Breves
Galeano anticipó intensas jornadas de abordaje a la problemática del juego y adelantó que se lanzará un plan denominado ‘Programa de Juego Responsable’ y dentro del mismo se firmarán convenios con Salud de Salud.
Galeano anticipó intensas jornadas de abordaje a la problemática del juego y adelantó que se lanzará un plan denominado ‘Programa de Juego Responsable’ y dentro del mismo se firmarán convenios con Salud de Salud.

IPRA: Acuerdan llevar adelante un abordaje integral de ludopatía

El presidente del IPRA, Abel Galeano anticipó intensas jornadas de abordaje a la problemática del juego y adelantó que se lanzará un plan denominado ‘Programa de Juego Responsable’ y dentro del mismo se firmarán convenios con Salud de Salud.

El objetivo del encuentro fue planificar el abordaje de la problemática de la ludopatía, tanto en lo referente a capacitaciones para el personal del IPRA como en lo asistencial a quienes padecen esa patología. El trabajo se realizará conjuntamente entre la Secretaría de Adicciones, Salud Mental y el Instituto Provincial Regulador de Apuestas.

El secretario Coordinador del Plan Provincial de Adicciones, Horacio Álvarez y el Director de Salud Mental Jorge Rossetto se reunieron este miércoles con el Jefe del Departamento de Juego Responsable del Instituto Provincial de Regulación de Apuestas (IPRA) Manuel Silva.

El objetivo del encuentro fue planificar el abordaje de la problemática de la ludopatía, tanto en lo referente a capacitaciones para el personal del organismo como en lo asistencial a quienes padecen esa patología.

Asimismo, los funcionarios avanzaron en las bases de lo que será la firma de un Convenio Marco a futuro.

La ludopatía consiste en un trastorno en el que la persona se ve obligada, por una urgencia psicológicamente incontrolable, a jugar y apostar, de forma persistente y progresiva, afectando de forma negativa a la vida personal, familiar y vocacional.1 Aunque en anteriores ediciones del manual diagnóstico DSM había sido clasificado como un trastorno del control de los impulsos, ha sido conceptualizado y tratado como una adicción sin sustancia, hasta que en el DSM-V ha sido incluido finalmente dentro de la categoría de “Trastornos relacionados con sustancias y trastornos adictivos”.

El juego patológico se clasifica en el DSM-IV-R en trastornos del control de los impulsos, que también incluyen la cleptomanía, piromanía y tricotilomanía, en los que estaría implicada la impulsividad, pero no presenta comorbilidad con dichos trastornos. Si bien el sistema DSM (III, III-R y IV1) y la CIE-102 incluye este trastorno entre las alteraciones debidas a un bajo control de los impulsos, lo cierto es que los criterios diagnósticos operativos DSM tienen exactamente el mismo diseño que el de las adicciones a sustancias, lo que muestra la concepción subyacente para la enfermedad en ese sistema: se trata de un problema adictivo “sin sustancia” incluido en un apartado diferente al suyo.