Breves
El vicepresidente de la Dirección Provincial de Puertos, Néstor González, informó ayer sobre los avances en las negociaciones para adecuar los costos portuarios, en el marco del acuerdo firmado por el gobierno provincial con la Nación y AFARTE, a cambio de sostener los impuestos internos.
El vicepresidente de la Dirección Provincial de Puertos, Néstor González, informó ayer sobre los avances en las negociaciones para adecuar los costos portuarios, en el marco del acuerdo firmado por el gobierno provincial con la Nación y AFARTE, a cambio de sostener los impuestos internos.

La Dirección de Puertos avanza en negociaciones para bajar los costos

El vicepresidente Néstor González informó sobre las reuniones que se están manteniendo con distintos organismos, con asesoramiento de facilitador asignado por Nación, para bajar los costos portuarios, en el marco del acuerdo de competitividad firmado por la provincia, a cambio de sostener los impuestos internos. La obra de ampliación sigue avanzando y para el primer semestre de 2018 estaría entregado el primer tramo del muelle, de 80 metros. También se efectuó la compra de un pontón que llegará a mediados de diciembre, para asistir a los buques que no amarren. Se esperan más de 330 recaladas de cruceros en la temporada.

El vicepresidente de la Dirección Provincial de Puertos, Néstor González, informó ayer a FM La Isla sobre los avances en las negociaciones para adecuar los costos portuarios, en el marco del acuerdo firmado por el gobierno provincial con la Nación y AFARTE, a cambio de sostener los impuestos internos.

“Las negociaciones siguen adelante y el martes nuevamente tendremos una reunión con funcionarios de Buenos Aires. También hay una reunión formal con la IAATO -Asociación Internacional de Tour Operadores Antárticos-, con agencias marítimas y todos los actores, Aduana, Prefectura Naval, Migraciones, para analizar todo lo relacionado con los costos del puerto de Ushuaia, teniendo en cuenta la temporada de cruceros también”, dijo.

Puntualmente sobre la llegada de contenedores con insumos para la industria, que indefectiblemente tienen que tocar puerto en Buenos Aires, indicó que “el facilitador que nos puso Nación para que interactúe con el puerto de Ushuaia está llevando a cabo las negociaciones con Aduana, obviamente con anuencia nuestra, y también sobre lo que representa el puerto en sí en funciones, servicios, maquinaria, recurso humano y demás. En lo que respecta a cargas, estábamos operando con cuatro buques y, por una cuestión de costos se redujeron a dos, pero no se redujo en su capacidad, porque los buques que recibimos de cabotaje nacional son el Argentino II y el Perito Moreno. Cada uno de esos buques mueve entre 800 y 900 contenedores, y la capacidad nuestra en la plazoleta fiscal anda justamente en ese límite de contenedores para albergar”.

Consultado respecto de cuánto debería reducir sus tarifas el puerto para bajar la incidencia en la estructura de costos, manifestó que “esto se está trabajando, se está consensuando, porque nosotros prestamos servicios con recurso humano y maquinarias. La parte de estiba, el manejo de maletas, corresponde a las empresas que brindan servicios en el puerto y no les podemos decir que bajen el precio. Se está negociando y por eso se llevan a cabo estas reuniones y se consensúa con la parte de practicaje. Hoy tenemos una gran ventaja en el canal de Beagle y la bahía de Ushuaia, porque prácticamente no necesitamos de remolcadores, porque tenemos aguas profundas, vientos que no son predominantes a la hora de atracar, y con un solo práctico el buque entra y sale de Ushuaia”.

También se avanza con el abaratamiento de costos de combustible, a través de la construcción de un ducto desde la Planta Orión: “El miércoles voy a recibir a la gente de YPF en el puerto para seguir con las negociaciones, porque queremos avanzar con un proyecto de envergadura, que es realizar un ducto entre YPF en la Planta Orión y el muelle comercial del puerto. Falta definir si se va a llevar por tierra o por agua y cómo se va a proyectar. Con esto va a bajar el costo y va a redundar en seguridad para los pasajeros, porque un crucero requiere más de 20 camiones para cargar, nuestro puerto es multipropósito y alberga pesqueros, barcos de carga, cruceros, y eso conlleva un peligro. Hasta la fecha no tenemos problemas, pero queremos preservar a los turistas que nos vienen a visitar”, expresó.

 

Ampliación con primer tramo en 2018

 

Respecto del estado de la obra de ampliación del puerto, recordó que “es una obra que financia nación y el puerto pone su granito de arena con el pago y contratación de ocho o nueve ingenieros que llevan adelante el control de la obra. Ya finalizó el estudio de suelo, están trabajando en el obrador con los tubos que van encastrados en el fondo marino. Son entre 25 y 35 metros de profundidad donde van emplazados estos tubos de acero hasta culminar los 252 metros que tenemos previstos”.

“En la licitación está estipulado que en el primer semestre del año entrante ya debemos tener 80 metros del muelle entregados y certificados para poder trabajar, que sería el primer tramo. Hasta ahora no tenemos problemas con los buques y para el 15 de diciembre estamos comprando un pontón -una embarcación similar a una plataforma flotante- que va a estar emplazado cerca del muelle de catamaranes, con el fin de resguardar aquellos buques que no quieren amarrar, para que puedan utilizar estos pontones, que tienen todas las medidas de seguridad aprobadas. El martes o miércoles se terminan algunos temas técnicos y el pontón va a estar en el agua el 15 de diciembre”, estimó el funcionario.

 

Aumento de recaladas

 

Para esta temporada esperan incrementar más de un 10% las recaladas de la anterior. “Estamos hablando de un poco más de 330 recaladas en esta temporada. Hasta ahora no hemos tenido ningún problema con el frente de atraque. El presidente del puerto está ahora en Italia y estamos tratando de acrecentar la cantidad de cruceros. Estuvo reunido con MSC Cruceros, una compañía que tiene sede en Suiza y también tiene buques de carga, que mueven millones en América, Europa y Asia. Están viendo la posibilidad de traer buques de carga acá. Por lo pronto mueven contenedores a través de una o dos empresas locales”, concluyó González.