Breves
“Para obra pública el presupuesto es de 1.170 millones de pesos. Sigue siendo uno de los ejes centrales de la gestión del intendente Vuoto la mejora en los distintos barrios, la mejora en infraestructura. Tenemos un fuerte apoyo del gobierno nacional, después de cuatro años en que el ingeniero Macri no le dio ni un centavo de ayuda a la ciudad de Ushuaia”, recriminó Rodríguez.
“Para obra pública el presupuesto es de 1.170 millones de pesos. Sigue siendo uno de los ejes centrales de la gestión del intendente Vuoto la mejora en los distintos barrios, la mejora en infraestructura. Tenemos un fuerte apoyo del gobierno nacional, después de cuatro años en que el ingeniero Macri no le dio ni un centavo de ayuda a la ciudad de Ushuaia”, recriminó Rodríguez.

“La obra pública sigue siendo uno de los ejes centrales”

Con 1.170 millones de inversión de fondos propios, más el aporte previsto por convenios nacionales, la obra pública es el eje principal de la gestión Vuoto, y así fue plasmado en el proyecto de presupuesto 2021. El incremento de ingresos se estableció en un 17%, en función de la caída de la recaudación de este año y la posibilidad de que, aunque haya una recuperación, no se alcancen los niveles previos a la pandemia. También se tuvo en cuenta la deuda del gobierno provincial en materia de coparticipación, dado que “no hay indicio de un cambio de actitud”, dijo el secretario de Finanzas Gustavo Rodríguez. Además anunció una moratoria que se lanzará en los próximos días, y medidas para paliar la crisis del comercio, con condonación de tasas.

Río Grande.- El secretario de Finanzas del Municipio de Ushuaia, Gustavo Rodríguez, dio detalles por Radio Universidad del proyecto de presupuesto 2021 ingresado el 30 de septiembre al Concejo Deliberante. Precisó que “son 6.272 millones de pesos en total. El presupuesto presenta una característica propia de la época que nos toca vivir en 2020 y se plantea en el marco de una gran incertidumbre. Si bien hay expectativa de un crecimiento económico para recuperar parte de la caída durante esta pandemia, no hay certeza sobre el momento en que esto se va a observar claramente. En Ushuaia hemos vuelto a un rebrote que paralizó nuevamente la actividad económica, y eso afecta la recaudación y la capacidad de planificar con algún grado de certeza qué va a pasar dentro de un año”, expresó.

“Para obra pública el presupuesto es de 1.170 millones de pesos. Sigue siendo uno de los ejes centrales de la gestión del intendente Vuoto la mejora en los distintos barrios, la mejora en infraestructura. Tenemos un fuerte apoyo del gobierno nacional, después de cuatro años en que el ingeniero Macri no le dio ni un centavo de ayuda a la ciudad de Ushuaia. Este año contamos con varios convenios firmados para financiar obra pública y esto nos permite mantener una proyección de obras muy importante para el año que viene. De este presupuesto, el 6.5% corresponde a aportes no reintegrables que comprometió el gobierno nacional”, dijo.

“Hay una gran parte de fondos destinados a repavimentación, porque nuestras calles se destruyen rápidamente durante el invierno y hay que hacer un mantenimiento permanente. También está la pavimentación de varias arterias que hoy son de tierra. Por otro lado hay una obra muy importante en los barrios altos de la ciudad, que carecen de recursos y de servicios básicos. Vamos a hacer una obra de infraestructura muy fuerte en esa zona”, adelantó.

Respecto de la variación respecto del presupuesto de este año, indicó que “es mínima y solamente del 17%. De ese 17%, un 6% son aportes de recursos nacionales. Esto es así porque la caída de recaudación que hemos tenido es muy importante y, si bien se espera una recuperación económica, no creemos que alcance a superar la caída de este año”.

“Fundamentalmente tenemos en cuenta que el gobierno provincial sigue sin dar respuesta y continúa incumpliendo con la Constitución de la provincia al retener indebidamente recursos coparticipables. Hoy la deuda con Ushuaia ronda los 400 millones y no hay ningún indicio de que el gobierno provincial vaya a cambiar esta actitud. Esto tenemos que tenerlo en cuenta al momento de proyectar nuestros recursos y nuestros gastos”, advirtió.

“Hay una causa abierta en el Superior Tribunal de Justicia, la semana pasada estaba prevista una audiencia pero el gobierno pidió suspenderla porque apareció un caso de COVID en la Contaduría. Si la justicia no interviene y el gobierno no cambia la actitud, la deuda se sigue manteniendo inamovible y nos genera un problema financiero muy grande. Para la municipalidad de Ushuaia son dos meses de sueldo”, comparó.

Agregó que “no hemos recibido ningún tipo de ATN, ni siquiera sabemos si se cumplió con el decreto que decía que lo iban a coparticipar, porque el decreto decía que era para cancelar deudas que el gobierno tenía con nosotros, por lo cual es difícil coparticipar algo que es usado para pagar deudas”, planteó el funcionario.

 

Caída de recaudación

 

Consultado sobre la caída de la recaudación municipal, dijo que “estamos en un promedio de un 35% abajo, pero tuvimos picos en abril y mayo donde cayó más del 70%. De los recursos proyectados para este año estimamos que vamos a estar en 1.100 millones de pesos por debajo en la recaudación”.

En cuanto a la pauta salarial, aclaró que “como todos los años, el presupuesto no incluye una pauta de aumento salarial. Eso surgirá de una negociación en la mesa paritaria. Tenemos previsto readecuar partidas para atender la negociación salarial que se termine estableciendo”. En materia de personal, “se mantiene la misma cantidad de cargos que el año pasado”, apuntó.

 

Tiempo para revisar

 

El secretario recordó que “la carta orgánica prevé que hasta el 1° de diciembre podemos presentar una modificación a este proyecto presentado, y normalmente las reuniones comienzan en noviembre y diciembre. Dada la situación es bueno tener un par de meses más para evaluar lo que está pasando, ver si esto tiende a estabilizarse, si aparece la vacuna, si va a estar disponible o no, si van a abrir los vuelos y las fronteras. Todo eso para Ushuaia es fundamental”.

 

Reunión con las cámaras

 

Por otra parte dio a conocer el consenso alcanzado con las cámaras empresarias, que se reunieron con el municipio. “Vamos a condonar las cuotas de la tasa de actividad comercial para todas las pymes que se han inscripto en el registro de pequeñas y medianas empresas de la municipalidad, y vamos a abrir nuevamente el registro por si alguna de ellas no se ha inscripto. Se van a condonar todas las cuotas que vencen de acá a fin de año, también el fondo de deportes y el fondo de salud que se les cobra, y los aportes a la agencia de desarrollo de Ushuaia. También vamos a condonar una cuota que queda de la tasa general de servicios y el fondo vial. Para los taxistas y remiseros vamos a aplicar las mismas medidas, y van a ser eximidos del pago de la tasa general de servicios de la casa que habitan”, detalló.

“Los comerciantes solicitaron algunas medidas, otras propusimos nosotros y alcanzamos un consenso, pero quedan otra en evaluación. La epidemióloga Adriana Basombrío comentó una propuesta sobre la posibilidad de avanzar con unos tests de detección rápida de COVID, si nos autoriza el gobierno provincial. Esto se haría en laboratorios disponibles de la municipalidad, destinado a un control permanente del personal que trabaja en los comercios, para garantizar que no se genere un foco de contagio, a fin de que puedan mantener abiertas sus puertas. Es una medida del área sanitaria que también apunta a garantizar un destino seguro para el turismo, cuando se abran los vuelos”, destacó.

 

Moratoria confirmada

 

Finalmente confirmó la decisión de implementar una moratoria para el pago de deudas atrasadas. “Ayer anunciamos que vamos a lanzar una moratoria no sólo para los comercios sino para todos los vecinos de la ciudad, a fin de que regularicen su deuda tributaria con la municipalidad. La reducción de las tasas de interés por mora es muy importante y la tasa más baja de interés por mora se va a cobrar a los que comenzaron a ser deudores de la municipalidad el año pasado. En la medida que registren una situación deudora más antigua, la tasa de interés va subiendo y el beneficio se reduce. El que hizo el esfuerzo de llegar al 2019 siendo cumplidor va a tener un beneficio mayor respecto del que dejó de pagar en 2016, 2015 o antes. Esos van a pagar una tasa más alta. Luego va a haber planes de financiación de esa deuda a 12, 24 y 36 meses, y vamos a implementarlo en los próximos días”, concluyó.