Breves
El presidente de la UCR fueguina, Alejandro Vernet, fue consultado por Radio Universidad 93.5 sobre su postura ante el anuncio del gobernador Gustavo Melella de impulsar una reforma de la Constitución provincial, puntualmente sobre cargos vitalicios y reelección indefinida de los legisladores, si bien no ingresó todavía ningún proyecto.
El presidente de la UCR fueguina, Alejandro Vernet, fue consultado por Radio Universidad 93.5 sobre su postura ante el anuncio del gobernador Gustavo Melella de impulsar una reforma de la Constitución provincial, puntualmente sobre cargos vitalicios y reelección indefinida de los legisladores, si bien no ingresó todavía ningún proyecto.

“La reforma no puede responder a la necesidad de un gobernador”

El presidente de la UCR fueguina consideró que desde el Gobierno promoverse el consenso antes de plantear la reforma constitucional y dejar en claro qué artículos se quieren modificar. Entiende que “le falta diálogo” a la actual gestión y propuso que, si el Gobernador “tiene algún prurito” con los presidente de algunos partidos, puede convocar al Consejo Económico y Social, o a organizaciones intermedias. Remarcó que la reforma de la Constitución “no puede responder a la necesidad de un partido o de un gobernador”. Avaló la necesidad de limitar a una reelección los cargos provinciales, no así la eliminación de cargos vitalicios en la Justicia ni en la Fiscalía de Estado. También advirtió que la reforma “no puede ser una desviación de los problemas que hoy debemos estar discutiendo”, entre ellos la creación de la empresa provincial de hidrocarburos y la renegociación del endeudamiento. Respecto de las PASO, en caso de que no se lleven a cabo, dijo que la decisión de la UCR es ir a internas “abiertas y participativas”.

Río Grande.- El presidente de la UCR fueguina, Alejandro Vernet, fue consultado por Radio Universidad 93.5 sobre su postura ante el anuncio del gobernador Gustavo Melella de impulsar una reforma de la Constitución provincial, puntualmente sobre cargos vitalicios y reelección indefinida de los legisladores, si bien no ingresó todavía ningún proyecto.

El radical recordó que “a través de nuestros legisladores hemos presentado iniciativas de reforma de la Constitución. Primero tenemos que ponernos de acuerdo para que la reforma no responda a la necesidad de un gobierno, un partido o un gobernador, sino que debe ser una cuestión madura, donde se logren determinadas coincidencias. Deben estar claros los artículos a reformar con algún grado de coincidencia sobre la necesidad. Una reforma de la Constitución que, desde que se anuncia, es objetada por la sociedad, por las fuerzas políticas, por las fuerzas sociales, poco ayuda a que se mejoren las instituciones en la provincia”, observó.

“Yo comparto que después de 30 años debe haber una reforma y puede ser muy sano hablar de las reelecciones indefinidas. Estamos viendo todos los días lo que ocurre en Formosa después de 25 años, y tener el régimen electoral dentro de la Constitución sirve para algunos y no sirve para otros, o se utiliza de acuerdo a las necesidades electorales. También la reforma no puede ser una desviación de los problemas que hoy debemos estar discutiendo”, advirtió.

“Yo creo que el gobierno actual requiere de un mayor grado de consenso en muchas decisiones profundas que se deben tomar, como la creación de la empresa estatal de hidrocarburos. En estos momentos de pandemia no podemos ser grandes críticos ni exigentes en los resultados, porque los ingresos han caído. Ahora está en juego la reestructuración de la deuda, que es un tema central. La deuda es un pagadiós para un montón de generaciones y de distintos gobiernos. Requiere de un mayor acuerdo, y he escuchado que va a haber una nueva propuesta, pero nadie sabe cuánto se debe hoy, cuánto se amortizó y cuáles son las propuestas que ha hecho el Poder Ejecutivo. Debe ser un tema tratado sin hermetismos”, planteó.

Respecto de la oportunidad de una reforma, señaló que “estamos en un año electoral donde se va a renovar la mitad del Congreso, en el caso de Tierra del Fuego serán dos diputados nacionales. Por supuesto es importante porque estamos discutiendo a nivel nacional la reforma de la justicia, el avasallamiento de las instituciones y una serie de cuestiones que hace que sea una elección central, pero más allá de eso no va a concitar el entusiasmo y fervor del pueblo de Tierra del Fuego”.

“Como UCR, para evitar los oportunismos, el año pasado tuvimos una reunión vía Zoom con toda la convención y las autoridades del partido, y dijimos claramente que el radicalismo de Tierra del Fuego, más allá de conformar Juntos por el Cambio, va a llevar candidatos propios. En las PASO o a través del mecanismo que se dé en ese momento, si se suspenden, se hará una interna abierta con las fuerzas políticas. Vamos a llevar candidatos propios y de esa compulsa saldrá un ganador al que acompañaremos, siempre que sea dentro del frente electoral que conformamos. Ya hay correligionarios que han manifestado su voluntad de participar, como Fernando Gliubich o Javier Da Fonseca, Gabriel Clementino también es un dirigente importante aunque no ha dicho que va a ser candidato. Todas las personas tienen la posibilidad de trabajar para representar a los fueguinos. Si llegamos a conformar el frente electoral, el diputado Stefani ha manifestado su decisión de participar y también me parece bien”, opinó.

 

Relación UCR y PRO

 

Respecto de la relación con el PRO, dijo que “conformamos una alianza electoral, Pablo Blanco fue candidato electo a nivel nacional y esto está vigente en todo el país. Mantenemos esa vocación frentista con las fuerzas del PRO, del MID y las que quieran integrarse a esta estrategia electoral a nivel nacional”.

 

Paridad de género

 

También se le preguntó sobre la paridad de género, que ocupó un capítulo en el discurso del gobernador. “Estoy totalmente de acuerdo y de hecho en la Legislatura se está tratando un proyecto de participación en igualdad de mujeres y varones. También escuché al presidente en el acto del lunes reclamar por la igualdad en la justicia, cuando en la Cámara Electoral Nacional ganó lejos una mujer pero votaron a un hombre. Me parece que en este tema no solamente hay que decir lo que uno piensa sino obrar en consecuencia. No se puede ser tan cínico y plantear la participación de la mujer en la justicia y que cuando una mujer gana el concurso mandarla al bombo y nombrar al presidente del PJ de Tucumán en la Cámara Electoral Nacional”, criticó.

“Yo estoy totalmente de acuerdo con la participación de la mujer y creo que la vacante que queda en el Superior Tribunal la debe ocupar una mujer, pero esto lo debe definir el Consejo de la Magistratura. Tenemos muchas mujeres que participan en la justicia de Tierra del Fuego que están altamente capacitadas para poder ocupar semejante cargo en la Magistratura, pero es una decisión del Consejo de la Magistratura que hoy tiene dos mujeres que ocupan un lugar, la representante de los abogados de Ushuaia y la Dra. Battaini, que es miembro del Superior Tribunal de Justicia”, mencionó.

 

Cargos vitalicios

 

Consultado sobre los cargos vitalicios, expuso una posición distinta del gobierno: “Creo que los jueces deben ser nombrados a perpetuidad. Habría que analizar cuáles son las presiones que tendría un juez frente a la renovación de su mandato, por eso creo que esos cargos deben ser a perpetuidad y es una opinión personal, compartida por muchos juristas de la UCR. En el caso del Fiscal de Estado, es una institución que representa los intereses del Estado, y en un montón de juicios donde el Estado se defiende o denuncia, la mirada puede ser distinta de uno u otro Fiscal. Si hablamos del convenio chino por ejemplo, y el reclamo que es una espada de Damocles para los intereses de la provincia, se podría producir la designación de un Fiscal de Estado que esté de acuerdo con la posición de los empresarios chinos. El Fiscal de Estado actual defiende los intereses del Estado pero podría haber una visión distinta. No sabemos qué pasaría si terminara el mandato y empezara el de otro con una óptica distinta. Lo mismo con la discusión de regalías petroleras de la provincia, porque hay muchos juristas que piensan que las regalías no le corresponden a las provincias sino que los recursos son de la nación. Los partidos progresistas han tenido una posición contraria, más allá de que existe una ley. Me parece que hay que ser cautos en este tema y no plantear una reforma de la justicia donde los jueces sean elegidos por voluntad popular, porque en ese caso los que más votos tengan serían los dueños de la justicia. No se pueden tratar estos temas con liviandad, por eso decía que la reforma de la Constitución requiere de un consenso sobre estos temas”, insistió.

“La Constitución tiene muchos aspectos para reformar, como la ley electoral, la emisión de bonos que no se permite para gastos corrientes, aunque se buscó un vericueto para incumplir la Constitución. Estoy de acuerdo con que las elecciones no sean de carácter indefinido, que tenga que haber dos períodos para intendentes, legisladores, concejales, aunque en ese caso se tiene que modificar la Carta Orgánica”, aclaró.

 

Sin diálogo

 

El presidente de la UCR reclamó diálogo al gobierno no sólo por la reacción que generó la reforma sino por la necesidad de consenso en el tratamiento de varios temas. “Me parece que a este gobierno le falta diálogo, y si no le gustan los dirigentes de los partidos políticos, puede hacerlo a través de organizaciones, del Consejo Económico y Social, hablar con las organizaciones intermedias, con  las cámaras empresariales, con algunas asociaciones civiles que forman opinión, y también tienen que estar sentados los intendentes en esa mesa de diálogo. Más allá de que Vernet sea el presidente del radicalismo o que Walter Vuoto sea el presidente del PJ, es central la convocatoria a todos los partidos. Si el gobernador tiene algún prurito con este tema, lo puede hacer a través de otras organizaciones y nadie se va a ofender”, aseguró.

Reiteró que a la gestión “le falta diálogo” y dijo que, “si la reforma de la Constitución es la decisión de un gobernante para hacer determinada acción, poco futuro le veo. Además una reforma no tiene que servir para la próxima gestión, sino para 30 años en adelante”.

También tuvo en cuenta la cantidad de artículos y leyes sin reglamentar: “La Constitución tiene un capítulo muy importante sobre el tema económico y hay un montón de leyes que no se han reglamentado o se han buscado artilugios. La Constitución dice claramente que al hacer una reforma debe estar claro qué se quiere reformar y plantear los artículos que se van a modificar. No se puede hacer una convocatoria sin tener establecidos qué artículos se quieren reformar”, sentenció.

 

PASO o internas

 

En cuanto a su posición frente a las PASO, concedió que “puede ser un gasto innecesario o algo que ven como un tema de la política exclusivamente, pero las leyes electorales no se pueden modificar en función de la necesidad de un gobierno. En el gobierno de Kirchner se sancionaron las PASO porque era una forma de ordenar el peronismo en su momento. Ahora, como tienen la sartén por el mango, creen que la cuestión se les va a desordenar, como ya se les está empezando a desordenar en la provincia de Buenos Aires, porque hay intendentes que se han sublevado a algunas decisiones, y creen que con tener la lapicera alcanza”.

“Yo estoy totalmente de acuerdo con las PASO y, si se suspenden, el radicalismo ha planteado claramente que vamos a ir a una elección abierta y participativa. No tendrá el carácter de obligatoria pero sí va a haber movilización para elegir el candidato a diputado en la provincia. Si bien es una elección nacional, va a haber estrategias provinciales propias y seguramente acordarán el ingreso de determinados bloques. No sabemos qué va a pasar en Córdoba o en Chubut, porque en algunas provincias hay frentes electorales propios que van a contener a esos diputados nacionales. Los diputados son nacionales pero la estrategia de esa elección va a ser resuelta por cada uno de los distritos”, concluyó.