Breves
Valentin-primeros-pasos-nuevas-protesis_CLAIMA20160901_0414_17

La esperanza de Valentín: le fabricaron dos prótesis en 3D y volvió a caminar luego de 5 años

Dos estudiantes se las diseñaron por pedido de un ingeniero que se conmovió tras conocer su historia en Facebook. Tiene 8 años, vive en Laferrere y lo ayudaron en Tucumán. 

El lugar está revuelto. La emoción aflora por todos lados. La familia Benítez palpita porque su hijo, por fin, recuperó la esperanza después de cinco años de padecimientos luego de haber perdido las piernas por culpa de una enfermedad. Del otro lado, un ingeniero y dos estudiantes de biomedicina están expectantes: esperan que su trabajo cumpla el objetivo. Todos hacen fuerza para que el pequeño Valentín, de 8 años, pueda caminar con sus flamantes prótesis que fueron fabricadas gracias a la tecnología de una impresora 3D. “Es muy emocionante verlo caminar. Ya apenas se las probó no tuvo problemas. Es alegría, felicidad y estamos muy agradecidos por el trabajo que se tomaron por nuestro hijo”, sintetiza Pablo Benítez (31), peluquero de profesión, mientras ve jugar a Valentín. A su lado, Karina (33), la mamá, no deja de sonreír. “Es un cambio muy grande. Le cambió la postura, lo vemos más cómodo. Nosotros enviamos sus datos para la confección de los pies y decidimos venir para la medición del cono (donde se aloja el muñón). Y todo fue bien”, describe.

Mientras sus papás hablan con Clarín, Valentín se acaba de probar las prótesis. Su sonrisa interminable contagia. Es hincha de Boca y quiere conocer Carlos Tevez. También desea volver a la escuela, ya que lleva dos meses sin ir a clase porque creció y las prótesis anteriores ya no le servían. Pero ahora, con esta nuevas, se ilusiona con reencontrarse el lunes con sus amigos y compañeros. “Me gusta participar en todos los juegos y especial jugar a la pelota con ellos”, dice Valentín con algo de timidez.

La familia se completa con Priscila, de 10 años, que aún no sabe que quiere ser de grande pero manifestó que le gustaría ser “biomédica o periodista”. Este fue el primer encuentro cara a cara entre la familia oriunda de la localidad de Laferrere y los diseñadores de las prótesis, el ingeniero Edgardo Karschti y los estudiantes de ingeniería biomédica Andrés Godoy y María José García Cabello. “El proyecto nos puso muy felices. Igual es algo que está a prueba y sujeto a ensayos de todo tipo”, sostiene Karschti.