Breves
El Secretario de Gestión y Participación Ciudadana Federico Runín señaló que  “las decisiones se toman a nivel municipal  escuchando permanentemente a los vecinos, en este caso a los usuarios del transporte que es a quien nos debemos”.
El Secretario de Gestión y Participación Ciudadana Federico Runín señaló que “las decisiones se toman a nivel municipal escuchando permanentemente a los vecinos, en este caso a los usuarios del transporte que es a quien nos debemos”.

“La Central de Transferencia continuará, como todas las obras municipales”

Así lo afirmó el secretario de Gestión y Participación Ciudadana Federico Runín para referirse a las declaraciones de la gobernadora Rosana Bertone en torno a la obra de la central de transferencia que el Municipio de Río Grande lleva adelante en la Avenida Belgrano.

Río Grande.- “Para hacer la central de transferencia escuchamos a los vecinos, que son los usuarios del transporte público de todos los días, no escuchamos a funcionarios de turno que ni siquiera conocen lo que es andar en colectivo, o que en algunos caso ni siquiera conocen la ciudad de Río Grande”.

En tal sentido, el Secretario continuó señalando que  “las decisiones se toman a nivel municipal  escuchando permanentemente a los vecinos, en este caso a los usuarios del transporte que es a quien nos debemos”.

Runín agregó además que “cuando hablamos con los vecinos nos reconocen que el transporte público funciona de manera fantástica en Río Grande, y también nos dicen que en invierno, cuando deben asistir al Hospital por alguna dolencia, les gustaría salir y aguardar el colectivo en paz, resguardados del frío y con ciertas comodidades que están incluidas en el proyecto que se está ejecutando”.

En la misma línea, el Secretario manifestó que “es increíble que el gobierno provincial ahora se esté poniendo en contra de mejorar las comodidades del vecino que usa el colectivo,  solo porque no comparte la forma de hacer política del Intendente. La verdad que le han hecho decir a la Gobernadora cosas totalmente erróneas e infundadas, muy alejadas de la realidad”.

“Este proyecto que se está haciendo no representa una terminal de ómnibus con 300 colectivos permanentes como en Retiro. Es una parada más de colectivos, techada, dotada de ciertas comodidades y tecnologías adaptadas para una mejor espera del vecino que va al hospital o al centro y esto no implica un mayor flujo de unidades, hay que estar tranquilos con eso” expresó y recalcó que “nuestros vecinos siempre tienen el derecho de estar mejor y de aguardar el colectivo en las mejores condiciones que podamos brindarles”.

El funcionario dijo también que “gran parte de los pacientes que van al hospital se dirigen en transporte público. Es inconcebible que desde el gobierno provincial no quieran que la gente vaya a atenderse a sus hospitales, la verdad no se entiende”.

Asimismo entendió que “la Central de Transferencia se continúa, como ya lo dijo la Secretaria de Obras Públicas, el Municipio fue cauto y prudente en todo momento,  primero porque hace casi diez meses se hizo una presentación pública del proyecto con presencia de todos los medios de prensa junto al Intendente en el Padre Zink,  luego se publicó por boletín oficial y por otros medios el llamado a licitación para hacer la obra, la adjudicación posterior y el inicio de los trabajos. Ahora vienen a decir que no se puede con argumentos absurdos”.

También manifestó que “pareciera que ni el Ministro de Salud ni ninguno de sus funcionarios caminaron nunca por la Avenida Belgrano para ver lo que se está haciendo”, resaltó y enfatizó que “una vez más pretenden poner trabas al Municipio como hacen todo el tiempo, pero no se dan cuenta que con estas intenciones no perjudican al Municipio o a Melella, perjudican a la gente, a los usuarios del colectivo, así que ojalá reflexionen y dejen al Municipio hacer sus obras tranquilos, porque las obras son para mejorarle la calidad de vida a nuestros ciudadanos”.

Finalmente, el Secretario dijo “no es nuestra idea seguir polemizando con esto, pero le pedimos a la provincia madurez política, que no intente medidas legales innecesarias que lo único que van hacer es terminar perjudicando a los vecinos y una clara judicialización de la política por el solo hecho de pensar diferente en cuanto al modelo de proyecto que queremos para la gente”.