Breves
“No se hizo nombre propio vinculado a una candidatura en particular, pero sí se habló de la necesidad de establecer una estrategia común entre el comité nacional del partido y nuestros representantes en la isla”, dijo Storani al ser consultado si en la provincia de Tierra del Fuego la UCR tiene posibilidades reales de acceder al gobierno con un candidato propio.
“No se hizo nombre propio vinculado a una candidatura en particular, pero sí se habló de la necesidad de establecer una estrategia común entre el comité nacional del partido y nuestros representantes en la isla”, dijo Storani al ser consultado si en la provincia de Tierra del Fuego la UCR tiene posibilidades reales de acceder al gobierno con un candidato propio.

La UCR apunta a cambios en Cambiemos

El referente del radicalismo nacional visitó Tierra del Fuego, acompañado de Enrique Nosiglia y el diputado Alejandro Echegaray. Además de participar de los actos alusivos al 2 de abril, hubo reuniones con referentes del radicalismo, para avanzar en cambios dentro de la alianza Cambiemos, donde la UCR tenga más protagonismo. Sostuvo que dotar de los hombres y mujeres capacitados con los que cuenta la UCR a esta alianza con el PRO va a mejorar la gestión tanto nacional como provincial.

Río Grande.- El referente histórico del radicalismo nacional, Federico Storani, dialogó ayer con Radio Universidad 93.5 sobre su paso por Tierra del Fuego, junto con el diputado Alejandro Echegaray y el “Coti” Nosiglia.

La actividad fue protocolar y partidaria. Por primera vez participó en la provincia de los actos del 2 de abril, particularmente en la Vigilia de Río Grande, y luego en la capital fueguina. “En otras oportunidades en mi caso particular he participado en mi ciudad, que es La Plata, que tenía como sede el regimiento 7 de infantería, que combatió en Malvinas. Tengo muchos conocidos excombatientes, algunos han sido mis alumnos porque soy docente en la Universidad Nacional de La Plata”, dijo, dado que actualmente la docencia es su trabajo aparte de la actividad política. La visita de la comitiva partió por iniciativa del partido nacional: “En mi caso particular planteé la necesidad de que el radicalismo tuviera una presencia institucional en el lugar donde se da el mayor simbolismo, porque se ha denominado la capital nacional de la Vigilia. Esto fue aprobado por el comité nacional, así que no vine a título personal sino en representación del partido”, manifestó.

“Me acompañaron dirigentes con mucha trayectoria, como son Enrique Nosiglia y el diputado Alejandro Echegaray, que es miembro de la comisión de relaciones exteriores y de la comisión de defensa de la Cámara de Diputados”, señaló.

Consideró el acto en Río Grande “conmovedor, porque desde Tierra del Fuego se vive mucho más de cerca y la realidad de lo que fue el conflicto es mucho más palpable. Había una situación de altísima tensión, conflictividad y tragedia en el escenario del Atlántico Sur, pero también en el sur de nuestro continente y en particular en Tierra del Fuego. La mayoría de los aviones partían desde el aeropuerto de Río Grande, que tuvo un papel destacadísimo en esta contienda. No hay duda de que es estremecedor, así lo vive la población y así lo vivimos nosotros, con la presencia de excombatientes de todo el país, de colegios primarios, secundarios, cuerpos docentes, la comunidad toda, que abraza esta causa con una enorme emotividad y mucha vigencia. Para nosotros fue una experiencia muy estremecedora y queríamos participar en un acontecimiento tan importante”.

Remarcó que la UCR “tiene muchos antecedentes en la lucha por la reivindicación de la soberanía sobre Malvinas, no solamente por la resolución 2065 durante el gobierno de Arturo Illia, sino también por las resoluciones que se tomaron en la asamblea de las Naciones Unidas en el gobierno de la restauración democrática de Raúl Alfonsín. Yo era presidente de la comisión de relaciones exteriores en esa época y me tocó estar en varias oportunidades estar en la asamblea de la ONU”.

Luego de participar de la Vigilia, se trasladaron a la capital fueguina donde se inauguró un busto en honor a Alfonsín: “Se produjo el traslado del busto a un lugar más destacado, que tiene un valor simbólico porque es donde Alfonsín había plantado una lenga. Hubo muy buena predisposición del intendente de Ushuaia, que nos acompañó y además colaboró para hacer la base al nuevo emplazamiento del busto. También estuvo presente el senador Julio Cobos, que habló en el acto de descubrimiento del busto. En mi caso personal hice uso de la palabra por invitación del comité de Ushuaia y de Tierra del Fuego, y destaqué lo importante que era para nosotros la figura de Raúl Alfonsín, como padre de la democracia y como un defensor de la soberanía nacional. Le tocó transitar el período más duro de la transición del autoritarismo a la democracia y lo hizo con una estatura de estadista”, subrayó.

 

Más radicalismo en Cambiemos

 

En Río Grande hubo un encuentro con el intendente Melella, pero de carácter institucional, si bien luego conversaron con dirigentes de la UCR local sobre el futuro del partido. “Como era una visita institucional, todo tipo de invitación que tuvimos la aceptamos porque el diálogo es la mejor forma de construir, sobre todo en temas tan sensibles como este. Aceptamos ir a visitar al Municipio al intendente de la ciudad de Río Grande y estuvimos acompañados por dirigentes partidarios. Estuvo Pablo Blanco con nosotros y otros dirigentes del radicalismo de Río Grande. También en toda la gira nos encontramos con distintos correligionarios y amigos. En la carpa visitamos la exposición que se hace por parte de los veteranos y también saludamos a la gobernadora; y en Ushuaia hicimos lo propio con las autoridades que corresponde”, dijo del encuentro con el intendente Vuoto, si bien “no hubo posibilidad de reunirse con el ministro Frigerio”.

De cara al 2019, y como parte de la alianza gobernante, la UCR espera cambios y un balance de poder con el PRO: “El radicalismo es un partido histórico, que va a cumplir 127 años de vida, tiene muchísimos recursos humanos de excelente calidad y hay muchos temas en donde puede aportar su gran experiencia. No hay que olvidar el desequilibrio de poder antes de este cambio que se produjo, porque Cristina Fernández de Kirchner había obtenido el 54% de los votos y el segundo fue el socialista Hermes Binner con el 17%. Eso dio una composición en las Cámaras de Diputados y Senadores muy desbalanceada. Esto produjo un fenómeno de degradación de las instituciones en su momento y, cuando se degradan las instituciones, aparece la tendencia a la hegemonía y episodios de corrupción que se conocen a raudales”, repasó de la historia cercana.

“Me parece que desandar ese camino, equilibrar y controlar el poder, que es una de las reglas de oro de la democracia, garantizar la alternancia, ha sido un enorme servicio que el radicalismo ha prestado. Pero no tiene que quedarse allí: tiene que avanzar más todavía en la posibilidad de institucionalizar esta agrupación que hemos constituido, para dotar de más hombres y mujeres muy capacitados que tiene el radicalismo, para mejorar la gestión tanto nacional como provincial”, fijó como objetivo.

Se le preguntó si en la provincia de Tierra del Fuego la UCR tiene posibilidades reales de acceder al gobierno con un candidato propio: “No se hizo nombre propio vinculado a una candidatura en particular, pero sí se habló de la necesidad de establecer una estrategia común entre el comité nacional del partido y nuestros representantes en la isla”, dijo Storani.

El diputado Echegaray había hablado previamente de la necesidad de equilibrar la participación del radicalismo en la alianza, teniendo en cuenta que Tierra del Fuego tiene dos diputados de Cambiemos que pertenecen al PRO y ninguno de la UCR. “No hablamos de candidaturas pero no estuvo ajeno el tema de las chances electorales que pueden existir a futuro. Yo he venido diciendo públicamente que fui uno de los voceros en la convención de Gualeguaychú donde se fundó Cambiemos, y dije que ese era un punto de partida y no de llegada, que había que hacer una construcción política que no solamente garantizara el equilibrio y el control del poder que estaba muy desbalanceado en la Argentina, sino también la posibilidad de alternancia en el ejercicio del poder. Ese objetivo se cumplió, pero no está todo el camino construido. Ahora hay que institucionalizar a Cambiemos, para que tenga ámbitos de debate de políticas públicas que son muy sensibles a los radicales. Una de ellas es la cuestión de soberanía -remarcó- y no hay forma mejor de garantizar esto que tener un mayor nivel de representatividad”, manifestó el radical, abriendo la puja interna con el PRO.

“Nosotros planteamos fortalecer Cambiemos y, para eso, poner en muchísimo más valor a la propia UCR. El nuevo comité nacional del partido, que se ha constituido en diciembre pasado, tiene ese objetivo, y además tomar las causas nacionales como la de Malvinas se inscribe en esta nueva actividad. Dentro de muy poco tiempo también iremos a la ciudad de Córdoba, porque se cumplen cien años de un hecho histórico como fue la reforma universitaria de 1918, que alumbró una educación pública de excelencia para la Argentina, y dio igualdad de oportunidades a muchísimos hombres y mujeres de nuestro país. Yo soy docente de la Facultad de Derecho de la Universidad de La Plata y lamentablemente en el país se ha producido un nivel de decadencia y en algunos casos de degradación, pero igual seguimos pensando que la educación pública es sinónimo de igualdad de oportunidades. Muchos de nosotros pudimos educarnos con una educación pública que en su momento fue de mucha calidad. Son muchos los factores que marcan un retroceso, no solamente el tema salarial sino la modernización de muchas currículas que se dan en colegios primarios, secundarios y en la propia universidad; la incorporación de nuevas tecnologías; una discusión más franca con quienes representan a los docentes y no docentes”, enumeró de las modificaciones que se deben encarar en el sistema educativo.

Y adelantó que la UCR prevé impulsar “el sueño de Raúl Alfonsín, que al inicio de su gestión planteó un congreso pedagógico, y no pudo cristalizar su objetivo porque todavía había mucho prejuicio. Sería muy importante que toda la comunidad educativa volviera a debatir cuáles son los objetivos, para que la educación pública vuelva a ser de excelencia en nuestro país”, concluyó.