Breves
La Segunda Compañía de Bomberos Voluntarios de Río Grande ha iniciado la venta de bonos contribución apelando a la solidaridad de los vecinos que en forma voluntaria quieran colaborar que esta institución de bien público.
La Segunda Compañía de Bomberos Voluntarios de Río Grande ha iniciado la venta de bonos contribución apelando a la solidaridad de los vecinos que en forma voluntaria quieran colaborar que esta institución de bien público.

La Segunda Compañía de Bomberos lanzó bono contribución

Cinco vendedores se encuentran recorriendo la ciudad de Río Grande vendiendo bonos contribución para la Segunda Compañía de Bomberos Voluntarios de Río Grande, la nueva institución bomberil que está en plan de conseguir equipamiento. También esta asociación comenzó su tercera capacitación con 17 nuevos integrantes.

La Segunda Compañía de Bomberos Voluntarios de Río Grande ha iniciado la venta de bonos contribución apelando a la solidaridad de los vecinos que en forma voluntaria quieran colaborar que esta institución de bien público.

“Estamos en tren de equiparnos y también con las capacitaciones y por ese motivo recurrimos a la comunidad”, informó el presidente de la institución, el periodista Ramón Taborda Strusiat.

El periodista recordó que “nuestra novel institución cumplió recientemente tres años de vida; los primeros son siempre los más difíciles porque hay que consolidar a nuestra asociación en dos aspectos fundamentales, el administrativo y el operativo y en ambos aspectos estamos tratando de cumplir con las distintas exigencias”.

Apenas se conformó este grupo humano, se solicitó al Estado provincial el estudio de factibilidad de un nuevo cuartel y a través de Defensa Civil Provincial se realizó un exhaustivo estudio que dictaminó la necesidad de contar con más recursos y hombres tomando a Ushuaia como base comparativa.

“De allí, Inspección General de Justicia, tras una serie de deliberaciones, aprobó nuestro estatuto y nos concedió la Personería Jurídica, la 1.403. Tras ello, realizamos diferentes gestiones con distintos organismos nacionales y provinciales, cumplimentando los requisitos, como la AFIP, el Banco de Tierra del Fuego, la ENACOM que nos concedió el indicativo RG 35, gracias a las gestiones del ingeniero Teodoro Lemme”, agregó.

El comunicador social agradeció todos los integrantes de nuestra Comisión Directiva, al profesor Miguel Sultani, Ariel Aguilar; Santiago Pavano, al mencionado Horacio Miranda y a muchos otros amigos que nos fueron orientando y ayudando, como Roberto Sosa de la Brigada contra Incendios Forestales y Pedro Franco responsable de nuestra querida Defensa Civil municipal”.

“Quiero agradecer a todos los Bomberos Voluntarios de nuestra institución, especialmente en las personas de sus jefes, el Comandante Marcelo La Paz y el Oficial Inspector Martín César Águila, asimismo felicitar a los nuevos aspirantes que conforman la Tercera Promoción de Bomberos Voluntarios de nuestra Segunda Compañía, por su compromiso con la sociedad”, remarcó.

“Logramos tener nuestra nueva unidad, estuvimos peregrinando por diferentes lugares porque todavía no contamos con nuestro propio predio para poder crecer y consolidar a una institución de seguridad. Gracias a Dios, encontramos en don Carlos Guevara a un ángel que nos abrió las puertas de este querido Comité Local para que nuestros jóvenes puedan capacitarse en la parte teórica. Las autoridades de la Unión Cívica Radical de Río Grande comprendieron la importancia para la sociedad de contar con servidores públicos comprometidos con la comunidad con un fuerte sentido ético de la vida”.

También informó que “estrenamos nuestra primera escuela de Cadetes que lleva el nombre del Bombero Voluntario Héctor Eberbach, quien desde el Cielo nos cuida a todos y en la tercera capacitación recibimos 14 aspirantes a Bomberos Voluntarios y 3 aspirantes a cadetes”.

Por último, “le pedimos a la comunidad de Río Grande y a sus autoridades que nos acompañen y que nos apoyen, somos una institución de bien público sin fines de lucro que nació para el bien de ella misma, para salvar vidas y bienes”.