Breves
Blanco aclaró que Frigerio “no hizo anuncios” en la provincia al hablar del puerto de Río Grande y la petroquímica, sino que solamente dijo que “se está trabajando” en una inversión del sector privado, que está condicionada al resultado de las elecciones.
Blanco aclaró que Frigerio “no hizo anuncios” en la provincia al hablar del puerto de Río Grande y la petroquímica, sino que solamente dijo que “se está trabajando” en una inversión del sector privado, que está condicionada al resultado de las elecciones.

“La generación de empleo en la provincia es responsabilidad del gobierno provincial”

El precandidato a senador de Juntos por el Cambio planteó la confusión de roles de la gobernadora, al reprocharle al gobierno nacional el desempleo en la provincia. “Es muy fácil echarle la culpa al gobierno nacional, si no tienen cloacas, gas o plata para pagar los sueldos”, fustigó, y sostuvo que, de ser todo responsabilidad del presidente, no hace falta un gobernador y se podría elegir un delegado. También cuestionó la “victimización” del diputado Stefani y del concejal Paulino Rossi, al decidir bajar su lista por no poder llevar la boleta presidencial. Respecto del puerto y la petroquímica, afirmó que el proyecto está muy avanzado, pero supeditado al resultado de las elecciones de octubre.

Río Grande.- Luego del paso del ministro del Interior Rogelio Frigerio por Río Grande, donde dejó fuertes reproches contra la gobernadora Bertone por reclamar deudas a nación, cuando dice que no existe ninguna, además del vuelco que dio al acompañar a la fórmula Fernández-Fernández, la gobernadora replicó pidiéndole al Frigerio que se haga cargo de la desocupación que deja la gestión Macri. Bertone había calificado de “lamentable que Frigerio venga a la provincia a atacarme en lugar de venir a hacerse cargo de los miles de desocupados que nos dejaron las políticas económicas nacionales”. Además acusó a la gestión de Macri de “destruir la economía nacional” y obligarla a “contener como pudimos a los miles de desempleados con planes sociales con fondos propios, mientras muchos funcionarios nacionales tienen la plata en el exterior”.

La réplica del legislador Pablo Blanco no se hizo esperar y, por FM Del Pueblo, consideró que “la gobernadora se debería hacer cargo de la desocupación. Parece que con el criterio del gobierno anterior, que tenía sometidos a los gobernadores con los recursos, se perdieron las misiones y funciones de cada uno. La generación de empleo en la provincia esencialmente es responsabilidad del gobierno provincial, no del gobierno nacional. Es muy fácil echarle la culpa al gobierno nacional, si no tienen cloacas, si no tienen gas, si no tienen plata para pagar los sueldos y aguinaldos. Siempre la responsabilidad es del gobierno nacional. ¿Para qué tenemos un gobernador entonces? Para eso elijamos un delegado del gobierno nacional y listo, si toda la responsabilidad es del presidente”, planteó.

Además aclaró que Frigerio “no hizo anuncios” en la provincia al hablar del puerto de Río Grande y la petroquímica, sino que solamente dijo que “se está trabajando” en una inversión del sector privado, que está condicionada al resultado de las elecciones.

“Rogelio no hizo ningún anuncio sino que dijo que se estaba trabajando con el sector privado en un proyecto, pero no lo anunció. Con respecto al puerto de Río Grande quiero aclarar algo, porque parece que se ha perdido el grado de responsabilidad de cada uno de los estados. El tema del puerto de Río Grande es estrictamente provincial, no es nacional. Es una obra que comenzó a hacer la provincia y está en el ámbito de la provincia. Lo que manifestó el ministro es que se está trabajando en un proyecto, porque hay iniciativas privadas, y el gobierno nacional dio el paso que se requería, que es la restitución de los beneficios de la 19640 a la actividad hidrocarburífera. El sector privado está trabajando en una inversión muy importante que ojalá se pueda concretar lo más rápido posible, que es la construcción de un polo petroquímico en la zona norte de la provincia y con eso viene aparejada la necesidad de un puerto”, explicó.

“Se está trabajando en conjunto el tema de la petroquímica y el puerto porque es imprescindible para la petroquímica tener un puerto, pero eso nada tiene que ver con la obra del puerto de Río Grande, que es una incumbencia provincial, no nacional. Acá muchas veces se mezclan las responsabilidades, porque hay obras que no realiza el gobierno provincial y las realiza la nación, y después se cree que es obligación de la nación, como las redes de gas, de agua, el pavimento, las plazas, las obras de cloacas. Eso es responsabilidad de la provincia y los municipios, pero como acá no se llevaban a cabo, la nación las encaró, pero en realidad la responsabilidad es de la provincia y los municipios”, remarcó el radical.

Se le indicó que, dado que el costo del puerto es muy alto, si habría posibilidad de asistencia del estado nacional pero insistió en que “el estado ya creó las condiciones para que esta inversión se lleve a cabo, devolviendo los beneficios de la 19640 a la producción hidrocarburífera, que el gobierno anterior le había quitado. Con eso creó condiciones para que los privados se entusiasmen en este proyecto, que está avanzado, pero no somos nosotros los que tenemos que anunciar esto, sino los inversores privados que lleven adelante el emprendimiento. Ellos harán el anuncio con el acompañamiento del gobierno provincial y nacional en su momento”, dijo.

“La petroquímica es inversión privada, no pública, se está trabajando y el proyecto está muy avanzado, pero todos los proyectos de inversión están medio frenados, a la expectativa de ver lo que sucede en las elecciones nacionales. Lamentablemente muchas inversiones están supeditadas al resultado electoral –advirtió sobre los condicionamientos-. Ojalá la gente con su voto dé el respaldo al proyecto que a nuestro criterio es el adecuado, que es el que lleva adelante el presidente de la nación y que no volvamos al pasado. Por supuesto es la gente la que va a tomar esa determinación”, concedió.

 

“Los pobrecitos” de Stefani y Rossi

 

También el legislador Blanco fue crítico de la decisión del diputado Stefani y el concejal Rossi de bajarse de la lista y cuestionar a los candidatos “puestos a dedo”, que llevan la boleta presidencial.

“No me gusta andar difundiendo las cosas por los medios de comunicación y hubiese preferido hablar de esto después de las elecciones, pero no me queda otra.  Acá hay que decir la verdad de lo sucedido y por qué la lista larga y la lista corta. Esto está en el marco del funcionamiento de un partido político, que tomó una decisión. Si uno es orgánico, debe acatarla”, subrayó.

“Nosotros no tuvimos nada que ver como integrantes de la lista con la boleta larga, sino que es producto de un acuerdo que hubo entre la UCR, el PRO y la Coalición Cívica. Algunos de los que hoy se están retirando, participaron de estas reuniones previas a la elaboración de las listas provinciales y nacionales, y tuvieron bien en claro que en Tierra del Fuego la banca de diputados iba a ser del PRO y la de senadores de la UCR. Ese era el acuerdo de los partidos políticos y en base a ese compromiso se confeccionaron todas las listas provinciales y nacionales. Cuando uno respeta las reglas de juego está en condiciones de exigir, pero acá no se respetan las reglas de juego”, aseveró.

Aludiendo a Stefani y Rossi, dijo que “quisieron participar de la elección provincial y después, faltando al compromiso, pretendieron participar de la elección nacional. La alianza tomó una determinación a nivel nacional y dijo que adjuntaba la boleta del presidente a la lista que había cumplido el compromiso de los partidos políticos. Ahora vienen a rasgarse las vestiduras, cuando lo primero que hay que hacer en política es cumplir la palabra. Algunos hace tiempo atrás estaban en su casa, después fueron diputados nacionales y asumieron compromisos personales y partidarios. Después del resultado de la elección se olvidaron. Acá no hay ninguna lista a dedo ni ninguna lista de acomodados”, enfatizó.

“La verdad me duele en el alma que tanto ‘Tito’ como Paulino digan que uno como presidente del PRO y otro como vicepresidente de la UCR no participan porque no se cumplen las reglas del juego, cuando ellos como autoridades partidarias son los primeros que deberían haber cumplido los compromisos que asumieron los partidos. Si no, que digan que no son más de la UCR porque no están de acuerdo con lo que hace el radicalismo. Están de acuerdo cuando les conviene y cuando no, hacen lo que quieren”, disparó.

“Ellos tendrían que haber hecho respetar el acuerdo de Tierra del Fuego como autoridades partidarias y no presentarse como víctimas del dedo de nación ante la sociedad. En la reunión de Olivos preguntaron si estaban de acuerdo con esto y todos los que participaron de esa reunión dijeron que sí: Paulino Rossi, Federico Sciurano, ‘Tito’ Stefani, Federico Frigerio y quien habla. Lo mínimo para ser serios en la política y en la vida  es respetar los compromisos y la palabra”, reiteró.

“Ahora se sienten molestos pero creo que algunos nos podríamos sentir más molestos porque cedimos participación en las elecciones provinciales en base a este compromiso que después no se respetó. Yo estoy cansado de que todos se hagan  las víctimas y los pobrecitos cuando no cumplen con los compromisos. Yo lo iba a decir después de las elecciones, pero alguna vez hay que decir la verdad. Por las redes sociales se andan haciendo las víctimas del dedo de la nación y no es así. Que asuman la responsabilidad y que cumplan el compromiso que asumieron ante las autoridades nacionales”, reclamó.

Insistió en que “la adhesión de la boleta presidencial no fue una decisión nuestra, sino de los apoderados a nivel nacional. No van a dejar afuera porque sí nomás al presidente del PRO de Tierra del Fuego, algo debe haber pasado. Es muy fácil pretender lavarse las manos y decir que se manejó desde nación, pero los compromisos asumidos se tienen que cumplir, para bien o para mal, y no hacerse las víctimas después”, concluyó Blanco.