Breves
El legislador radical Federico Sciurano expuso su preocupación por el sostenimiento de la actividad económica y de los miles de puestos de trabajo del sector privado, a partir del “agujero económico” que se profundizó con las medidas anunciadas el domingo.
El legislador radical Federico Sciurano expuso su preocupación por el sostenimiento de la actividad económica y de los miles de puestos de trabajo del sector privado, a partir del “agujero económico” que se profundizó con las medidas anunciadas el domingo.

Legislador Sciurano espera apoyo al sector privado

El legislador radical reconoció la prioridad absoluta de la situación sanitaria, pero a la vez reclama el análisis de medidas económicas para evitar el quiebre en el sector privado. Definió como un “agujero económico” el que se profundizó desde el domingo, sin ingresos para la actividad comercial y con la obligación de pagar impuestos y sueldos a miles de trabajadores, en pocos días. Apuesta a un espacio de consenso que contemple al sector, con diferimiento de pagos, condonación de deudas o bien incentivos que permitan “el día después” continuar con la actividad en la provincia.

Río Grande.- El legislador radical Federico Sciurano expuso su preocupación por el sostenimiento de la actividad económica y de los miles de puestos de trabajo del sector privado, a partir del “agujero económico” que se profundizó con las medidas anunciadas el domingo.

Por Radio Provincia, días atrás planteó que hay “un impacto sanitario y económico” de la pandemia del Coronavirus. “Hoy la cuestión prioritaria es la salud y tomar las medidas necesarias para preservar a la población, pero luego viene el día después, con la situación de las estructuras económicas que tiene la provincia. Hay una realidad de la actividad comercial en Tierra del Fuego, que genera fuentes de trabajo importantes, y no es menor que esté totalmente parada. Estamos en un momento de vencimiento de impuestos provinciales y llega la etapa del mes en que hay que pagar salarios. Es un tema para prestarle atención y no pensar que cada uno lo va a resolver como pueda”, dijo.

“Lo primordial es la salud pública pero también hay una connotación legal por los decretos que han surgido en las últimas horas sobre la restricción de las actividades. También hay que pensar que el Estado tiene que tener un rol activo para sostener la actividad económica. Una vez que podamos pasar esta crisis, la actividad económica permite sostener el statu quo actual”, advirtió.

“El comerciante sabe que tiene que pagar salarios e impuestos, y no está generando recursos. Es lógico que esté más que preocupado. Por debajo de las decisiones en términos sanitarios, tiene que haber una línea económica que pueda sostener la actividad actual que tiene la provincia, para que no quiebre. Estamos apelando a la solidaridad, y también tiene que estar acompañada por las decisiones que va tomando el Estado, en el entendimiento de que esta situación no se generó para que la gente se vaya de vacaciones. Los comerciantes permiten que miles de familias tengan trabajo y hay que tratar de llegar a un gran acuerdo entre el Estado, la actividad privada, los sectores gremiales y los que estamos preocupados por esto, para sostener la actividad económica que tiene Tierra del Fuego”, expresó.

 

Reclamos de distintos sectores

 

Desde el bloque radical han mantenido reuniones “con todos los sectores que tienen relación con la actividad económica, tanto sectores de la actividad comercial, como de la actividad inmobiliaria. La estructura industrial de Tierra del Fuego tiene una espalda económica distinta, pero hace por lo menos tres semanas que sabemos que hay dificultades en la provisión de insumos de China. Cualquiera que conozca la actividad industrial sabe que es fundamental esta materia prima”, observó, a las puertas de un cuello de botella que podría frenar la producción, ya alicaída, si no se normalizan los envíos.

“Hay un grupo de funcionarios del gobierno que se está encargando de las cuestiones de todos los días, fundamentalmente de la salud y prevención, y las premisas han sido claras; pero también debe haber un grupo comprometido con una mirada por debajo de esta línea de horizonte, que es la cuestión de la economía y el comercio”, reclamó.

“Me parece muy bien el anuncio de la convocatoria al consejo económico y social y espero que sea un espacio de búsqueda de acuerdos. Si a una persona que tiene un pequeño o mediano comercio se le exige pagar Ingresos Brutos, cuando hace días que no está facturando y hace veinte días está impactando en la actividad turística, hay que pensar en medidas adecuadas para sostener el empleo. No estamos pensando en salvar a un comerciante, sino a miles de personas que dependen del empleo privado”, subrayó.

“Los ingresos fueron congelados de un día para otro y tiene que haber un plan. El gobierno tiene un equipo técnico que seguramente está concentrado en esto y esperamos los anuncios, que podrían ser desde condonar impuestos a generar herramientas de incentivo para que la actividad económica y comercial pueda mantenerse”, propició.

De hecho, ya hay pedidos de comerciantes para suspender el cobro de impuestos y tasas por 60 días y, para Sciurano, “la solidaridad no puede ser solamente una palabra, sino que tiene que ser un compromiso. No tenemos que transformarnos en una sociedad del sálvese quien pueda y esto tiene que traducirse en medidas concretas. Todos los que tenemos responsabilidad pública tenemos claro cuál es la situación económica que se está viviendo, a partir de las decisiones que se tomaron desde el fin de semana” enfatizó.

“He leído algunas decisiones que tomó la Municipalidad, con respecto a vencimientos y cuotas, pero tiene que haber una batería de decisiones orientadas a la cancelación de obligaciones impositivas, para que los comerciantes puedan además sostener el pago de los sueldos. Hoy sin duda hay que priorizar el pago de los salarios de los empleados de comercio, y ver cómo vamos a alivianar la carga de quien tiene que pagar esos salarios”, remarcó.

“Como cuestión primaria, la responsabilidad es del Estado, y acá no hay un problema financiero sino económico. La plata que hay que pagar no alcanza y alguien tiene que ponerle voz a esto para acelerar las decisiones. Las cámaras de comercio han participado de las conferencias de prensa de estos últimos días, pero las cámaras empresariales no han sido parte de un espacio de consenso para que se tomen esas decisiones. Se ha informado de las decisiones que se han ido tomando, pero no están contenidos en este agujero económico que se ha generado de una manera mucho más profunda a partir del domingo”, señaló.

“Hay que tomar este tema con responsabilidad, con respeto hacia el otro, y que las medidas sanitarias, que son fundamentales, tengan en cuenta que hay otro mundo al que atender, que va a permitir que la comunidad pueda seguir funcionando. No creo que sea intención de nadie que nos encontremos en tres meses con comercios cerrados y comerciantes que no pueden pagar los sueldos. La intención es sumar al análisis que está haciendo el gobierno de la provincia, a partir del contacto que estamos teniendo en nuestra actividad cotidiana. Yo vengo de este ramo y sé perfectamente de lo que estoy hablando”, concluyó.