Breves
100

Recaudación

Intendentes resisten intento de la provincia de recaudar impuesto inmobiliario

Los intendentes de Ushuaia, Walter Vuoto, y de Río Grande, Gustavo Melella; expresaron su oposición a la intención de la gobernadora Rosana Bertone, que busca un aval de la justicia fueguina; para poder recaudar para la provincia el impuesto inmobiliario que venían cobrando los municipios.

 

“Los recursos provenientes del impuesto inmobiliario dentro del ejido urbano son substanciales para el funcionamiento y autonomía de la ciudad y su propio desarrollo”, dijo el intendente de Ushuaia, Walter Vuoto, en el marco de un encuentro con concejales de diferentes bloques, donde se analizó este tema.

 

Por su parte el intendente de Río Grande, Gustavo Melella, dirigió un documento a la gobernadora Rosana Bertone, que firman varios concejales de la ciudad, donde exhortan a la mandataria provincial y a los Legisladores a derogar el capítulo de la Ley 1075 que hace referencia a este impuesto, luego que funcionarios de la Agencia de Recaudación Fueguina (AREF) presentaran ante el Tribunal Superior de Justicia de la Provincia una acción declarativa de certeza, para que resuelva lo que el gobierno interpreta como una potestad propia.

 

 

En el escrito se plantea además “el grave perjuicio que traería a la ciudad una disposición de estas características”, y consideran que “se produce un conflicto institucional innecesario en un momento de dificultades socioeconómicas donde prima garantizar la paz social”.

 

 

Melella expresó que “cuando se sancionó la Ley en su momento dijimos que iba en contra de la autonomía municipal y en contra de la Constitución Provincial”. “Me parece que en este momento socioeconómico complicado tener un conflicto institucional no ayuda a nadie ni a nada”, consideró el jefe comunal.

 

Desde el Gobierno explicaron que la gobernadora ya envió un proyecto a la Legislatura donde explican que luego de la sanción del nuevo código fiscal, existe un “riesgo de doble imposición respecto del universo de contribuyentes” dado la “coexistencia de un mismo tributo a nivel Provincial y Municipal”, por lo cual se vulneraba “la competencia constitucional de carácter originaria y excluyente de la Provincia, afectando la seguridad jurídica y el principio constitucional de reserva de ley”.

 

Por ese motivo la Provincia se presentó ante el Superior Tribunal de Justicia fueguino, con una acción declarativa de certeza, buscando una definición que le permita cobrar el impuesto inmobiliario que hasta ahora venían recaudando los municipios.