Breves
La ministra de Obras Públicas, Gabriela Castillo, expuso este miércoles en la comisión de presupuesto de la Legislatura, donde realizó un balance de lo ejecutado en el 2020 y adelantó la planificación para 2021.
La ministra de Obras Públicas, Gabriela Castillo, expuso este miércoles en la comisión de presupuesto de la Legislatura, donde realizó un balance de lo ejecutado en el 2020 y adelantó la planificación para 2021.

La ministra Gabriela Castillo respondió a las críticas de la UOCRA

La Ministra de Obras Públicas negó que no se hayan realizados obras en el corriente año, en respuesta a las críticas de la UOCRA por la falta de reactivación y las deudas pendientes. Aseguró que recibió la cartera con 500 millones de deuda con proveedores, más los certificados que se fueron sumando, y dijo que se achicó notablemente esa cifra. Precisó que fueron 235 obras las realizadas en 2020, y adelantó la planificación para 2021. “Hemos dado un detalle pormenorizado a los legisladores sobre la marcha de cada una de las obras, que están reanudadas y estamos licitando nuevas que favorecen claramente la inclusión laboral”, subrayó. Más allá de los cruces mediáticos, sostuvo que “el diálogo está abierto y estoy conversando tanto con Ramírez como con los demás actores del sistema de la construcción”.

Río Grande.- La ministra de Obras Públicas, Gabriela Castillo, expuso este miércoles en la comisión de presupuesto de la Legislatura, donde realizó un balance de lo ejecutado en el 2020 y adelantó la planificación para 2021.

Por Radio Provincia fue consultada sobre las críticas de la UOCRA, a través del secretario general Julio Ramírez, quien afirma que “no mueven los papeles”, y que “es mentira” que han iniciado las obras. “Yo respeto que haya gente que piense distinto, no coincido con el señor Ramírez en estas apreciaciones. Encontramos un ministerio con una deuda de más de 500 millones de pesos a proveedores y se ha achicado considerablemente, en relación a lo que se debía más todos los certificados que entraron en el transcurso del año. Hemos dejado claro esto en la Legislatura, dado que se habla de que no hay obras, pero en 2020 hemos tenido 235 obras en la provincia, de las cuales 170 son obras de servicios, de infraestructura edilicia, donde se realizaron los relevamientos, los proyectos y la ejecución. Hemos dado un detalle pormenorizado a los legisladores sobre la marcha de cada una de las obras, cuáles han sido las dificultades. Las obras están reanudadas y estamos licitando nuevas, que favorecen claramente la inclusión laboral. Respeto que pensemos distinto, más allá de que no lo comparto, porque es ver una mitad de la película y no la película completa. El diálogo de igual manera está abierto y estoy conversando tanto con Ramírez como con los demás actores del sistema de la construcción”, aseguró.

“Ha sido un año distinto y toda la previsión o lo que uno podía planificar se vio modificado. Hicimos lo que pudimos hacer, expuse los logros, las dificultades y la proyección 2021, que era el objeto de la reunión”, dijo de su paso por la comisión de presupuesto.

 

Más de cinco mil millones

 

Respecto del presupuesto de 5 mil millones previsto para 2021, aclaró que será muy superior, porque falta agregar los convenios con nación. “Es una línea fuerte de trabajo la obra pública pero también sabemos que la masa salarial de la provincia se lleva gran cantidad del presupuesto, como también la intervención social que hace el Ministerio de Desarrollo Humano, el bono de gas, las líneas de asistencia, que son una apuesta de acompañamiento importante. No es poca plata para la cantidad de obras que continúan en marcha y quedó claro en la exposición que ese es el presupuesto que se cerró en septiembre y el financiamiento tiene que ver con el dinero de los bonos. Esa es la principal fuente de financiamiento, pero también quedan planteadas las adendas que habrá que adjuntar al presupuesto original, por las fuentes de financiamiento nacional de proyectos que están en instancia de evaluación. Por ejemplo, el gobernador firmó acuerdos con ENOHSA por obras por 2.300 millones que no están dentro de la ley de presupuesto”, citó.

“No se ha hecho efectiva la transferencia del dinero porque está en instancia de evaluación técnica y luego se firmarán las adendas complementarias. Lo mismo sucederá con otras fuentes de financiamiento con las que estamos trabajando en otros ministerios, en el área de Turismo, en Hábitat. Habrá un trabajo de crecimiento por las otras obras que tenemos en gestión con el gobierno nacional”, anticipó.

“Dentro de lo proyectado, una parte es la continuidad de obras existentes para su finalización. Hay obras que debían terminarse en 2020 pero, con siete meses de corte por la pandemia más la veda invernal, hubo un desfasaje en el tiempo y una adecuación de los planes de trabajo. La finalización de todas las obras es una premisa que planteó el gobernador. Estamos terminando obras con financiamiento de bonos, con financiamiento de responsabilidad social empresaria, otras de sistema de financiamiento mixto con fondos nacionales y de la provincia”, detalló.

Ratificó que “hemos llevado adelante un montón de otras obras este año de infraestructura edilicia, mejoramiento de escuelas y edificios públicos. Se ha ejecutado una gran cantidad de obras, algunas están terminadas y otras están próximas a terminarse. También se plantean reparaciones más grandes para este verano, trabajamos sobre servicios, calefacción, electricidad, cloacas, limpieza de cisternas. Hay escuelas en las que hay que cambiar aberturas, hacer mayor intervención de pintura, y se ejecutarán al final del 2020 e inicio del 2021”, estimó.

Resaltó por sobre todas la obra del gasoducto, que “es de ejecución 2021.Es una obra muy grande y la hemos adjudicado la semana pasada. El centro de rehabilitación está para licitar y hay otras obras cuya publicación de la licitación va a salir en estos días, como la comisaría del San Vicente de Paul en Ushuaia, la reconstrucción de la gamela de la escuela de policía en Río Grande, la modificación de accesibilidad en Casa de Gobierno para colocar ascensores en el troncal interior donde están las escaleras centrales, baños para discapacitados, rampas de acceso. Luego están todas las licitaciones de redes. Son fondos de la ley 1312, y tenemos tendido de cables y regularización de medidores en barrios de Ushuaia. Tenemos redes de agua y cloaca en Tolhuin, en barrios del Valle de Andorra, hay un avance en redes de gas y estamos en gestiones de factibilidad para los barrios que tienen mensura. Esto también es financiamiento de la ley 1312, que es propio de la provincia”, dijo.

 

Proyectos con fondos nacionales

 

Con respecto al financiamiento nacional, indicó que “que todavía los fondos no ingresaron al presupuesto. De aprobarse el proyecto se van a firmar las adendas con fondos nacionales que ya están gestionados. En este grupo está el centro de salud de Tolhuin, un gimnasio para Ushuaia, centros comunitarios para Ushuaia, Tolhuin y Río Grande, y escuelas. Hay un déficit muy grande de infraestructura de servicios y el área de Deportes está trabajando para ampliar la cantidad de escuelas deportivas para que haya posibilidad de acceso más masivo”.

“Hay un gimnasio polivalente para Ushuaia, hay convenios con los municipios para construir dos pistas de atletismo, una en Río Grande y otra en Ushuaia. Hay planificación sin financiamiento todavía de infraestructura deportiva para Tolhuin. Tenemos un déficit de infraestructura educativa de 17 escuelas, si queremos garantizar la totalidad de niveles en mejores condiciones, atendiendo el crecimiento de la población. Obviamente no podemos arrancar por 17 escuelas, y estamos arrancando con tres. De igual manera se proyecta la totalidad de las necesidades en deportes, educación, salud, seguridad. En Seguridad está planificado seguir con el puesto de Almanza, con el puesto de San Pablo, la comisaría de género en Río Grande y el resto de la infraestructura que hay que hacer en Ushuaia, como el centro de documentación, la comisaría de género, la comisaría integral en Tolhuin. Está planificado y están armados los proyectos, y esta ha sido una apuesta fuerte del trabajo del 2020. Hemos armado proyectos para la búsqueda de financiamiento de la infraestructura que estamos necesitando”, destacó.

Agregó que “en el caso de la DPOSS hay una apuesta fuerte al saneamiento. Hay algunas obras incluidas en el fondo de financiamiento de ENOHSA, que se incorporarán con posterioridad al presupuesto, y una parte financiada por la ley 1312. A esto le hemos complementado la elaboración de proyectos con fondos del CFI para contratar el proyecto ejecutivo con financiamiento del CFI. En el barrio San Martín hay que hacer el proyecto ejecutivo del acueducto para licitar, con las tres cisternas y la ampliación de la planta del Pipo. Estos proyectos estarían finalizados en dos o tres meses para poder avanzar con la contratación de obras con financiamiento nacional”, anunció.

 

Un plan propio

 

Castillo tomó distancia de la planificación de la gestión pasada y sostuvo que no hay relación, salvo en las obras a las que se le dará continuidad. “Hay una mirada de inclusión para las tres ciudades y la única obra del gobierno anterior es el gasoducto, que en realidad se licitó sin financiamiento, porque el Fideicomiso Austral tenía cero pesos. Por eso se la incorporó dentro de la ley de bonos para garantizar el financiamiento que no existía. Es la única obra de coincidencia con el plan del anterior gobierno”, remarcó.

“No tuve nunca una cartera de proyectos que haya quedado o un plan director de obras. Las redes de los barrios no estaban contempladas, la infraestructura deportiva tampoco, la infraestructura sanitaria no estaba contemplada. La obra del hospital sí es una coincidencia porque entendemos que hay que terminarlo, pero el resto de las obras nada tienen que ver. No estaba el centro de rehabilitación ni el centro de radioterapia”, ejemplificó.

No obstante advirtió que “hay una continuidad de la gestión de Gustavo Melella, que decidió que toda obra que se comenzó se termine. Hemos hecho adecuaciones de fondos en el caso de la planta de tratamiento de efluentes de la margen sur de Río Grande, porque no estaban contempladas las redeterminaciones y con esto se duplicaría el costo de 300 a 600 millones. Esta gestión pidió que se incorporen esos 300 millones de redeterminaciones a la Legislatura para garantizar que se termine. El gimnasio del colegio María Auxiliadora eran fondos de responsabilidad empresaria y, para que esa obra se termine, hubo que resignar otras del plan autorizado, porque no se pueden terminar con ese financiamiento”, dijo.

 

Ampliación del hospital

 

Con respecto a la ampliación del hospital es otra obra que se prevé concluir. “En este momento estamos realizando la pericia técnica. Ya los ingenieros contratados han trabajado sobre el modelado de la estructura, y están trabajando para hacer la evaluación de resistencia in situ. Calculamos que en un mes estará el informe final y no hay conformidad respecto de la resistencia de los distintos lotes de pilotes. Una vez que esté el resultado, nos va a permitir reconducir la obra y ver si podemos avanzar en el proyecto tal cual estaba o tendremos que poner refuerzos. Si es necesario se hará porque al hospital hay que terminarlo”, sentenció.

En materia de salud, indicó que “se han ejecutado gran cantidad de obras para mejorar la posibilidad de servicios del hospital para la atención de la pandemia. Parte de lo que expuse el miércoles, en términos de salud, fueron las modificaciones internas tanto en Ushuaia como en Río Grande para garantizar la atención en el hospital, en los CAPs y en el Cochocho. El Municipio llevó adelante la obra de acondicionamiento y la provincia hizo la red de oxígeno para que fuera un centro de atención de mediana complejidad con asistencia respiratoria. Esto no nos exime de que avancemos con la obra del hospital que está iniciada, para trasladar servicios y hacer la reingeniería interna, y tener un hospital que dé respuesta al crecimiento de la población”.

Consultada sobre el centro modular que se va a instalar para el turismo, manifestó que “nace como acompañamiento al turista, porque tenemos que volver a una Ushuaia con turismo. El gobierno nacional seleccionó 18 ciudades de mayor presencia de turismo y Ushuaia es una de ellas. La provincia va a hacer el acondicionamiento del lugar donde se va a instalar ese centro modular y en estos días vamos a estar llamando a contratación para el movimiento de suelo, el hormigonado, el cerramiento y todos los requerimientos que ha planteado la nación para instalar este centro. Se va a hacer un corredor hacia el hospital para el caso de que hubiera que derivar algún caso. Ese centro estará en la zona céntrica y será accesible a todas las personas que vengan por distintas vías, no sólo a través del puerto. Y ese centro luego queda para la provincia, por lo que el día de mañana se podrá dar otro tipo de atención, no solamente para la pandemia. Va a estar ubicado entre el puerto y el Saint Christopher, luego de la playa de contenedores”, precisó.

 

Corredor del Beagle

 

Por último se refirió a la polémica obra del Corredor del Beagle, que sigue paralizada. “Al igual que la obra del hospital, está en una instancia de pericia técnica. Hay un equipo de profesionales que está haciendo la pericia de lo realizado con la mirada técnica. La UBA trabajó sobre lo administrativo y esto nos va a permitir cerrar la obra en el tramo 2 y 3. Para poder hacer el cierre, no es solamente decir que se paren las máquinas sino cerrarla desde lo administrativo, y hay un diálogo con la empresa para poder cerrar. El tramo 3 es el más simple porque hay menor avance, y en el tramo 2, más allá de que no se abra ruta nueva, es necesario terminar lo que está abierto para restituirle ese tramo a Vialidad Nacional, garantizando condiciones de ruta seguras. Todavía hay enripiado por terminar, puentes que habrá que realizar, el mejoramiento de los taludes, hay que restituir el manto vegetal. El cierre de estos dos tramos es una decisión política”, dijo.

“El tramo 1 está en instancia de evaluación porque, de hacerse la traza, hay que hacer una modificación. Hemos asumido el compromiso como gestión de que esta obra tenga el menor impacto ambiental y arqueológico. Este es un eje de todo el proyecto del Corredor. La obra no está en marcha porque precisamente estamos en instancia de pericias. Calculamos que en un mes o un mes y medio vamos a tener los resultados. Teníamos que esperar a que pasara la veda invernal porque se debe analizar el suelo limpio, sin nieve y sin hielo”, concluyó.