planta de personal en 2021 será ínfimo. “Solamente está previsto un incremento del 2%. Si uno mira el promedio de los cuatro o cinco años que pasaron, estuvo por encima de este 2%. En el último presupuesto la planta pasó de 1.730 a 1.850. Ahora va a ser ínfimo y tiene relación con el incremento de las prestaciones que tenemos previstas”, dijo.

“Ahora esperamos el llamado del Concejo Deliberante para iniciar el debate en las comisiones. Desde la cartera de Finanza haremos la presentación en términos generales de los parámetros que se tomaron en cada una de las estimaciones y los ejes principales del proyecto. Luego seguramente cada uno de los secretarios harán defensas más específicas del presupuesto 2021, en función de los programas estipulados”, indicó sobre la discusión por venir de este proyecto.

 

Audiencia pospuesta

 

Finalmente se le preguntó sobre la causa judicial por la deuda de coparticipación del gobierno, y dio a conocer que se pospuso la audiencia prevista días atrás para el mes de octubre. “Esperemos que prontamente la justicia pueda establecer el cumplimiento de la normativa, porque no es nada más que eso”, concluyó.