Breves
marcos-linares

Manifestación contra el tarifazo

La Justicia Federal citó a Marcos Linares de la UOM Río Grande

El juez federal Federico Calvete le tomó declaración indagatoria al secretario Adjunto de la UOM Río Grande, Marcos Linares. Fue por la manifestación del pasado 5 de agosto, en la ruta nacional 3, con la cual se rechazó el tarifazo al gas que impulsaba el Gobierno nacional. Linares se presentó y señaló que “producto de esta manifestación, junto con una serie de acciones que se implementaron no solo en Río Grande sino a lo largo y ancho del país, logramos que se entendiera que existía una irregularidad”.

“La citación fue producto de una manifestación que habíamos resuelto por unanimidad como Congreso de Delegados de la Seccional. Hoy vinimos e hicimos el descargo correspondiente, porque nunca nos hemos escapado ni hemos esquivado ninguna de las responsabilidades que hemos asumido”, dijo el secretario Adjunto de la UOM Río Grande, Marcos Linares, refiriéndose a la citación del juez federal Federico Calvete, por el corte de ruta del pasado 5 de agosto.

Confirmó que fue convocado “a indagatoria, en el marco de la manifestación que realizamos en agosto cuando se pretendía aplicar un tarifazo que iba a dejar en jaque al conjunto de los fueguinos, a la industria y la propia supervivencia; atento a que se trata de un servicio esencial el suministro de gas en nuestra provincia”, dijo refiriéndose a “las implicancias del clima”.

El dirigente metalúrgico, quien estuvo acompañado por el abogado del foro local Gabriel Pluis, señaló que no fue “una acción de Marcos Linares como persona, sino de la Unión Obrera Metalúrgica en su conjunto, fue una resolución que se tomó en el Congreso de Delegados de conjunto, que se llevó a cabo tal cual como lo habíamos resuelto y fue una manifestación pacífica”.

Recordó que “producto de esta manifestación, junto con una serie de acciones que se implementaron no solo en Río Grande sino a lo largo y ancho del país, logramos que se entendiera que existía una irregularidad; ya que no existía ni siquiera la convocatoria a una audiencia pública para discutir, en ese marco, la tarifa de los servicios”.

Mencionó que incluso en la audiencia pública no se pudo “demostrar fehacientemente -aunque bajaron las pretensiones en cuanto al aumento ya que estaban hablando al principio de un 1500 por ciento y terminaron en un 203- el por qué del aumento, aunque así y todo lo aplicaron”, se quejó.

Para el dirigente de la UOM, el 5 de agosto en la ruta nacional 3 “no se generó ningún delito, hicimos un manifestación que fue pacífica, fue simbólica y no tuvo ningún tipo de implicancia negativa”, concluyó Linares.