Breves
En CityBus tuvieron una visita muy especial. Rafael Enríquez, hermano del Suboficial Segundo Víctor Marcelo Enríquez, y Pablo Fernández, hermano gemelo del Suboficial Segundo, Daniel Adrián Fernández, fueron invitados a la empresa para ver los colectivos y conocer más sobre la iniciativa que rinde homenaje a sus familiares y los demás submarinistas.
En CityBus tuvieron una visita muy especial. Rafael Enríquez, hermano del Suboficial Segundo Víctor Marcelo Enríquez, y Pablo Fernández, hermano gemelo del Suboficial Segundo, Daniel Adrián Fernández, fueron invitados a la empresa para ver los colectivos y conocer más sobre la iniciativa que rinde homenaje a sus familiares y los demás submarinistas.

Los 44 tripulantes del ARA San Juan, homenajeados en las unidades de CityBus

La imagen de los guardianes de nuestro mar están presentes a lo largo y ancho de la ciudad, a través de dos unidades ploteadas en tributo a la tripulación que dio la vida a bordo del submarino que desapareció hace más de un año y fue encontrado en las profundidades del océano. Tres unidades salieron este miércoles a primera hora a las calles de Río Grande, manteniendo presentes a los 44 tripulantes del ARA San Juan.

Río Grande.- En CityBus tuvieron una visita muy especial. Rafael Enríquez, hermano del Suboficial Segundo Víctor Marcelo Enríquez, y Pablo Fernández, hermano gemelo del Suboficial Segundo, Daniel Adrián Fernández, fueron invitados a la empresa para ver los colectivos y conocer más sobre la iniciativa que rinde homenaje a sus familiares y los demás submarinistas.

“La propuesta me encantó, fue muy emotivo y lindo. La gente no va a tener que acercarse a verlo, sino donde esté cada uno va a estar pasando y los recordaremos siempre. Va a estar latente en todo momento, cada persona que suba, sabrá que lo hace a un lugar donde se homenajea a 44 héroes”, expresó Pablo Fernández, quien junto a Enríquez, fueron recibidos por uno de los titulares y responsable de CityBus, Ariel Ledesma, la encargada de la empresa, Fabiana Peralta, y el secretario general de la UTA, Juan Carlos Cuenca.

“Es un gesto enorme, una caricia al alma ante tanto dolor”, señaló Rafael Enríquez, quien pudo ver por última vez a su hermano en Ushuaia, cuando el submarino ARA San Juan estuvo en la Base Naval el 5 de noviembre de 2017. Ese mismo día, también sería el último encuentro de Pablo con Daniel Fernández.

Los familiares de los tripulantes se interiorizaron en la labor que se lleva a cabo en la empresa a cargo del transporte público en una recorrida por el lugar, mantuvieron un diálogo ameno con las autoridades y se fotografiaron con las unidades ploteadas. Hoy, ellos llevan adelante una incansable lucha en la búsqueda de la verdad, tras conocerse la ubicación de los restos. Actualmente, se llevan a cabo investigaciones en la Justicia Federal Argentina y en el Congreso de la Nación a través de una comisión bicameral.

 

“Seguimos tratando de no bajar los brazos”

 

Los familiares de los tripulantes compartieron sus sensaciones a casi 16 meses del trágico hecho. “La sensación de los familiares son muchas dudas. Es una herida muy enorme que aún no la cerramos”, manifestó Enríquez.

Y añadió que “sentimos que la sociedad nos acompaña pero no tanto cómo nos gustaría a los familiares. Seguimos tratando de no bajar los brazos hasta que se sepa qué es lo que pasó”.

A su vez, Fernández manifestó que “desde que pasó esto la sociedad tomó conciencia de que la Armada es gente normal, que tiene su familia, su vida y tiene el plus de dar la vida por la patria. Uno no lo valora hasta que pasan estas cosas. Deberíamos honrar más los símbolos y respetar a la persona que eligió dar la vida por servir a la patria”.

“Estamos esperando que se sepa la verdad y se haga Justicia”, afirmó el familiar de Suboficial Segundo, Daniel Adrián Fernández.

Para finalizar, Pablo Fernández expresó que “pasó un año y siegue estando el dolor, la ausencia. Hoy pedimos por Justicia. Encontrarlos nos trajo paz y sólo hay que esperar que nos den una respuesta”.

 

Ramón Escobar, una inspiración

 

Durante la recorrida por la empresa junto a Rafael y Pablo, Ariel Ledesma les narró el origen de la idea: “La iniciativa surgió hace un tiempo atrás con un amigo que está en Mar del Plata y se llama Ramón Escobar. Él es integrante de la primera tripulación del ARA San Juan, que se encargó de traer el submarino desde Alemania. Además, es héroe de Guerra y sobreviviente del hundimiento del ARA General Belgrano”.

Corría el año 1985, y una tripulación de 34 hombres realizó una travesía de inmersión que duró 28 días para traer el TR- 1700 (TR por el tipo de submarino: Thyssen Reinstal y 1700 por sus toneladas) S-42 (S por submarino), desde Alemania hasta Mar del Plata. Uno de ellos, fue Ramón Escobar, quien motivó esta iniciativa. A lo largo de su carrera, se desempeñó como maquinista en la Armada y es integrante de la primera dotación del ARA San Juan.

“Nosotros mantenemos un contacto vía Facebook, y la verdad él fue una fuente de inspiración para este homenaje porque siempre tiene presente a los 44 tripulantes y es emocionante su espíritu de camaradería y sentimiento hacía las personas que dieron la vida sirviendo al país, cómo también lo hizo Ramón”, relató Ledesma.

“Gracias a una reunión que mantuvimos la semana pasada con los ex combatientes de Río Grande, por un proyecto de los trabajadores en conjunto con los veteranos para colocar los nombres de los Héroes de Malvinas en las garitas, el presidente Roma Alancay nos facilitó el contacto con Rafael Enríquez y Pablo Fernández, a quienes llamé y pudieron venir a conocer personalmente este homenaje a sus familiares y servidores de la patria”, agradeció uno de los titulares y responsable de CityBus.

Al finalizar el encuentro, Ledesma comentó que “fue una visita muy emocionante y estamos sumamente agradecidos a Rafael y Pablo por brindarnos su tiempo para acercarse a las instalaciones de la empresa. Los acompañamos en la búsqueda de la verdad y teniendo siempre presentes a los 44 Héroes del ARA San Juan en la comunidad riograndense, a la cual estamos orgullosos de pertenecer”.