Breves
El presidente de la Cámara de Turismo, Marcelo Lietti, expuso el panorama del sector, uno de los más golpeados directamente por el coronavirus, que complica el último tramo de la temporada alta y deja una incógnita sobre lo que ocurrirá en la temporada de invierno.
El presidente de la Cámara de Turismo, Marcelo Lietti, expuso el panorama del sector, uno de los más golpeados directamente por el coronavirus, que complica el último tramo de la temporada alta y deja una incógnita sobre lo que ocurrirá en la temporada de invierno.

Lietti planteó la alta exposición de Ushuaia por el ingreso de turistas

El presidente de la Cámara de Turismo avaló las medidas de seguridad que se están llevando adelante y apeló a la responsabilidad de “todos los ciudadanos”. Con dos casos confirmados en la capital fueguina, contrastó la alta exposición de Ushuaia por el ingreso de turismo extranjero en comparación con la zona centro y norte, e instó a sobrellevar con tranquilidad esta coyuntura. Advirtió que el “shock económico” será muy importante, con cancelación de recaladas y reservas que ya se están dando. “Todo de modifica minuto a minuto y el turismo es un medio de vida en esta ciudad”, dijo.

Río Grande.- El presidente de la Cámara de Turismo, Marcelo Lietti, expuso el panorama del sector, uno de los más golpeados directamente por el coronavirus, que complica el último tramo de la temporada alta y deja una incógnita sobre lo que ocurrirá en la temporada de invierno.

Por Radio Universidad 93.5 informó que hoy lunes está prevista una reunión con la Ministra de Salud, luego de la confirmación de dos casos en Ushuaia que agudizan la necesidad de precauciones. “Estamos trabajando en conjunto con la Municipalidad y la idea es hacer una mesa integrada. Creo que varias instituciones gubernamentales y no gubernamentales tienen que estar en la mesa de crisis. El comité está formado por cuatro médicos, y es acertado que quien encabece esto sea la medicina, la salud, y todos tienen que estar encolumnados con el Ministerio de Salud de la Nación, la provincia, los municipios, pero tiene que ser más amplio”, consideró.

“Nos comunicamos con ‘Willy’ Querciali –titular del INFUETUR- y él organizó una reunión con la ministra. Acá no debe haber librepensadores. Las instituciones gubernamentales y no gubernamentales deben dejar todos los egoísmos y los pensamientos políticos. Todos tenemos que encolumnarnos. Se hizo un bloqueo para que no ingresen personas que vienen desde los países afectados y esto va a tener un shock económico mundial, como está ocurriendo en todo el mundo, pero había que tomar una medida. Esto se debe manejar con responsabilidad, celeridad y llevando tranquilidad a la población”, remarcó.

Como ejemplo de lo que no debe repetirse, citó el video del puerto de Ushuaia que se viralizó donde decían que no había controles ni seguridad y “que había gente con síntomas a bordo. Eso es una barbaridad, esa persona hizo un gran daño y la gente tiene que entender que no se puede viralizar cualquier información, sino que hay que manejar información segura”.

“Esto que ocurre en el mundo nos va a dañar mucho, desde la salud, a nivel emocional y económico. El turismo es un medio de vida en esta ciudad, y Ushuaia está más expuesta que Río Grande, por eso hay que manejarse con mucha responsabilidad y ocuparse del tema, y toda la sociedad tiene responsabilidad. Aparentemente quien hizo ese video trabaja de chofer en un transporte y estaba ahí. Quiero pensar que no tomó la magnitud del daño que podía ocasionar mostrando que no había controles. No sé si pensaba que iba a haber un termómetro por cada pasajero que bajaba. Se escucha a gente decir que hay poco o mucho control, y nos tenemos que cuidar del desconocimiento de cuáles son las medidas de seguridad, además de cómo atacar este tema, porque nadie tiene claro ciento por ciento de cómo hacerlo. Creo que es falta de responsabilidad más que animosidad”, opinó.

 

Caída de reservas

 

La caída de reservas es una consecuencia directa de la pandemia. “Tenemos charlas permanentes, primero para no generar caos interno porque los operadores turísticos forman parte de la sociedad y también sufren un impacto emocional y pueden tomar decisiones que no son acertadas. La caída de reservas es mucha para los países que tienen el bloqueo. Este año tuvimos muchos grupos de coreanos y esos grupos estaban visitando Perú, Chile, Bolivia, y después venían para la Argentina. Al caerse la visa ya no los dejan entrar a Argentina y se vuelven a su país. Todas esas reservas están cayendo y no se pueden recuperar más, ya las perdimos”, manifestó.

“Lo mismo ocurre con españoles, con italianos. Inclusive los grupos de españoles, italianos, coreanos y chinos que andan por el país ya están bloqueando la posibilidad de que hagan excursiones. Por ejemplo en el puerto de Ushuaia la Prefectura dictó una normativa y no pueden embarcar en los catamaranes los pasajeros de ese origen. Se les acorta la posibilidad de ir conociendo el país y esta es una medida de prevención que hay que aceptarla y ajustarse a ella. Esto va a tener un shock económico muy importante pero hay que tomar medidas”, reconoció.

“A los argentinos que quieren cancelar les estamos diciendo que el turismo nacional está funcionando con normalidad para que no cancelen. Se está manejando con mucha cautela también”, apuntó.

Respecto del feriado extra largo en los próximos días y Semana Santa, confirmó que “ya se cayeron muchas reservas. Las reservas que se están cancelando son las que teníamos para el resto de marzo y parte de abril. Todos tenemos amigos y conocidos que estaban por viajar y están esperando a ver qué sucede. No hay que desesperarse porque China, que es el país donde más afectados tuvo y donde inició todo, hoy está abriendo los lugares públicos y hay una tendencia a volver a la normalidad. Obviamente hay países donde esto les llega más tarde y encima nosotros vamos a tener el invierno. Tenemos que cuidarnos más y manejarnos con responsabilidad”, reiteró.

“Estamos en el final de nuestra temporada, que normalmente termina siempre con Semana Santa. En abril los últimos cruceros que ingresan son los Australis, y en la segunda quincena de abril, mayo y junio, ya viene la temporada baja. Lo que pasa es que ya para esta época estamos trabajando fuerte para el invierno y es lo que tenemos que seguir haciendo. En este momento ya estábamos saliendo a Brasil a capacitar a los operadores y hoy eso no se puede hacer. Tenemos que modificar nuestros usos y costumbres para ver de qué manera los capacitamos online. Estamos llamando a cada uno de los operadores para decirles que desde acá vamos a tener charlas virtuales, porque las cosas ya no se pueden hacer como se hacían antes”, indicó.

Uno de los cruceros que llegaba ayer domingo canceló la recalada y el efecto dominó no va a parar en lo inmediato. “Tenemos un crucero que canceló para este domingo 15. Los cruceros tienen su propio sistema de seguridad sanitario, con diferentes protocolos, y lo que más quieren es que todo funcione perfectamente a bordo. Los cruceros en el mundo están cancelando sus salidas y este que ya está, ha modificado sus recaladas. Todo se modifica minuto a minuto”, enfatizó.

 

Al borde de la emergencia

 

En cuanto al sector en sí, se apela a una ley de emergencia por las pérdidas que van a afectar también las fuentes laborales. “Todavía hay movimiento pero después la temporada se cae, la gente que trabaja en turismo se va de vacaciones, el hotelero hace el mantenimiento del hotel y viene el momento de descansar hasta el alta de julio con la temporada de invierno, pero este año no sabemos qué va a pasar. El viernes hubo una reunión del intendente con operadores y con la Secretaría de Turismo, porque ya teníamos la información de que Prefectura no iba a dejar embarcar pasajeros de países de riesgo, y recibimos la cancelación de esta recalada del domingo. Estamos viendo cómo vamos a encarar el futuro, porque no sabemos de qué manera va a acontecer nuestro invierno y cómo va a repercutir esto. Si Argentina sigue manejando el índice bajo que tenemos hoy, creemos que nos puede ir muy bien”, confió, aunque a la vez el ingreso de turismo extranjero que se busca es un riesgo en sí mismo para el destino.

“En la reunión del viernes con el intendente se planteó también una reunión con el gobernador, porque hay un proyecto en la Cámara de Diputados de declaración de la emergencia turística, justamente para contemplar medidas específicas. A las empresas se les va a complicar económicamente. Estados Unidos tomó una decisión drástica pero inyectó 200 mil millones de dólares. Argentina tendrá que analizar esto, que encima nos agarra en un momento crítico del país. Hay que analizar con tranquilidad lo que se va a hacer”, concluyó.