Breves
“Esa noche, llegué, lo vi inconsciente, verifique su respiración, estaba convulsionando, con evidente sangrado en nariz y boca. Lo primero que hice fue pellizcarle los brazos y piernas, y al ver que respondía a los estímulos dolorosos, lo puse de costado”, contó Pedro Franco, director de Defensa Civil Municipal. (Foto Ramón Taborda Strusiat).
“Esa noche, llegué, lo vi inconsciente, verifique su respiración, estaba convulsionando, con evidente sangrado en nariz y boca. Lo primero que hice fue pellizcarle los brazos y piernas, y al ver que respondía a los estímulos dolorosos, lo puse de costado”, contó Pedro Franco, director de Defensa Civil Municipal. (Foto Ramón Taborda Strusiat).

Jinete Diego Torres fue intervenido quirúrgicamente

El joven jinete Diego Torres, quien fuera aplastado por su caballo en la jineteada de este domingo en el evento realizado en el Club San Martín, fue intervenido quirúrgicamente en el Hospital Regional Río Grande. El domador fue rápidamente asistido por el director de Defensa Civil Municipal, Pedro Franco, quien inmediatamente aplicó sus conocimientos en primeros auxilios y al observar el estado del malogrado jinete, solicitó el inmediato traslado al Hospital Regional Río Grande.

Un solo incidente hubo que lamentar al inicio de las pruebas de jineteada de la segunda noche cuando el domador Diego Torres sufrió una caía y el caballo quedó encima. Fue rápidamente asistido por el personal de Defensa Civil con Pedro Franco a la cabeza, quien justamente llegó rápidamente a la cancha y asistió personalmente al malogrado jinete, quien fue raudamente llevado al Hospital Regional Río Grande donde permanece con pronóstico reservado.

El joven jinete Diego Torres, quien fuera aplastado por su caballo en la jineteada de este domingo en el evento realizado en el Club San Martín, fue intervenido quirúrgicamente en el Hospital Regional Río Grande. El domador fue rápidamente asistido por el director de Defensa Civil Municipal, Pedro Franco, quien inmediatamente aplicó sus conocimientos en primeros auxilios y al observar el estado del malogrado jinete, solicitó el inmediato traslado al Hospital Regional Río Grande.

“Esa noche, llegué, lo vi inconsciente, verifique su respiración, estaba convulsionando, con evidente sangrado en nariz y boca. Lo primero que hice fue pellizcarle los brazos y piernas, y al ver que respondía a los estímulos dolorosos, lo puse de costado (en la foto se ve) mientras pedía la tabla y el urgente traslado sin más atención en el lugar, no había mucho tiempo, había que ir de inmediato al hospital”, contó el propio Franco.

Justamente lo puso de costado para que no se broncoaspire, es decir, “para facilitar la respiración y expansión torácica”.

 

La familia y los gauchos están atentos a la evolución del joven

 

El padre de Diego Torres, del joven jinete que tuvo una rodada con su caballo durante la jineteada del fin de semana en Río Grande, confirmó que se encuentra “grave” y “debatiéndose entre la vida y la muerte”. Esto fue antes de la operación durante la jornada de ayer en el hospital.

“Estamos toda la familia reunida, esperando que sea para bien y rogando a Dios que lo ilumine y que pueda salir adelante. Sabemos que es difícil, pero la esperanza es lo último que se pierde. Le pedimos a la gente que rece por su vida”, dijo Pablo Torres, el papá de Diego, en declaraciones por FM “Aire Libre”.

El joven tiene 18 años y según el papá “fue criado en el campo” y tenía amplios conocimientos sobre montura; pero sufrió una rodada producto de “la mala suerte”, afirmó el hombre, señalando que fue “un accidente bárbaro, ha tenido un derrame cerebral y se está debatiendo entre la vida y la muerte”.

Para ser operado en el Hospital Regional de Río Grande, solicitaron dadores de sangre.