Breves

Concejo Deliberante de Río Grande

La investigación sobre el concejal Martínez duerme el sueño de los justos

La investigación que se había iniciado por un nombramiento irregular del concejal Esteban Martínez para un cargo de Coordinación, no tuvo más avances y duerme “el sueño de los justos”. El hecho ocurrió en un momento en el cual el edil justicialista estaba a cargo de la Presidencia del Concejo Deliberante. Pero el expediente fue cajoneado, a pesar que el asesor letrado del Concejo Deliberante estimó “pertinente realizar la correspondiente denuncia penal por presunto delito de peculado y perjuicio fiscal”.

La recomendación del Dr. Abdo González Saber, asesor letrado del Concejo Deliberante, fue realizar la denuncia para que “el Señor Juez de Instrucción y el Fiscal Mayor Dr. Guillermo Adolfo Quadrini, del Distrito Judicial Norte del Poder Judicial de la Provincia de Tierra del Fuego, evalúen si existió la comisión de delito alguno, en su caso complicidad y, en caso afirmativo, lo tipifiquen conforme a su buen criterio legal”.

Sin embargo, el caso no fue llevado al ámbito de la Justicia para que fuera analizado y tampoco avanzó la investigación interna en el Concejo Deliberante, donde fue literalmente cajoneado.

Al concejal Martínez se lo cuestionó en su momento por haber designado a María del Carmen Oliva con el cargo de Coordinadora, y categoría 24, aprovechando que se encontraba eventualmente a cargo del Concejo Deliberante y sin seguir los pasos correspondientes, según lo indica la normativa.

Por no haber pasado el trámite por las Secretarías correspondientes, la designación fue cuestionada y ameritaba una investigación interna y –de corresponder, como lo entendió el asesor letrado- se debería avanzar también en el plano judicial.

Habrá que preguntarse qué pasó, porque ni en uno ni en otro sentido avanzó éste trámite y Martínez sigue sin dar las correspondientes explicaciones ante sus pares, la justicia y la comunidad.