Breves
metalurgicos

UOM Río Grande

La UOM le dice no a la flexibilización laboral

Los metalúrgicos de Río Grande denunciaron el intento de los empresarios de avanzar con un plan de flexibilización laboral y quita de derechos. Dirigieron una carta al presidente de AFARTE, manifestando la disposición al debate pero rechazando cualquier recorte de conquistas. “Hemos demostrado con hechos y acciones nuestra permanente vocación de defensa de los puestos de trabajo, los derechos laborales, la soberanía y la industria nacional; junto con la firme decisión de seguir habitando esta provincia”, advirtieron desde la UOM.

 

 

El secretario Adjunto de la UOM Seccional Río Grande, Marcos Linares, fue consultado sobre la intención de las empresas de avanzar en un proceso de flexibilización laboral y quite de conquistas, versión en un principio negada desde AFARTE pero reconocida como cierta desde el gremio metalúrgico.

 

Linares aseguró que “es parte de la discusión que se está tratando de generar desde AFARTE, en la sede del Ministerio de Trabajo”. Dijo que si bien lo niegan desde la asociación patronal “a nuestro criterio sí se está planteando una flexibilización, con la quita de logros y conquistas para los trabajadores”.

 

En una entrevista emitida por FM Aire Libre, el dirigente metalúrgico, confirmó que se trata de avanzar sobre ítems como la zona desfavorable, el monto que se cobra por los antiguos tickets canasta, los premios anuales, imponer una evaluación anual que podría terminar en el despido según cuál sea el resultado, y la pérdida de una serie de conquistas que tienen los trabajadores; petitorio que ya “fue rechazado por el Congreso de Delegados y fue tratado por cada una de las asambleas”.

 

Por ese motivo el Congreso de Delegados elaboró una carta que será presentada a AFARTE, donde se rechaza el planteo patronal. La carta de la UOM riograndense comienza señalando que “las obreras y los obreros metalúrgicos hemos demostrado con hechos y acciones nuestra permanente vocación de defensa de los puestos de trabajo, los derechos laborales, la soberanía y la industria nacional; junto con la firme decisión de seguir habitando esta provincia”.

 

Después le dicen al presidente de AFARTE que “si bien estamos dispuestos a desarrollar una vez más todo el debate, intercambio de ideas y propuestas como lo hemos demostrado a lo largo de todos estos años”, también quieren formular una serie de advertencias.

 

En ese sentido señalan los metalúrgicos de Río Grande que “de ninguna manera podemos aceptar criterios arbitrarios y autoritarios para producir desvinculaciones, aduciendo ausentismo o bajo desempeño, como ustedes lo han planteado”. Además manifiestan en la carta que rechazan “de plano vuestras pretensiones de modificar los valores o condiciones de los denominados premios. Nos negamos a transformarlos en remuneraciones variables y sujetas a objetivos indeterminados”.

 

También anticipan la “firme decisión de mantener el legítimo derecho contemplado en el Convenio Colectivo de Trabajo 260/75; Leyes Laborales; Constitución Provincial; Constitución Nacional y Tratados Internacionales, de “reclamar en defensa de nuestros intereses y de nuestros representados”, haciéndolo con las acciones y las metodologías habituales y en los horarios de nuestra jornada laboral, si así lo resolvemos democráticamente”.

 

En otro tramo, sobre el denominado “banco de horas”, dicen que “además de rechazar vuestra propuesta, queremos manifestar nuestra firme decisión de dar por eliminadas las jornadas de horas extraordinarias, que sobre exigen a esfuerzos adicionales a las/los trabajadoras/es, y que en su reemplazo se generen reincorporaciones de trabajadoras/es que se hayan quedado sin su continuidad laboral”, reclama la nota.

 

El escrito, firmado por el Congreso de Delegados de la UOM riograndense, manifiesta además que como gremio “no podemos aceptar y damos por rechazado cualquier intento de aplicar polivalencias, pretendiendo así desconocer los derechos establecidos en nuestro Convenio Colectivo de Trabajo. Cada operario/a debe ser reconocido/a con la categoría correspondiente a las tareas desempeñadas”, advierten los delegados gremiales.

 

Igualmente se rechaza “cualquier intento de modificar, recortar o reducir nuestros salarios (conceptos: antigüedad, zona desfavorable o vales alimentarios) que han sido el logro de muchas luchas y nunca resultado de vuestro reconocimiento”, aclaran en el escrito. Finalmente terminan negando “cualquier intento de modificar nuestro Derecho por Convenio Colectivo de Trabajo, para reducir la legítima representatividad que nos corresponde”.