Breves
CGT - UOM 3

Río Grande

La CGT declaró el estado de alerta

La CGT Regional Río Grande se declaró “en estado de alerta” frente a los anuncios del gobierno nacional impulsando políticas que afectarían a la industria fueguina. Ayer dieron una conferencia de prensa los integrantes de la Central, junto a dirigentes de la UOM local. Impulsan la convocatoria de “una mesa de diálogo para trabajar en defensa de los derechos de toda la comunidad fueguina”.

 

Una importante cantidad de dirigentes sindicales firmó ayer un documento, que lleva como título “La CGT de Río Grande declara estado de alerta ante los anuncios nacionales”. Después una veintena de integrantes de los gremios, que conforman la Central, dieron una conferencia de prensa junto al secretario General de la UOM, diputado nacional Oscar Martínez, y al secretario Adjunto de esa organización, Marcos Linares.

 

Además de Martínez, quienes se dirigieron a los medios presentes fueron el titular de la CGT riograndense, Mariano Tejeda, y el titular del Centro de Empleados de Comercio, Daniel Rivarola. Leyendo el documento donde se convoca “a todas las asociaciones sindicales de la provincia, a los intendentes de las tres ciudades, los concejales, representantes del Poder Ejecutivo Provincial, legisladores, diputados nacionales y senadores; a conformar una mesa de diálogo para trabajar en defensa de los derechos de toda la comunidad fueguina”.

 

El texto advierte sobre las consecuencias que podría tener la aplicación de las políticas anunciadas, mencionando que se ponen “en riesgo más de 9000 puestos de trabajo”. Pero también hubo referencias a las consecuencias negativas de las reformas que se evalúan para el área previsional y una reforma a las leyes laborales; adelantando la oposición a cualquier medida que avance sobre la quita de derechos y conquistas del movimiento obrero.

 

Los dirigentes  presentes señalaron que no habían sido invitados, al menos hasta ayer por la mañana, al encuentro que impulsa el Gobierno fueguino y expresaron su disposición a participar. Aunque aclararon que las expectativas centrales, para resistir a estas políticas, están puestas en las acciones que se puedan coordinar entre los distintos sectores.