Breves
“La positividad de las muestras ronda el 50 por ciento”, aseguró la ministra de Salud de la provincia, Dra. Judith Di Giglio.
“La positividad de las muestras ronda el 50 por ciento”, aseguró la ministra de Salud de la provincia, Dra. Judith Di Giglio.

“La positividad de las muestras ronda el 50 por ciento”

La ministra de Salud Judith Di Giglio aseguró que el sistema no está colapsado y se está dando atención a todos los pacientes, pero sigue siendo muy alto el índice de positividad de las muestras tomadas. Se están realizando 100 hisopados diarios y han llegado a 160, con un esfuerzo muy grande de los bioquímicos del hospital de Ushuaia. Aspiran a que baje la tasa de duplicación de la enfermedad, pero es impredecible cuándo podrá frenar el rebrote en la zona norte.

Río Grande.- La ministra de Salud de la provincia, Dra. Judith Di Giglio, dialogó con FM Master’s primero sobre su situación particular, dado que está cursando la enfermedad de COVID, y luego del panorama en la zona norte, donde sigue siendo muy alta la tasa de positividad respecto de las muestras que se toman a diario.

“Estoy cursando la enfermedad en el domicilio, porque presento síntomas pero no requieren internación, y sigo trabajando desde el aislamiento. Es imposible desconectarse y todo el equipo sanitario está dando lo mejor para intentar contener la transmisión del virus en Río Grande”, dijo.

“Estamos cursando un brote que no tiene nada que ver con el anterior, la curva viene ascendiendo y venimos manteniendo el porcentaje de la positividad de las muestras, que ronda el 50%. Esto es lo que esperamos bajar, al igual que el tiempo de duplicación de los casos, que es otro parámetro muy importante, porque está aumentando y es alentador. Iniciamos la cuarentena con un tiempo de duplicación de casos de tres o cuatro días, y hoy estamos entre 7.5 días. El objetivo es que sea mayor a 15 días. Esperamos que los indicadores sigan mejorando”, deseó.

“La principal medida es la cuarentena restrictiva para disminuir la velocidad de transmisión del virus y aumentar el tiempo de duplicación de casos. Por supuesto hemos preparado camas de terapia intensiva para tenerlas disponibles en caso de necesitarlas. Teníamos todo el equipamiento y ahora está funcionando en caso de que se necesite. Hay un trabajo en equipo con el municipio, que está trabajando con el albergue municipal y ya tiene tres pacientes, con 24 camas disponibles para personas con cuadro leve que requieren control médico. Ellos tienen un médico disponible las 24 horas y cuentan con la unidad de pronta atención en la margen sur, que esperamos no tener que usarla. Realmente es destacable la tarea que está realizando el municipio”, manifestó.

Respecto del sector privado, dijo que “por ahora está trabajando en patología no COVID, y tenemos una excelente relación desde el ministerio, trabajando todos en equipo, tanto la salud pública como la privada”.

“En el hospital preparamos una sala de terapia intermedia, que es nueva y nunca fue utilizada, porque iba a ser la nueva sala de maternidad. Cuenta con 18 camas que pueden refuncionalizarse como unidades de terapia intensiva. Todavía no están ocupadas pero es una posibilidad en caso de que se necesiten”, informó.

 

Profesionales infectados

 

En cuanto al impacto en los profesionales de salud, hay varios contagiados y otros ya recuperados. “Todo el equipo de salud tiene muchas más posibilidades de contagiarse que el resto, si bien contamos con todos los elementos de protección personal. Tenemos personal del equipo sanitario, médicos, enfermeros, operadores, administrativos, que han adquirido la enfermedad y por el momento evolucionan favorablemente. También tenemos médicos que han adquirido la infección y ya están trabajando nuevamente”, dijo.

“Ya se ha trasladado personal de la ciudad de Ushuaia, por el momento hay cuatro médicos colaborando, porque somos un ministerio para toda la provincia. Hasta el momento podemos dar atención a todas las personas, no tenemos colapsado el sistema, y es importante colaborar entre todos y ayudarnos como provincia”, subrayó.

 

Más de cien muestras diarias

 

Consultada sobre la cantidad de hisopados que se está realizando, estimó que “se están procesando 100 muestras diarias e incluso más, hasta 160 por día, y esto requiere de un esfuerzo humano increíble de los bioquímicos del hospital de Ushuaia. El proceso tiene una parte con tecnología y otra parte es manual. El fin es detectar los que no están aislados para aislarlos, por eso seguir hisopando a las familias o a los niños, hace que no estemos detectando a familias que tienen casos positivos. Por eso pasamos a la etapa del diagnóstico clínico. El resultado del hisopado demora 48 horas en promedio”.

“Lo más importante en este momento es evitar las reuniones sociales, porque por un positivo hemos tenido 50 contactos estrechos alrededor. Están prohibidas y lo ideal es que se cumpla con esto”, concluyó la funcionaria.