Breves
Con estos bonos, la gestión Bertone espera lograr financiamiento por 3.000 millones de pesos, lo que permitirá encarar un plan de obras de infraestructura aprobados en la última sesión ordinaria de la Legislatura, en diciembre último.
Con estos bonos, la gestión Bertone espera lograr financiamiento por 3.000 millones de pesos, lo que permitirá encarar un plan de obras de infraestructura aprobados en la última sesión ordinaria de la Legislatura, en diciembre último.

La provincia emitirá bonos y las regalías serán la garantía

Con el aval de Nación, el Gobierno Provincial emitirá bonos por u$s 200 millones de dólares. En la última reunión entre Bertone y el ministro de Finanzas de Nación, Luis Caputo, la Provincia logró el aval para emitir bonos de deuda con el aval nacional y poniendo como garantía regalías hidrocarburíferas. Recordemos que desde julio del año pasado se había adelantado la intensión de la emisión de deuda.

Con estos bonos, la gestión Bertone espera lograr financiamiento por 3.000 millones de pesos, lo que permitirá encarar un plan de obras de infraestructura aprobados en la última sesión ordinaria de la Legislatura, en diciembre último.

Fibra óptica; plantas de tratamiento de efluentes cloacales; reparación de edificios públicos; el arreglo del Lear Jet, entre otras, son algunos de los proyectos que el Gobierno espera llevar adelante, y para ello necesita financiamiento de los mercados internacionales.

Según informa el diario Ámbito Financiero, fuentes oficiales señalaron que “apostarán a cosechar una tasa más baja que la conseguida hace una semana por Entre Ríos, que colocó deuda al 8,75%”.

“Esos bonos eran sin garantía, los de Tierra del Fuego tendrán como respaldo regalías hidrocarburíferas, lo que nos permitiría tener una tasa menor, señalaron, y aclararon que el plazo sería “arriba de siete años”.

La Constitución provincial, en su artículo 70, impide a Tierra del Fuego endeudarse para gastos corrientes, con lo que el destino de los bonos será para ejecutar obras de infraestructura. La principal es la de Desarrollo Costero del Canal Beagle, una ruta que irá desde el centro hacia el este de la provincia para conectar con un puerto. “Será similar al corredor que en Bariloche va desde el hotel Llao Llao hasta el centro”, indicó la fuente.

Además del empuje turístico, la obra le dará vigor a la actividad pesquera y facilitará el comercio de productos derivados de la apicultura o de la madera de lenga.

Con esa ruta esperan que el sector de la pesca y de cría de salmónidos pase de 200 puestos de trabajo a 3.000. Con lo cual, el desarrollo también apunta a fortalecer sectores que puedan generar nuevos empleos ante un nuevo contexto que le restó competitividad a los productos industriales fueguinos tras la quita de aranceles impositivos a la electrónica importada.

La provincia llegó a tener 17.000 trabajadores en las fábricas amparadas por el régimen de Promoción Industrial y hoy se redujo a 12.000.

Tampoco hay certezas de que ese régimen se prorrogue a partir de 2023, con cual desde el gobierno apuran proyectos para mantener fuentes laborales mientras en paralelo avanzan con una reconversión industrial que permita volcar a otros sectores, como el automotor, la capacidad instalada.

Además, las obras, en año electoral, calmarán las aguas políticas en plena escalada del gobierno de Bertone con los intendentes de Ushuaia y Río Grande. Las cortes de cinta benefician a todos por igual.

Otro punto es la delicada situación fiscal de la provincia. Desde el entorno de Bertone indicaron que recibieron un “estado sobredimensionado” y que necesitan “optimizar gastos”.

Estiman que los aumentos de sueldos estarán atados a los recursos provinciales -que escasean- en una puja paritaria que está comenzando. Para gastos corrientes la provincia no puede tomar deuda por los límites constitucionales, aunque sí queda abierta una ventana para herramientas de corto plazo, como la emisión de Letras a no más de 365 días.

 

Fuente: diario Ámbito Financiero