Breves
“Entendemos que las decisiones de la CAAE tienen sus fundamentos”, resume un escrito de la Unión Industrial Fueguina (UIF) a partir de la polémica por el pedido de la Cooperativa Renacer para la importación de insumos sin autorización previa, y el rechazo posterior de la Comisión del Área Aduanera Especial (CAAE).
“Entendemos que las decisiones de la CAAE tienen sus fundamentos”, resume un escrito de la Unión Industrial Fueguina (UIF) a partir de la polémica por el pedido de la Cooperativa Renacer para la importación de insumos sin autorización previa, y el rechazo posterior de la Comisión del Área Aduanera Especial (CAAE).

La Unión Industrial Fueguina apoyó la decisión de la CAAE

La Unión Industrial Fueguina (UIF) respaldó la decisión de la Comisión del Área Aduanera Especial y destacó en un comunicado las gestiones que se realizaron -en dos oportunidades- previas para que la Cooperativa Renacer importara más de 4 mil placas. De este modo la cámara industrial salió al cruce de la polémica por el pedido de la fábrica recuperada para la importación de insumos y posterior rechazo de la CAAE.

“Entendemos que las decisiones de la CAAE tienen sus fundamentos”, resume un escrito de la Unión Industrial Fueguina (UIF) a partir de la polémica por el pedido de la Cooperativa Renacer para la importación de insumos sin autorización previa, y el rechazo posterior de la Comisión del Área Aduanera Especial (CAAE).

Desde la Unión Industrial Fueguina (UIF) respaldaron esa decisión y destacaron las gestiones que se realizaron -en dos oportunidades- previas para que la Cooperativa importara más de 4 mil placas.

“La Unión Industrial Fueguina, como miembro titular de la Comisión para el Área Aduanera Especial, y frente a los diferentes artículos periodísticos que referencia a la no aprobación de placas en estado SKD para una empresa beneficiada por el Régimen de Promoción Industrial al amparo de la Ley 19640 desea manifestar que lo actuado por dicha Comisión se encuentra encuadrado dentro de las atribuciones para la cual fue creada”.

En ese sentido, en el documento se remarcó que se “esta entidad ha acompañado con su voto distintas dispensas, a fin de no entorpecer los avances tecnológicos que continuamente se han ido produciendo, como así también ha contribuido con aquellas empresas que por diversas circunstancias debieron solicitar excepciones las que fueron autorizadas por única vez y con el solo objeto de no entorpecer el normal desenvolvimiento industrial”.

Y recordaron: “Las opiniones que allí se vierten son siempre de orden técnico y muy distante de la actividad comercial de las empresas ya que las mismas no son potestad de esa Comisión”.

Asimismo, el comunicado hace hincapié en que “en base a estos conceptos es que se autorizó oportunamente el ingreso de 650 y 3.480 placas SKD respectivamente para la empresa solicitante”, mencionando además que “se acordó con el Gobierno Provincial la búsqueda de alternativas viables, dentro del Área Aduanera Especial, para la inserción de las 7.488 placas requeridas en esta oportunidad a fin de normalizar el proceso productivo en la fabricación de televisores”.

“Nos consta, por haber gestionado ante nuestros asociados, que los funcionarios provinciales se han ocupado del tema manteniendo contacto con las empresas y logrando las cotizaciones solicitadas”, enfatizan desde la UIF.

Y respaldaron lo actuado en torno al caso de Renacer al entender que “el solo hecho de que dicha decisión haya sido aceptada por unanimidad refleja que el mecanismo que se adoptó fue el que es uso y costumbre en la CAAE”.

Fuente: El Diario Nuevo Día