Breves
smartphones-2091022w645

Las aplicaciones móviles, bajo la lupa por el consumo excesivo de la batería del smartphone

Un grupo de investigadores de la Universidad de Purdue desarrolló un sistema que busca optimizar la autonomía de un teléfono mediante una modalidad que elige qué actualizaciones o procesos están autorizados para funcionar en modo de ahorro de energía.

Las constantes actualizaciones y procesos que llevan a cabo Android y las aplicaciones móviles están bajo la lupa por el consumo de la batería. En algunos casos, llega a insumir más del 28 por ciento de la energía del dispositivo, aún cuando la pantalla está apagada, según un reporte elaborado por la Universidad de Purdue junto a Intel y la start-up Mobile Enerlytics.

“En general, cuando el teléfono está con la pantalla apagada, algunas aplicaciones solicitan activarse para realizar determinadas tareas, y lo usual es que una vez que finalice esta rutina vuelva al modo de ahorro de energía. Es una función útil y necesaria para el funcionamiento del teléfono móvil. Pero algunas aplicaciones, mal programadas o poco utilizadas, provocan un uso inadecuado de la batería por constantes actualizaciones que afectan el rendimiento del equipo”, dijo Y. Charlie Hu, investigador de la Universidad de Purdue.

El informe evaluó el comportamiento de 2000 teléfonos móviles de Samsung en sus modelos S3 y S4 de 191 operadores móviles presentes en 61 países. Al detectar esta consumo inadecuado de energía, los investigadores desarrollaron HUSH, una herramienta que busca optimizar el uso de la batería, disponible en el repositorio www.github.com/hushnymous.

“Mediante esta herramienta hemos logrado reducir cerca del 16 por ciento de esta fuga de energía para extender su autonomía”, agregó el especialista.

La característica de HUSH, una herramienta experimental que aún no está disponible como aplicación móvil, apunta a optimizar y habilitar estas actualizaciones sólo en casos en donde la aplicación es utilizada de forma frecuente por el usuario. “Si un usuario utiliza a menudo Facebook, las actualizaciones en modo de espera estarán habilitadas por HUSH, pero no en aquellos accesos de aplicaciones que rara vez utiliza”.

A su vez, los investigadores de la Universidad de Purdue remarcaron que de 187 aplicaciones analizadas en los 2000 smartphones que participaron de la evaluación, 42 contenían errores que provocaban que el smartphone no volviera al modo de ahorro de energía, aún cuando la actualización había finalizado.

Como referencia, en la actualidad, cerca del 40 por ciento de los dispositivos utilizan KitKat, como se conoce a la versión 4.4 de Android. A su vez, la optimización del consumo de energía cuando la pantalla está apagada es un punto que Google tiene muy presente en la próxima versión de su sistema operativo móvil, conocido como Marshmallow. Durante la última conferencia de desarrolladores de la compañía, Android 6.0 espera ser dos veces más efectivo en el uso de la batería respecto a su antecesor Lollipop.

El problema de las aplicaciones en segundo plano, que siguen funcionando y exigiendo la autonomía de la batería cuando aún está apagada la pantalla del smartphone, también estuvo abordado por proyectos como Greenify, que analiza y optimiza el rendimiento de las aplicaciones presentes en el smartphone.