Breves
La ministra de Salud de la provincia, Dra. Judith Di Giglio, fue consultada sobre el inicio del plan de vacunación y, estimativamente, no habría novedades antes de mediados de enero.
La ministra de Salud de la provincia, Dra. Judith Di Giglio, fue consultada sobre el inicio del plan de vacunación y, estimativamente, no habría novedades antes de mediados de enero.

Inicio del plan de vacunación contra al COVID en Tierra del Fuego después de mediados de enero

La Ministra de Salud indicó que las fechas se van a conocer con mayor precisión una vez que estén registradas las vacunas, paso que no dio ninguna todavía. La primera podría ser la de Pfizer este miércoles, y a mediados de diciembre la rusa. A partir de allí las provincias deberán esperar a conocer la cantidad de dosis disponibles, para fijar las prioridades, siendo el personal de salud el que está a la cabeza de la lista. La Dra. Di Giglio dijo que es intención del gobierno provincial adquirir vacunas en forma independiente para ampliar la cobertura a las personas de entre 18 y 59 años con factores de riesgo, pero también dependerá de una definición nacional. Podría centralizarse la compra, como ocurrió con los respiradores.

Río Grande.- La ministra de Salud de la provincia, Dra. Judith Di Giglio, fue consultada por FM La Isla sobre el inicio del plan de vacunación y, estimativamente, no habría novedades antes de mediados de enero.

“El plan es nacional y toda vacuna que se aplique pertenece a un programa nacional. Esto no ocurre con esta vacuna solamente sino con todas, porque las vacunas las provee el Ministerio de Salud dentro del programa de inmunizaciones”, aclaró la funcionaria.

Se le preguntó si cada gobierno provincial puede comprar vacunas para las personas que no están contempladas dentro del programa nacional, y aseguró que esa es la intención, pero dependerá de la definición que dé el gobierno central. “Por ejemplo, como provincia podemos comprar la vacuna del HPV, que cubre determinado rango etario, si quiero aumentar la cobertura. Lo mismo sucede con la vacuna de la gripe. En principio podríamos hacer lo mismo con la vacuna de COVID. Si bien tenemos contacto y posibilidades de comprarla, primero debe registrarse la vacuna rusa y todas las que se están planteando, porque se están probando más de once. Una vez que esté el registro, veremos si el gobierno nacional dispone que podemos o no comprar vacunas”, señaló.

Hay personas de riesgo que no están dentro de la franja prioritaria pero ni siquiera se sabe si esa franja prioritaria sería cubierta en la primera etapa: “Aún no sabemos cuántas dosis va a haber en un inicio. Una vez que el gobierno nacional defina la cantidad de dosis para cada provincia, se van a establecer prioridades. La idea es dar cobertura a los grupos de riesgo ya conocidos pero también a las personas de entre 18 y 59 años que tengan factores de riesgo. Para eso ya estamos generando un registro, y estamos trabajando en almacenamiento y logística, para poder iniciar la campaña de vacunación inmediatamente que llegue la vacuna”, informó.

“Los mayores de 60 años ya están en el padrón, también  los docentes y el personal de salud. Hay personas que tienen movilidad y se atienden en los centros de salud y tenemos que ver cómo contactar al resto. Se están esperando los lineamientos nacionales pero se prevé que será con indicación del médico de cabecera”, dijo.

 

Cadenas de frío

 

Un punto importante es la logística vinculada con la cadena de frío, teniendo en cuenta que hay vacunas que requieren 18 grados bajo cero y otras 70: “Tenemos que preparar tres escenarios diferentes porque no sabemos cuál es la vacuna que vamos a tener disponible. La de Pfizer necesita una refrigeración de -70 grados y ultrafreezers. Hay disponibles en ambos hospitales pero, al no tener la superficie de la vacuna, no sabemos cuál será la capacidad de almacenamiento. La vacuna rusa, que es la primera que va a llegar, necesita ser refrigerada a -18 grados, ya tenemos disponible dónde almacenarla y los grupos electrógenos necesarios. La vacuna de Oxford tiene el modo de almacenamiento habitual, se conserva de 2 a 8 grados y se puede almacenar en nuestra cámara de vacunas”, diferenció.

“El gobierno de la nación estima que la primera vacuna en llegar va a ser la rusa, pero ninguna está registrada todavía y es algo que no podemos definir como provincia. Todavía tenemos que ver si el gobierno va a permitir que las provincias puedan comprar o si va a centralizar las compras. En un futuro quizás sí se va a poder comprar, pero ahora el gobierno nacional es posible que centralice las cosas, como lo hizo con los respiradores, y que las provincias no puedan comprar”, advirtió.

“Los últimos datos que tenemos en el Ministerio es que se espera que para mediados de diciembre se registre la vacuna rusa. Por lo que dijo el Ministro de Salud de la Nación, quizás se registre este miércoles la de Pfizer. La de Pfizer puede ser registrada por la FDA y la de Oxford por Europa, y luego ser registradas en ANMAT. La vacuna rusa tiene que sortear más pruebas y no tenemos fecha de registro”, manifestó.

“Cuando haya vacunas registradas recién podremos hablar de fechas de inicio de vacunación. De registrarse a mitad de diciembre, pensamos que a mitad de enero se puede iniciar la vacunación, y tenemos que ver la cantidad de dosis que se podrán adquirir para ver a qué personas se va a vacunar. En todo el país la prioridad va a ser el personal de salud. Luego iremos cubriendo los demás grupos de riesgo”, señaló.

 

Repeticiones del plan

 

Otro factor a considerar es la aplicación de más de una dosis a lo largo del año, dado que algunas vacunas tendrían una efectividad de tres meses, por lo tanto la misma logística inicial debería mantenerse. En este caso la ministra consideró que la efectividad “se va a empezar a ver con la vacunación. Por ahora se aprobó la vacuna y se va a registrar en tiempos inéditos. La fase de eficacia se va a terminar de corroborar con el correr de los meses, a medida que se vaya vacunando y esto no es sólo para la vacuna rusa sino para todas”.

También informó que el viernes se reunieron las especialistas responsables de inmunización en el país con las fuerzas armadas “porque la logística y el almacenamiento se van a realizar en conjunto en todo el país. Nosotros también nos estamos reuniendo pero dependemos de datos precisos sobre el inicio de la vacunación”.

 

Curva en descenso

 

Finalmente se refirió a la situación epidemiológica en Río Grande, donde todavía hay transmisión comunitaria. “Nosotros no tomamos los partes diarios sino los datos por semana, que son los que marcan la evolución de la curva. Hay una merma, porque tuvimos el pico con 1.370 casos en una semana. Esto fue bajando semana a semana y la pasada tuvimos menos de 400 casos en Río Grande. Esto se refleja en el hospital, no tanto en la sala de terapia intensiva pero sí en el área de clínica médica”, concluyó.