Breves
El Gobierno provincial dio a conocer el reclamo formal a Nación para que aumente el aporte que le corresponde para subsidiar el gas envasado, ante un nuevo incremento del litro de GLP, que ya llega a los 30 pesos.
El Gobierno provincial dio a conocer el reclamo formal a Nación para que aumente el aporte que le corresponde para subsidiar el gas envasado, ante un nuevo incremento del litro de GLP, que ya llega a los 30 pesos.

La Provincia reclamó a Nación por el gas envasado

El gobierno provincial informó ayer sobre las gestiones iniciadas para no aumentar el costo para el vecino que utiliza gas envasado. Desde el inicio de la gestión el valor del gas licuado se triplicó y el gobierno nacional no actualizó el aporte que le corresponde. Se elevó un reclamo formal desde el Ministerio de Economía, dado que Nación aporta una suma fija de 5 pesos por litro, establecida en 2015, cuando el litro de gas costaba poco más de 10 pesos. Con la suba del dólar ya llega a los 30 pesos, dijo la subsecretaria de Hacienda Gisele Fernández, que prevé reunirse esta semana con dirigentes barriales. Por el momento no habrá modificación en los costos para los beneficiarios.

Río Grande.- El Gobierno provincial dio a conocer el reclamo formal a Nación para que aumente el aporte que le corresponde para subsidiar el gas envasado, ante un nuevo incremento del litro de GLP, que ya llega a los 30 pesos.

Entre el 2015 y el 2018 la provincia pasó de invertir $60 millones de pesos a $702 millones, por el aumento del gas y de la cantidad de beneficiarios, en función de la migración permanente que caracteriza la provincia.

Entre el 2017 y el 2018 la inversión provincial en subsidios tuvo un crecimiento del 75%, y pasó de $400 millones a $702 millones, que podrían ser más si el gas sigue aumentando.

El padrón de beneficiarios trepó de 4.000 en 2015 a 7.600 de acuerdo a los últimos registros; y el aporte que realiza la provincia, que compartía con nación la mitad del gasto en 2015, pasó a ser el 77% del total, porque el gobierno nacional no modificó el monto fijo de 5 pesos por litro, con una participación que se redujo del 50% al 17% en los últimos tres años.

El presupuesto original para el subsidio de gas ya debió ser modificado, de 702 millones a 714 millones, por el último aumento del gas licuado, y sigue ampliándose la brecha entre lo que aportan provincia y nación, con un 81% y un 15%, respectivamente a partir del último ajuste.

Desde el gobierno provincial se planteó a las autoridades nacionales que, por la pérdida del poder adquisitivo, no se puede trasladar el aumento del costo del gas a la tarifa diferencial que abona cada usuario. El pedido concreto pasa por una adecuación de ese aporte y también por un aumento del tope, que en temporada de invierno son 450 kilos por beneficiario por mes, y no alcanzan a cubrir la demanda.

 

“Hasta hoy el precio se mantiene”

 

La subsecretaria de Hacienda Gisele Fernández dijo por FM Del Pueblo que, si bien “el valor final del GLP ya fue establecido con las empresas Sartini y Gas del Sur, lo que todavía no se establece es el porcentaje que va a pagar el vecino. Hasta el día de hoy el precio se mantiene y el vecino sigue pagando lo que históricamente viene pagando, que es $1,60 por kilo para gas envasado y $1,30 por kilo para gas a granel”.

“Nación sigue pagando lo mismo que pagó históricamente, que son $5,13 por kilo, y el resto del valor del producto lo asume la provincia, que es entre un 75 y un 78% del valor final. Hoy tenemos el GLP a 30 pesos, el vecino paga $1,60 ó $1,30, según sea gas envasado o a granel. Nación paga $5,13 y la diferencia la absorbe en su totalidad la provincia, y son unos 23 pesos por kilo aproximadamente, sobre 30”, dijo.

“Desde el 2015 Nación aporta $5,13 por cada kilo de gas”, aseguró, puesto que se fijó “un monto fijo” por resolución que rige solamente para el gobierno nacional, no así para la provincia. “Entre enero y mayo de este año el valor del gas era de 27 pesos. A partir de junio el kilo se fue a 30 pesos y la diferencia la absorbió íntegramente la provincia”, manifestó sobre una situación que se viene repitiendo en los últimos años, agravada por la suba del dólar.

Ante la preocupación de los vecinos por un posible aumento, la funcionaria garantizó el diálogo y reiteró que “hasta hoy el precio es el mismo que el año pasado. Desde 2013 tenemos los mismos valores para los vecinos, porque los aumentos que se han dado los ha absorbido la provincia. En 2015 el valor del GLP era de $10,76”, apuntó, es decir una tercera parte de lo que cuesta hoy.

Ayer se suspendió la reunión prevista con dirigentes barriales, pero la subsecretaria prevé un encuentro esta semana. “A más tardar el jueves o viernes nos estaremos reuniendo. Quiero llevarles tranquilidad y decirles que, hasta tanto no podamos reunirnos con ellos para abordar este tema, el precio del producto no se va a modificar”, concluyó.