Breves
Con un espectral silencio, la multitud presenció la recreación de la Operación Rosario cuando en la madrugada del 2 de abril de 1982 tropas argentinas encabezadas por comandos de elite de la Armada Argentina recuperaron nuestras Islas Malvinas.
Con un espectral silencio, la multitud presenció la recreación de la Operación Rosario cuando en la madrugada del 2 de abril de 1982 tropas argentinas encabezadas por comandos de elite de la Armada Argentina recuperaron nuestras Islas Malvinas.

Infantes de Marina recrearon la Operación Rosario

Durante la Vigilia del la tradicional ‘Vigilia esperando el 2 de Abril’ en Río Grande, los infantes de marina integrantes de la FAIA realizaron la recreación de la Operación Rosario, que fue la toma de las Islas Malvinas por parte de los argentinos y donde muriera en combate el capitán Pedro Giachino. Los soldados fueron aplaudidos por la multitud.

Río Grande.- Con un espectral silencio, la multitud presenció la recreación de la Operación Rosario cuando en la madrugada del 2 de abril de 1982 tropas argentinas encabezadas por comandos de elite de la Armada Argentina recuperaron nuestras Islas Malvinas.

Cabe recordar que durante dicha operación fue muerto el Capitán (post Mortem) Pedro Edgardo Giachino y heridos el segundo jefe de este pelotón, Diego García Quiroga y el cabo Ernesto Urbina.

Al respecto, el Capitán de Navío Fernando Terribile, Comandante de la Fuerza de Infantería de Marina Austral –FAIA por su acrónimo militar- comentó que “la Operación Rosario, más allá del hecho histórico tan caro a los argentinos, demostró en el terreno militar el éxito de una operación anfibia que en este caso buscó la recuperación de las Islas Malvinas y lo consiguió”.

Agregó que “en esa operación se produce la muerte del primer oficial de la Armada Argentina, Capitán de Fragata post mortem Pedro Edgardo Giachino y caen gravemente heridos el oficial García Quiroga y el cabo Urbina, que fueron a por su jefe herido y ellos también fueron alcanzados”.

Para el capitán Terribile, “lo glorioso de esta gesta y de esta operación es que tenían como objetivo no producir ninguna baja inglesa, tal cual lo ordenó el propio almirante Carlos Büsser antes de iniciar la Operación Rosario desde el buque ARA San Antonio porque él era el comandante de las fuerzas de desembarco que llevaron adelante la recuperación de Malvinas”.

El alto jefe militar resaltó que “hay que tener mucho valor al saber que uno va exponer su vida propia sin producir bajas en el enemigo y para nosotros y es lo que nos ha marcado en nuestra vida profesional como soldados”.

Cabe recordar que el capitán Pedro Giachino “es un hombre que conocía muy bien el territorio de Malvinas porque como todos sabemos Tierra del Fuego, donde sirvió, tiene una geografía semejante que nuestras Islas; él era Buzo Anfibio, conocía muy bien la tarea que iba a realizar, un hombre muy preparado, con un desarrollo profesional encomiable y realmente es y será para nosotros el gran ejemplo a seguir como oficiales de la Armada Argentina y especialmente en mi caso como infante de marina”.