Breves
Cabe recordar que 120 fueguinos arribaron en dos vuelos de la Fuerza Aérea esta semana.
Cabe recordar que 120 fueguinos arribaron en dos vuelos de la Fuerza Aérea esta semana.

La lista crece y hay fueguinos en varias provincias más otros que llegan del exterior

El secretario de representación oficial del gobierno en la ciudad de Buenos Aires expuso las dificultades para dar respuesta a un listado de 600 fueguinos que esperan regresar, de los cuales 120 arribaron en dos vuelos de la Fuerza Aérea esta semana. Sin embargo la lista crece, y hay dispersos “en todo el país”, afirmó Hugo Romero. En Córdoba se formó un grupo de 120 personas, hay demandas desde San Juan y se agregan los fueguinos que llegan del exterior, como ocurrió con un vuelo de Miami. Por el momento no hay noticias sobre vuelos de cabotaje de Aerolíneas Argentinas.

Río Grande.- El secretario de representación oficial del gobierno en la ciudad de Buenos Aires, Hugo Romero, expuso la dificultad para dar respuesta a los fueguinos que siguen esperando retornar a la provincia, la mayoría de ellos varados en Buenos Aires, pero también dispersos en distintas provincias argentinas y sin posibilidad de trasladarse por vía terrestre a la Capital Federal.

“Desde el gobierno de la provincia nos están instruyendo para poder contener a los vecinos de las distintas ciudades, tanto de Río Grande como de Tolhuin y Ushuaia. Estamos coordinando acciones, hay gestiones que está realizando el gobierno de la provincia junto con Cancillería y el Ministerio de Defensa, que está autorizando estos vuelos para repatriar a todos los fueguinos que están varados en el continente”, dijo Romero por Radio Provincia.

“No es fácil porque tenemos fueguinos diseminados por todo el país, en distintas ciudades, y es muy compleja la tarea que estamos desarrollando con el equipo de Casa Tierra del Fuego. De a poco iremos logrando que los fueguinos puedan llegar a destino y la tarea no es nada fácil. Ante esta pandemia, todos quieren volver a su lugar de origen, así que tratamos de acompañarlos, de entender cada una de las situaciones. Ahora tuvimos la suerte de sacar 120 personas con la Fuerza Aérea. En el Hércules fueron 70 pasajeros y en el Fokker fueron 50 pasajeros. A eso hay que sumarle toda la carga que fue a Ushuaia con insumos, vacunas, medicación, que es fundamental para los momentos que se viven”, manifestó.

“Estuvimos cargando también un avión sanitario contratado por la provincia, para garantizar que toda la medicación y los insumos de sanidad pudieran llegar a destino. Hasta el día de la fecha tenemos registradas 600 personas que nos están llamando desde distintos puntos del país y cada vez se van sumando más, pero la prioridad la tiene toda la gente que está varada en Capital Federal por la cancelación de los vuelos”, dijo.

Reiteró que “se siguen registrando más, nos están llamando desde San Juan, en Córdoba también se armó un grupo de más de 120 personas entre estudiantes, adultos mayores y enfermos que hay para sacar. La verdad es muy complejo el tema y lo lamentable de esto es que no hay forma de que se puedan trasladar por tierra. Es el gran problema que tenemos porque cada provincia tiene su protocolo sanitario”, advirtió.

“Hay provincias muy estrictas y hay personas que se largan a la ruta, y hemos tenido inconvenientes con gente que ha detenido la policía, que no los dejan pasar. Todos quieren llegar a Buenos Aires y ya antes de que salieran estos vuelos, teníamos 600 personas inscriptas, que es un número importante”, subrayó.

“Nosotros tomamos contacto con la gente, les explicamos la situación porque todos los días nos están llamando, los asistimos ante alguna necesidad. Además hay gente que sigue llegando del exterior y anoche hubo un vuelo que llegó de Miami con fueguinos. Estuve hablando con la mamá de uno de los chicos que fueron a trabajar allá y quedaron varados en Miami”, contó el funcionario.

“Toda esa gente que viene del exterior se tiene que quedar obligatoriamente a hacer la cuarentena en Capital. Algunas personas van a parar a casas de familias y amigos, pero el gobierno también tiene garantizado un hotel para que puedan hacer la cuarentena”, apuntó.

Consultado acerca del motivo por el cual los vuelos que llegaron a Ushuaia volvieron vacíos, cuando había turistas que esperaban regresar a Buenos Aires, dijo que “es un tema bastante complejo. Nosotros nos enteramos a través del Almirante que coordina la salida de los vuelos que el Ministerio de Defensa había recibido una denuncia de personas que venían de un vuelo de Perú y no estaba garantizada la parte sanitaria. Tomaron la decisión de que esos aviones volvieran vacíos, pero no fue una decisión del gobierno provincial que esos aviones regresaran sin gente. Eso complicó un poco las cosas en la provincia, ante la desesperación de toda esa gente de llegar a Buenos Aires. No fue por mala voluntad del gobierno, sino una decisión del Ministerio de Defensa”, aseguró.

Respecto de cuándo habría otro vuelo para seguir trayendo fueguinos, indicó que “el gobernador está haciendo las gestiones pertinentes y ojalá tuviéramos un vuelo todos los días para poder descomprimir a la gente que está varada en Capital. La prioridad la tienen los derivados dados de alta y todavía tenemos un montón, hay adultos mayores con problemas de salud, jóvenes estudiantes fueguinos que quieren estar con sus familiares. Se están haciendo las gestiones para que nos autoricen más vuelos”.

“Con esta primera experiencia, ya confeccionamos los listados con todas las prioridades y estamos en contacto con la gente. No es fácil, porque cada persona tiene su particularidad y lo que más quiere es llegar a destino. Es difícil decidir quién viaja y quién no. A algunos les gusta, a otros no, otros nos felicitan por la labor que estamos haciendo, pero la verdad es muy complejo. Igualmente estamos contentos de poder ir resolviendo de a poco este tema”, expresó.

En cuanto a la posibilidad de restablecer vuelos de cabotaje, por ahora son rumores. “Hay una esperanza de que los vuelos de cabotaje de Aerolíneas puedan salir, obviamente con las condiciones sanitarias para poder llegar a cada uno de los destinos. Hay comentarios de que podrían empezar a salir el día 6 de abril, con medidas extremas de seguridad sanitaria. Lamentablemente tenemos esta amenaza invisible y tenemos que concientizar a la gente de que estamos ante un peligro inminente que está costando vidas a nivel mundial y está haciendo estragos en todos lados. La gran preocupación del gobierno nacional y provincial es que la gente se quede en su casa, hasta tanto esta pandemia se termine. Sabemos que el proceso es largo, los profesionales de la salud están concientizando a la gente para que se quede en su casa, y habrá que esperar”, concluyó.