Breves
El secuestro de 16 kilos de cocaína derivó en una investigación paralela hacia la División Delitos Federales y Narcocriminalidad de la Policía Provincial. El fiscal Federal Marcelo Rapoport, confirmó que la Policía Provincial estaba apostada en San Sebastián y “no dieron aviso ni al Juzgado, ni la Fiscalía, ni a la Aduana”, es una “omisión maliciosa”.
El secuestro de 16 kilos de cocaína derivó en una investigación paralela hacia la División Delitos Federales y Narcocriminalidad de la Policía Provincial. El fiscal Federal Marcelo Rapoport, confirmó que la Policía Provincial estaba apostada en San Sebastián y “no dieron aviso ni al Juzgado, ni la Fiscalía, ni a la Aduana”, es una “omisión maliciosa”.

Justicia Federal abre investigación contra la Policía provincial

El procedimiento realizado por personal de la Aduana apostado en San Sebastián y que tuvo como resultado el decomiso de más de 16 kilos de cocaína, “uno de los procedimientos más grandes, en lo que es cocaína, tomó un sorpresivo ribete. El fiscal Federal Marcelo Rapoport, confirmó que el personal de la División Delitos Federales y Narcocriminalidad de la Policía Provincial estaba apostado en las inmediaciones y no dieron aviso ni al Juzgado, ni la Fiscalía, ni a la Aduana, por lo que consideró, “No sabemos si la finalidad era que siguiese su curso y pasara la frontera y hacerle un control de rutina y a partir de ahí trabajar o que llegara a la ciudad, y tampoco sabemos si tenían una finalidad espuria”.

Río Grande.- El fiscal Federal Marcelo Rapoport habló de la causa que tiene a tres personas detenidas, ya en calidad de comunicadas, y que además permitió el secuestro de más de 16 kilos de cocaína, “En lo que es cocaína, hasta ahora es el procedimiento más grande”, dijo el funcionario en declaraciones al programa Tarde pero Seguro.

Asimismo, el fiscal agregó: “Estamos esperando el peritaje técnico de Gendarmería para saber en qué cantidades podía cortarse -rebajarse” a la vez que explicó “Estamos hablando de una cifra redonda de 50 millones de pesos” si se traduce la cantidad de cocaína, en pesos.

Para la Fiscalía Federal queda clara la maniobra que iban a realizar los imputados: “Uno es el que transportaba droga en el vehículo y otras dos personas que se detuvieron en los procedimientos en la ciudad, y estas dos últimas personas son las que iban recepcionar la droga, acondicionarla y distribuirla, y seguimos trabajando porque creemos que podría haber más gente involucrada. Desde la Fiscalía estamos trabajando y buscando más evidencia”.

 

Los tres detenidos se negaron a declarar

 

Asimismo, Rapoport evitó brindar nombres de las personas involucradas, sin embargo detalló que “se formalizó el acto de prestar declaración indagatoria, aunque se negaron a declarar y ahora siguen detenidas pero en carácter de comunicadas”.

Sobre los plazos que se manejan de ahora en adelante, acerca de la situación procesal, el fiscal Federal dijo: “Los plazos son acotados porque el juez -Federico Calvete- tiene 10 días para resolver la situación procesal, en estos días se están haciendo los diferentes peritajes y se están recepcionando las declaraciones testimoniales”.

 

Impecable labor del personal de Aduanas

 

En otro párrafo de la entrevista, el funcionario judicial hizo énfasis en la labor del personal de Aduanas, “me gustaría resaltar el trabajo de la gente de Aduana de San Sebastián porque realmente casi sin medios tecnológicos, casi a la intemperie y con una herramienta fundamental como lo es el can “Max”, realizaron toda la labor, así que a esas personas que trabajaron mis felicitaciones”.

 

La droga cruzó Argentina vía terrestre

 

Consultado acerca del lugar de procedencia de la sustancia estupefaciente, Rapoport indicó: “la droga venía de Paraguay, pasaron Monte Aymond, y fueron agarrados acá, pero atravesaron toda Argentina. Los detectó la gente de acá, de Aduana en San Sebastián”.

 

Investigan a la Policía de la Provincia

 

La causa que a todas luces, en un buen procedimiento, teniendo en cuenta los resultados, toma otro ribete, cuando el fiscal explica la modalidad de trabajo para dar con este cargamento, y asegura: “Por parte de la Aduana fue un control de rutina porque no tenían ningún tipo de conocimiento. Si veníamos trabajando con la Policía de la Provincia, la División Delitos Federales y Narcocriminalidad pero no sabemos porqué habían apostado gente en San Sebastián, ellos sabían que este hombre iba a cruzar pero nunca nos dieron aviso, y de habernos dado aviso, quizás la causa hubiera tomado otro cauce” y agregó con malestar, “esto es una irregularidad por parte de la Policía, porque la misma Aduana es quien observa un auto estacionado y fue la gente de la aduana que se acercó y los identificó y nunca le habían avisado, ni a la Fiscalía, ni al Juzgado, ni a Aduana, tampoco. No sabemos si la finalidad era que siguiese su curso y pasara la frontera y hacerle un control de rutina y a partir de ahí trabajar o que llegara a la ciudad, y no sabemos si tenían una finalidad espuria”.

De esta manera, se genera una causa paralela, “para nosotros es un hecho de  incumplimiento a los deberes de funcionario público y una omisión del deber de informar a las autoridades judiciales respecto de esta situación”, refirió Rapoport, a la vez que comentó, “nosotros porque lo miramos después que sucedieron los hechos, entonces, esta persona cruzó en Monte Aymond a las 16:30 horas, y la Policía ya sabía, así apostaron un móvil y personal”.

“Hubo una omisión maliciosa en no dar la información, algo ocultaron y es una lástima porque yo tengo un gran aprecio por la gente de la Policía, y he solicitado en más de una oportunidad al Jefe de Policía ascensos porque trabajan muy bien, pero no sabemos qué pasó, hubo un corto circuito”, dijo el fiscal Federal Marcelo Rapoport, para concluir.

Fuente: Diario Provincia23.