Breves
Se procedió a la quema de más de 80 kilos de drogas, que habían sido secuestrados en distintos procedimientos, tanto Federales como Provinciales.
Se procedió a la quema de más de 80 kilos de drogas, que habían sido secuestrados en distintos procedimientos, tanto Federales como Provinciales.

Justicia Federal ordenó la quema de más de 80 kilos de droga

La Justicia Federal ordenó la quema de más de 80 kilos de sustancias estupefacientes en el horno pirolítico que se encuentra en las afueras de la ciudad de Río Grande. Esta droga se habían sido decomisadas, en diferentes diligenciamientos, tanto Federales, como provinciales.

La sustancia estupefaciente que fue destruida mediante la incineración, se encontraba la que fue secuestrada el pasado 30 de enero, y que se encontraba oculta dentro de dos parlantes que habían sido ingresados a la provincia desde Córdoba.

Asimismo, se quemaron los 43 kilos de marihuana, que habían sido encontrados en la vivienda del hijo del subjefe de la Policía Provincial.

A esto, se sumaron los 38 kilos de estupefacientes, que se encontraron dentro de la carrocería de una camioneta Ford EcoSport, la cual fue detectada en el  paso fronterizo San Sebastián y que provenía desde la provincia de Misiones.

También se procedió a la quema de otras cantidades menores de droga, secuestradas en causas federales y provinciales.

Esta droga fue quemada ya que las causas están prácticamente están cerradas. Todo esto fue guardado en diversos depósitos en la ciudad de Río Grande. Antes de ser quemada Gendarmería Nacional realizo diversos test para constatar que efectivamente lo que se estaba quemando era droga y no otra sustancia.