Breves
Iglesias aseveró que es una “situación difícil, escenario que no avizorábamos, pero teníamos entendido de que si podía suceder, pero el factor que incidió muchísimo fue esta fuerte devaluación y la corrida bancaria hacia dólar que hubo porque impacto negativamente en el animo de la gente, tanto del consumidor, como del comerciante en general debido a que uno no sabe bien donde está parado”, dijo a FM La Isla.
Iglesias aseveró que es una “situación difícil, escenario que no avizorábamos, pero teníamos entendido de que si podía suceder, pero el factor que incidió muchísimo fue esta fuerte devaluación y la corrida bancaria hacia dólar que hubo porque impacto negativamente en el animo de la gente, tanto del consumidor, como del comerciante en general debido a que uno no sabe bien donde está parado”, dijo a FM La Isla.

Cámara de Comercio

Iglesias: «¿Para quién es bueno realizar un paro?»

El Vicepresidente de la Cámara de Comercio de Río Grande, José Luis Iglesias, sostuvo que si “bien la Constitución nacional permite que el trabajador realice un paro, me pregunto para quien es bueno realizar un paro en este momento”. Aseguró que el acatamiento fue “totalmente dispar respecta de lo que sucedió en el sector público de lo sucedido en el privado”.

 

 

Iglesias también señaló que la “clase dirigente es mediocre, como así también lo es la clase política por lo cual si no buscamos la excelencia, lo único que vamos a tener cada vez más es una degradación del tejido social y productivo”.

 

En declaraciones a FM “Del Pueblo” manifestó que el lunes “se cumplió el paro dispuesto por la CGT, pero hablando en lo que es el comercio, tanto minorista o en comercios más chicos que son atendidos por sus dueños; abrieron por la necesidad de contar con dinero para pagar los aguinaldos que vencen el próximo 30 de junio, entonces era una realidad de caja que no podían soslayar”.

 

Sobre los supermercados manifestó que “tenían abierto, pero el personal no podía atender a la gente porque estaba restringida la entrada a los mismos por la gente del gremio del Centro de Empleados de Comercio, que de alguna forma quería que se cumplieran las pautas de la huelga establecidas a nivel nacional”.

 

Además señaló que los “distribuidores mayoristas que tenían la gente en la distribución y no fueron realizadas, simplemente tenían las tareas administrativas del manejo de las cuentas corrientes, de logística, y circunstancias por el estilo. Lo mismo paso con las estaciones de servicio donde no hubo expendio de combustible, al igual que tampoco llegaron los aviones, por lo cual fue una circunstancia bastante extraña”, especuló el comerciante.

 

En cambio sostuvo que el “acatamiento en el sector público fue distinto que en el privado, el Municipio trabajo, no vimos retenciones de tareas, pero tanto los bancos, como la AFIP no trabajaron”.

 

El dirigente de la Cámara de Comercio expresó que “todo lo que son este tipo de medidas, es decir un paro, son por un lado un derecho que tienen los trabajadores, el derecho a la huelga está reflejado en la Constitución, lo cual la posibilidad de poder hacer paro y realizarlo lo tienen. Pero lo que puedo preguntarme para quien es bueno un paro, evidentemente a algunos sectores les sirve como un llamado a reflexión, o para manifestar su disgusto, muchas veces los trabajadores son conscientes de que esto les genera una merma en sus ingresos porque el que no trabajó posiblemente no cobre. Entonces lo hace a costa de un sacrificio de su salario porque le parece que de esta forma gana en el contexto general en revertir situaciones que no le resultan de su agrado”.

 

Por otro lado esgrimió que cuando uno “ve las posibilidades del país, observa que las ve muy bien, pero cuando uno analiza de poder trabajar en esas posibilidades por el bien de todos, es más difícil porque por lo general tendemos a mirar la conveniencia propia, y no en el contexto del país. Por lo cual considero que somos unos dirigentes mediocres en general, hay una clase política mediocre, pasa como en todos los órdenes. Si no buscamos excelencia, y no premiamos a los que hacen mejor las cosas, lo único que vamos a tener cada vez más es una degradación del tejido social y productivo que es lo peor”, concluyó.