Breves
acto audivic2

Contra el vaciamiento

Importante manifestación frente a la planta de Audivic

Un amplio abanico de sectores gremiales, políticos y sociales se hicieron presentes hoy en la planta de Audivic, para rechazar cualquier intento de vaciamiento de la empresa, exigir el pago de salarios y SAC adeudados, y pedir la reactivación de la producción en esa empresa. El titular de la UOM, Oscar Martínez, aseguró que se harán “las medidas que se deban hacer” en ese camino.

 

Distintos sectores gremiales como el Sindicato de Camioneros, el CEC, la CGT, SETIA, ANUSATE, ASIMRA, la Asociación del Personal Aeronáutico, la CTA Autónoma, SUTEF, Obras Sanitarias Región Sur, la UOM Seccional Río Grande, integrantes de la Cooperativa Renacer; las concejales Miriam “Laly” Mora y Verónica González; el senador (mc) Osvaldo López; sectores políticos como FORJA y la UST, entre otros, participaron de la convocatoria para rodear la planta de Audivic; ante el “intento de vaciamiento” que denunciaron durante el fin de semana los trabajadores de la empresa junto con el gremio metalúrgico.

 

En primer término una de las operarias de Audivic se dirigió a los presentes, leyendo una carta elaborada por los propios trabajadores. En ella describieron el panorama que encontraron el sábado, con máquinas desmontadas, embaladas, y faltante de materiales; mencionando que no encontraron responsables que dieran explicaciones. “Ante tal situación, lo interpretamos como un vaciamiento de la empresa”, dice la nota, recordando además que se encuentran “sin el cobro del mes de abril y sin certeza de los meses siguientes”.

 

También mencionaron que están “sin planificación de futuras producciones y sin asegurar la continuidad laboral. Sin propuesta escrita de un acuerdo de suspensión, con estos acontecimientos los trabajadores de Audivic nos sentimos con una total incertidumbre sobre nuestros puestos de trabajo”, señala el escrito recordando que se trata de la situación de “75 trabajadores, o mejor dicho 75 familias”.

 

Luego hablaron referentes de los distintos sectores, expresando su solidaridad y haciendo hincapié en la necesidad de profundizar las acciones conjuntas por el caso de Audivic y para cada conflicto o reclamo sectorial. Se dirigieron a los presentes el secretario de Prensa de Camioneros, Guillermo Vargas; el secretario General de la CGT y SETIA, Mariano Tejeda; una trabajadora de la Cooperativa Renacer de Ushuaia; el secretario Adjunto del Centro de Empleados de Comercio, Daniel Rivarola y el secretario General de la UOM Río Grande, Oscar Martínez.

 

Éste último se refirió al intenso frío que se vivió en la jornada, mencionando que  “no solo nos estamos calentando con los tachos con fuego, no estamos calentando con la bronca, con la indignación, con la rabia, con los puños apretados; de esta injusticia que nos vienen a golpear una vez más, cuando estos irresponsables como el caso del que fuera ministro de Gobierno en representación de la empresa pretende vaciarnos la poca alternativa que tenían los trabajadores de Audivic queriendo llevarse las máquinas”.

 

Reivindicó la acción gremial y la manifestación “para frenar que se llevaran las máquinas y para defender los puestos de trabajo y el derecho a seguir viviendo en Tierra del Fuego”. Agradeció “a todas y cada una de las organizaciones” presentes y “a los compañeros trabajadores de distintos sectores del movimiento obrero, que comprenden que la lucha es una sola y que estamos en el mismo lado y en el mismo lugar que hemos estado siempre los trabajadores de Tierra del Fuego”.

 

Lamentó “las expresiones volcadas en un panfleto por el ex ministro de Gobierno (por Gustavo Zanone), en complicidad con el actual Ministro de Industria (Ramiro Caballero); que pretenden desprestigiar el legítimo derecho de los trabajadores y las trabajadoras a defender su puesto de trabajo, su salario y también su derecho a seguir viviendo aquí”, dijo respecto de una publicación aparecida en las últimas horas, donde la empresa desmiente el vaciamiento.

 

Oscar Martínez advirtió que se encuentran “dispuestos a tomar las fábricas, a cortar las rutas, a tomar la Casa de Gobierno si es necesario, para defender los puestos de trabajo”. Denunciando como responsables de la situación a “la política que lleva adelante el Gobierno nacional, en complicidad con el Gobierno provincial que está totalmente vestido de amarillo para bailar y ser campeón de no sé qué danza, pero que no cumple con ninguna de las responsabilidades que tiene al frente de la provincia; para dar solución a cada uno de los distintos problemas que sufren el pueblo y los trabajadores”.

 

Aseguró que “pese a las denuncias presentadas por los trabajadores” el Ministerio de Trabajo de la Provincia “no convocó jamás a una sola audiencia”, que “el Ministerio de Industria, en la persona de su responsable, se ha negado a atender los reclamos” y “cuando la propia gobernadora (Rosana Bertone) que ha venido a hacer campaña, se ha negado a recibir a los trabajadores y la organización gremial”.

 

Señalando por último que “no tengan dudas que vamos a fortalecernos como siempre, en la unidad de los trabajadores, en el acompañamiento de cada una de las organizaciones solidarias; como se ha demostrado hoy”. Reclamando por último “que los compañeros cobren los salarios, que mantengan los puestos de trabajo y que esta unidad productiva siga generando más producción, más industria nacional y tratando de enfrentar la política del Gobierno nacional y la complicidad del Gobierno provincial”.