Breves
La titular de ATURG Griselda Fuentes se refirió a las complicaciones que tiene el sector por la situación económica que atraviesa el país y la provincia.
La titular de ATURG Griselda Fuentes se refirió a las complicaciones que tiene el sector por la situación económica que atraviesa el país y la provincia.

Las fábricas y los vuelos sostienen a los taxistas

Así lo aseveró la Presidente de ATURG para referirse a la compleja situación que esta viviendo el sector en función de la situación económica que atraviesa el país, la provincia, y particularmente la ciudad de Río Grande. Fuentes resaltó que “hoy la gente no tiene dinero, y prioriza el colectivo al taxi”. Además remarcó que los costos que tenemos son muy altos, donde sigue aumentando los combustibles, el dólar, la pérdida de puestos de trabajo, y por consecuencia cada vez tenemos menos trabajo”.

Río Grande.- La titular de ATURG Griselda Fuentes se refirió a las complicaciones que tiene el sector por la situación económica que atraviesa el país y la provincia.

Por FM La isla señaló que “la situación es compleja, decir que estamos mal es poco, habíamos pasado otras crisis, pero no tan profunda, y tan larga como esta”, afirmó la representante del sector de los taxistas.

Recordó que “tuvimos otras crisis como la del año 2001, yo en ese momento ya era taxista, pero fue por un momento mucho más corto, pero ahora la realidad es que estamos muy complicados”, dijo, al tiempo que agregó que “en aquel momento cuando íbamos a comprar, nos sacaban la mercadería de la mano para remarcarla, pero ahora ni siquiera te la sacan de la mano porque no hay dinero ni para ir a poder comprar”, diferenció de la actual realidad que se está viviendo respecto de la crisis del 2001.

Fuentes reveló que “hoy la gente ya espera el colectivo, teniendo en cuenta que el transporte público de pasajeros está funcionando muy bien, cosa que antes no sucedía, pero lo que sucede hoy es que la gente no tiene dinero en el bolsillo, por el contrario si la tuviera, no esperaría el colectivo ni un minuto por nuestro clima, pero hoy no les queda otra, vos vez a la gente muerta de frio en las distintas paradas de colectivo y lo tienen que esperar, como así también hay muchos que caminan porque lamentablemente no tienen ni para el colectivo”.

Con respecto a las paradas que tienen en los supermercados, dijo que “es terrible la fila de autos en el centro, se nota muchísimo porque es más espaciado en el tiempo que sale el taxi, por ejemplo algunos taxista me han contado que han estado dos horas parado para salir con un viaje, donde a veces realizas un viaje de 150 pesos,  y otras veces haces uno de 70, entonces con eso no compras ni un kilo de pan”, fustigó la dirigente sindical.

Ante la crítica situación que se está viviendo, Fuentes afirmó que “la calle se ha puesto muy difícil para poder circular, hay menos tolerancia de la gente, pero le pasa a todo el mundo, tanto en el que va manejando, como aquel que anda a pie, donde la falta de trabajo es la primer causa de lo que se está viviendo”.

Asimismo resaltó que “nosotros tenemos que contar con cambiar la unidad con la cual trabajamos, y a precio dólar se nos hace imposible”.

 

Ordenanzas sin cumplir

 

Por otro lado Fuentes se refirió a la ordenanza entre el taxi y el remis, para lo cual manifestó que “los remises siguen utilizando los relojes que no están homologados, y al respecto no hay ningún tipo de control”.

 

Costos del sector

 

En otro orden fue consultada sobre los costos que tienen, señalando que “los mismos se incrementan en función del dólar, la inflación, combustible, entre otros ítems, siendo que la actualización de nuestros valores se hace ahora directamente con el Municipio que es cada seis meses, pero ahora nose en que porcentaje será, dado que si ahora nos está costando llevar pasajeros porque la gente no tiene plata, estamos realmente en una encrucijada, debido a que tenemos que juntar plata para comer, para cambiar el auto, para pagar impuestos, pero a su vez la gente no tiene plata”.

Puntualizó que “actualmente hay 215 taxis en toda la ciudad, pero es como repartir la poca torta que hay entre muchos, y lo peor es que el combustible sigue aumentando, pero también nos complica que hayan sacado el IVA porque es mucha menos plata que va a ingresar a la provincia, si la gente no cobra, será otro problema más para nosotros”.

 

“Las empresas nos están salvando”

 

Consultada sobre cuál es la parte de la actividad donde más se siente esta recesión, dijo que “lo que más se extraña es el viaje momentáneo, teniendo en cuenta que ATURG trabaja mucho con las empresas, y es eso lo que más o menos nos está sosteniendo, siempre y cuando nos sigan pagando, siendo que hasta el momento nos vienen pagando en tiempo y forma”, sostuvo, al tiempo que agregó que “se está poniendo difícil poder levantar un pasajero en la calle, más aun hoy cuando tenemos la competencia desleal del remis, dónde el Municipio no está siendo los controles correspondientes con respecto a la utilización ilegal del reloj no homologado, entonces nosotros contra eso no podemos competir, siendo que nuestro reloj está homologado, marca así porque es una ley nacional”.

Con relación para cuánto tiempo más está para aguantar la actividad en estas condiciones que se está viviendo, donde tiene que dar una cierta rentabilidad como para poder generar un plato de comida propio, fuentes expresó que “normalmente siempre se trabajó, donde durante los meses de octubre y noviembre aflojaba un poco, pero en el mes de diciembre siempre se trabajaba por el tema de las fiestas, los aguinaldos, y demás, y el mes de enero era mortal, pero ahora ya se está sintiendo la falta de trabajo”.

Remarcó que este  invierno ha sido “cruel por el gasto en cubiertas, y demás, y desde la Asociación hemos hablado con algunas gomerías para poder darle a los socios la posibilidad de poder pagar los neumáticos en cuotas, porque de lo contrario era imposible de comprar”.

Fuentes puntualizó que para que el sector crezca un poco hay que “ponerle plata en el bolsillo a la gente, no es que la gente está ahorrando para irse de vacaciones, la gente no tiene para comer, es terrible, y si bien acá uno no lo puede llegar a visualizar como en el norte, pero como siempre digo, en el norte si tenes un patio, generas una quinta, pero acá se realmente complicado poder hacer algo así por el clima que tenemos”.

Al respecto exteriorizó que “antes pasaba por el supermercado, y el estacionamiento estaba repleto, hoy no es así, y cuando vas a comprar, observas como día a día los precios se están remarcando”.

Por ultimo Fuentes reveló que “normalmente son 12 horas de trabajo, ahora por suerte se normalizó nuevamente los dos vuelos para la ciudad, pero esperemos que todo cambie, porque esta situación comienza a afectar a la salud de la gente, tengo muchos compañeros que están con mareos, con estrés, más aun cuando no hay otra cosa para hacer”.