Breves
Si la oposición logra anular el fin del reembolso de tasas portuarias en la Patagonia habrá abierto una puerta desconocida para la historia democrática, como sería derogar el DNU que ya se está aplicando.
Si la oposición logra anular el fin del reembolso de tasas portuarias en la Patagonia habrá abierto una puerta desconocida para la historia democrática, como sería derogar el DNU que ya se está aplicando.

La oposición negocia unirse para devolver los reembolsos a Puertos Patagónicos

Hay gestiones en la oposición parlamentaria para derogar el DNU de Macri que eliminó los reembolsos a los puertos patagónicos, cuando cedió a la presión de los puertos de la provincia de Buenos Aires, y buscan nuevamente devolverlos.

Mauricio Macri volvió de sus vacaciones con la decisión de gobernar sin pasar por el Congreso, pero en las próximas semanas su estrategia podría tener el primer revés, dado que la oposición comenzó las primeras gestiones para rechazar sus decretos de necesidad y urgencia.

El primero que está en la mira es el que eliminó el reembolso para las exportaciones desde puertos patagónicos, vigente desde 1984 y prorrogado por Cristina Kirchner un mes antes de irse, por un decreto ahora borrado por Macri.

El beneficio permitió la expansión de empresas como Aluar en Puerto Madryn, donde el reembolso alcanza a 8%. La alícuota sube cuanto más austral es el puerto: Comodoro 9%, Puerto Deseado y San Julián 11%, Río Gallegos y Río Grande (12%) y Ushuaia (13%).

El Gobierno lo eliminó con el DNU 1199, por considerarlo incompatible con las reglas del comercio internacional. Cedió a la presión de los puertos de la provincia de Buenos Aires, los principales perjudicados con los premios a la Patagonia.

El decreto fue rechazado por la bicameral de trámite parlamentario, pero como ocurrió con otros 7 DNU, los dictámenes nunca se trataron en el recinto y por lo tanto sigue vigente.

Es la veta reglamentaria que usa Macri para gobernar por decreto aún en minoría parlamentaria.

Mientras ambas Cámaras no lo rechacen puede aplicarlo libremente y hasta ahora la oposición nunca coordinó para arruinarle la estrategia.

El miércoles, antes de la reunión de labor parlamentaria, el senador chubutense Alfredo Luenzo, ladero de Mario Das Neves, pidió tratar los dictámenes del DNU 1199 en la próxima sesión y reiteró el planteo en el recinto.

Para sorpresa de muchos, Federico Pinedo no lo descartó. “Ya hablamos en labor de analizar la posibilidad de tratarlo en la próxima sesión. Votemos una preferencia”, dijo el vice primero del Senado.

En diciembre, mientras la bicameral rechazaba el polémico DNU, Luenzo reunió a los senadores patagónicos de todas las fuerzas para repudiarlos, entre ellos al radical Alfredo Martínez.

Cree que no tendrán problemas en conseguir el apoyo del FpV-PJ, pero llegado el momento no faltarán los habituales llamados de la Casa Rosada a los gobernadores para que cambien de planes.

En Diputados, el kirchnerismo, que domina el bloque del FpV-PJ, empezó a sondear apoyos pero por ahora no logra hacerse escuchar.

El encargado de las gestiones es el camporista Santiago Igon, de Chubut, y aunque Das Neves es aliado de Massa en el Frente Renovador aún no dieron señales de ir a la carga.

El FR y el Bloque Justicialista (referenciado en gobernadores y sindicatos) son claves para sumar una mayoría que venza a Cambiemos en la Cámara baja.

Si la oposición logra anular el fin del reembolso de tasas portuarias en la Patagonia habrá abierto una puerta desconocida para la historia democrática, como sería derogar el DNU que ya se está aplicando.

Los juristas del Congreso que estudian el tema y esperan ansiosos este momento, aclaran que el Congreso derogaría y no anularía el DNU, o sea, no tendría efecto retroactivo.

Por ejemplo, los reembolsos por exportaciones a los puertos patagónicos volverían a aplicarse pero nadie podrá reclamar por los meses anteriores.