Breves
“He ordenado otro allanamiento en un domicilio vinculado a uno de los imputados por ese homicidio en cuyo marco se secuestraron diversos celulares”, explicó el magistrado.
“He ordenado otro allanamiento en un domicilio vinculado a uno de los imputados por ese homicidio en cuyo marco se secuestraron diversos celulares”, explicó el magistrado.

Juez ordenó nueva medidas judiciales en el domicilio de uno de los condenados

A pocos días de haberse dado a conocer la condena a los cuatro imputados del crimen de Gladis Moledo, la familia de la víctima, habría recibido amenazas por parte de uno de los condenados. Se realizó una serie de diligencias judiciales ordenadas por el juez Daniel Cesari Hernández, y aunque los resultados fueron negativos, se continuó investigando y ayer, se allanó un allanamiento en el domicilio de uno de los acusados.

Río Grande.- “El otro día dispuse el allanamiento en la Unidad por amenazas atribuidas a uno de los condenados por el caso Moledo, diligencia que no arrojó resultado positivo”, expresó el juez de Instrucción Daniel Cesari Hernández.

“Hoy (por ayer jueves), a partir de lo informado por el Servicio Penitenciario, he ordenado otro allanamiento en un domicilio vinculado a uno de los imputados por ese homicidio en cuyo marco se secuestraron diversos celulares”, explicó el magistrado.

“También dispuse secuestrar celulares que fueron obtenidos días antes del allanamiento que realicé en la unidad, en una requisa hecha por el Servicio Penitenciario  y que fueron remitidos al Juzgado de Instrucción 3”, que está a cargo del juez Pablo Candela.

“Como podría haber vinculación con la causa que investigó, hoy informé al juez de ese juzgado que dispuse secuestrar esos aparatos,  por lo que le solicité que los ponga a disposición de mi tribunal para peritarlos”, dijo el Dr. Cesari Hernández para concluir.

 

El juicio y la condena

 

El Tribunal de Juicio presidido por el Dr. Martín Bramatti, secundando por Juan José Varela y Eduardo López, dio a conocer el 13 de octubre pasado, el veredicto por el cual se condenó a prisión perpetua por el delito de homicidio doblemente agravado a; Juan Ramón Gómez, Gastón Blanco y José Manuel Gómez.

Los tres fueron condenados como coautores, a un mismo nivel de responsabilidad, en el brutal crimen de Gladis Moledo en su domicilio de la Margen Sur, cuyo móvil fue una controversia con Blanco por la tenencia ilegítima de la nieta de la víctima. Litigio que aún continúa en uno de los juzgados de Familia de la ciudad de Río Grande.

Asimismo el fallo consideró penalmente responsable como “partícipe secundario” en el homicidio de Moledo, al cuarto imputado de la causa, Leonardo Blanco de 18 años, joven que fue juzgado como menor de edad, al cual se lo disponía en un segundo plano en relación al hecho, manejando el vehículo en que llegaron los homicidas a la escena del crimen.

El Tribunal giró actuaciones a la Cámara de Apelaciones en la Sala Penal para llevar adelante el juicio de menores oportunamente contra Leandro Blanco, donde se dispondrá una pena.