Breves
Patricia Blanco

Patricia Blanco

Jubilados quieren recuperar poder adquisitivo

La representante de los jubilados en la Caja de Previsión se refirió a la pérdida del poder adquisitivo que tuvieron los jubilados de la provincia. Dijo que reconocen los inconvenientes económicos y financieros que hay, más las complicaciones generadas por la pandemia, pero reconoció la necesidad de una recuperación en el nivel de haberes. “El sector pasivo muchas veces no es escuchado como quisiéramos, quienes están en actividad o quienes ejercen el poder tal vez no interpretan lo que siente el pasivo”, advirtió.

 

 

Patricia Blanco, representante de los jubilados en el Directorio de la Caja de Previsión, en diálogo con el programa radial “La Mañana en La Tecno”, que se emite por Radio Universidad, comenzó confirmando que este viernes van a estar depositados en las cuentas sueldo “todos los haberes de los pasivos” correspondientes al mes pasado. Luego, al ser consultada sobre la situación del sector, indicó que “por supuesto esta pandemia nos afectó a todos, en todos los sentidos, la Caja recién hoy a partir de un estricto protocolo empieza a trabajar un poquito de manera presencial, pero no con atención al público”.

Mencionó que estuvieron “todo este tiempo trabajando en forma remota, con el personal desde su casa y demás. Entonces las cosas medio que se complicaban, se demoraron y ahora con un protocolo aprobado se empieza a tratar de avanzar un poco más y de tener un poquito más de rapidez. Uno entiende el reclamo de la gente, porque el jubilado lo que quiere es ver lo antes posible en su bolsillo el dinero que le corresponde. Pero creo que la pandemia nos llevó el tiempo a todos, hay que tener paciencia”, expresó la representante del sector pasivo.

Blanco señaló que “por supuesto que se siguen escuchando todos los reclamos, presentándoselos al Presidente para que las cosas empiecen a agilizarse. Hay un pedido también para que el Ejecutivo reglamente, de una vez por todas, la Ley 1285 porque eso es potestad del Ejecutivo. El Directorio no lo puede hacer, ya que cuando se hicieron las modificaciones de las leyes nosotros nos quedamos sin esa posibilidad”, repasó.

Dijo que “estamos también haciendo diferentes presentaciones, hay un planteo muy fuerte del sector pasivo a la OSES por un reacomodamiento en el pago de la zona en sus haberes, que todavía no han podido cobrar. Hay sectores de Energía que también están, desde hace un año, esperando que se les liquide un ítem por movilidad que los activos vienen cobrando y ellos no. Así que hay varias cosas en carpeta para resolver, pero a veces lo diario no deja avanzar en otras cosas”, reiteró.

La integrante de la Caja de Previsión indicó que tienen “proyectos en carpeta que quisiéramos poder trabajar, pero con esta situación de la pandemia el reclamo diario se nos lleva el tiempo y la energía que quisiéramos poner en otras cosas”, insistió. Mencionó que les gustaría “ver de qué manera vamos a buscar ayuda para la sustentabilidad de la Caja, por ejemplo, pero las cosas diarias nos complican un poco”.

“El sector pasivo muchas veces no es escuchado como quisiéramos, quienes están en actividad o quienes ejercen el poder tal vez no interpretan lo que siente el pasivo. Hay que ponerse en el lugar de todos, por tener un poco más de empatía con la gente adulta que maneja otros tiempos, otra ansiedad. Que tal vez no tiene la posibilidad de seguir esperando, al pasivo le cuesta y le cuesta que las autoridades los entiendan”, señaló Patricia Blanco.

En el mismo sentido manifestó que “parece que del otro lado no se interpreta lo que los jubilados sienten, pero nosotros que estamos en la piel del jubilado lo sabemos. De a poco trataremos de ir cambiando esa situación”, aseguró. Luego, sobre la postergación del pago del aumento homologado a los estatales, dijo que también complica al sector pasivo.

Recordó que la Ley 1285 dice que “se debe cobrar al mes siguiente y sin embargo hay bonos y otros pagos que se han demorado más de 30 días. Cómo está la situación, que la gente está recibiendo dos pesos, los quiere recibir ya por qué después ya no valen lo mismo. Entonces es entendible, pero también es entendible que estamos en una situación que nadie esperaba y que nos cambió la vida a todos, la manera de trabajar y todo”, reiteró.

Patricia Blanco indicó que también se debe tener en cuenta “que lo que el jubilado espera recibir no es para irse de viaje, es para comprar remedios. Sabemos que a veces, cuando en este en esta provincia se habla de los jubilados de la Caja, se piensa que son jubilados VIP. Pero nosotros no tenemos jubilados VIP, habrá un porcentaje que tiene una buena jubilación pero la mayoría no”, advirtió.

La representante de los pasivos se refirió nuevamente a los haberes que cobran, indicando que “si lo comparamos con la canasta familiar, lo que se cobra en muchos casos no alcanza para cubrirla. Lo que pasa es que hace muchos años se instaló eso en la comunidad, como que los jubilados de la Caja son jubilados VIP, pero eso no es verdad. Hay un sector muy amplio que gana muy poco, jubilados que están rezagados desde hace mucho tiempo y que durante años no han recibido nada. Algunos sí, pero la mayoría no y se ha perdido muchísimo poder adquisitivo”, comentó Blanco.

Sobre la necesidad de avanzar con la recuperación de los haberes, expresó que “habría que hacer, de alguna manera, una recuperación de los haberes. Pero sabemos cómo está la situación, no somos ajenos a que la situación está difícil. Pero a los jubilados les cuesta entender, porque no viene difícil de ahora viene difícil desde hace años. Son años de no recibir aumentos, de pagar aportes solidarios, de sostener las malas políticas que los gobiernos llevaban adelante”.

“Siempre se castigó al sector pasivo, entonces es entendible el reclamo y las autoridades lo tienen que entender. ¿Quién puede vivir hoy con 30.000 $, mucho menos una persona adulta que tiene un costo en gastos de medicamentos alto, que no siempre la obra social los cubre y que no siempre se consiguen. Son cosas que hay que tener en cuenta, la verdad es que una persona que trabajó toda su vida para tener una vejez tranquila no se merece llegar a esta edad para tener que suplicar que le paguen un bono, o preguntar todos los días cuando cobra, cuando habrá un aumento, si tendrá un remedio o no. Es desgastante, a esta altura los jubilados quieren estar tranquilos”, concluyó la representante de los pasivos en la Caja de Previsión.